Opinion

-Venganza contra Olson por un solo meme

.

GPS / Columna

sábado, 02 julio 2022 | 05:00

-Riesgo enorme de una tragedia con migrantes

-Hasta 1,500 pesos por vacuna contra tétanos

-Autopréstamos entre los primos de Camargo

El solo hecho de compartir un meme que ataca la ideología de género fue el argumento ideal que dio el diputado panista, Carlos Olson, para ser el nuevo blanco de las feministas.

Es hasta vieja la imagen subida a redes por el legislador. De unas cebollas en el mercado con un rótulo que anuncia el precio del aguacate, con el mensaje de que la libertad de género les permite sentirse el producto que sea.

La desafortunada comparación de unos vegetales como humanos le ha costado cara a Olson Sanvicente en estos tiempos extremos de la corrección política.

Ya suman tres quejas contra el diputado en la Comisión Estatal de Derechos Humanos por parte de grupos defensores de la diversidad sexual dado que, en efecto, de acuerdo con las normas vigentes, la expresión de un legislador puede considerarse como violencia e incitación al odio.

Pero más allá de los reclamos legítimos, en al menos una de las quejas y tal vez de otras que vendrán están las manos vengadoras del ala femenil del corralismo. La misma Luz Estela “Lucha” Castro ha incitado al linchamiento del panista chapulín.

Especialmente después de dejar pasar la solicitud de juicio político, Olson ha sido duramente criticado por ese corralismo al que sirvió como subsecretario de Gobierno bajo el yugo directo de Javier Corral y Luis Fernando Mesta. Lo del meme les cayó como anillo al dedo a sus ahora rivales.

Aunque hoy el exfuncionario que presumía tener todo armado para meter a Maru Campos a la cárcel, ahora está alineado desde el Congreso con el Palacio.

Así, tiene pocos o ningún defensor a su favor porque en el bando al que perteneció no dejan de verlo como traidor y al que ahora pertenece también lo ven con recelo. Por eso, un solo meme le puede costar más caro todavía.

***

El pasado lunes 27 de junio la noticia sobre el hallazgo de un tráiler con 48 migrantes sin vida y otros más en estado crítico, algunos de los cuales fallecieron en hospitales, sacudió al mundo y puso en evidencia una vez más el drama de la migración.

También volvió a mostrar los riesgos a los que miles de personas se enfrentan día con día en su afán de llegar a suelo estadounidense.

Abordamos el tema porque Chihuahua no está exento del flujo migratorio al ser frontera con Estados Unidos y por lo tanto, el riesgo de una tragedia como la ocurrida en San Antonio, Texas es latente, sobre todo cuando prácticamente no existe la intervención de las autoridades. 

El Instituto Nacional de Migración (INM), a pesar de la relevancia que tiene el estado en el tema del flujo migratorio no ha sido más que un elefante blanco, con constantes cambios en sus titulares, pero sin resultados para resolver la problemática.

El jueves pasado por la noche fue el hallazgo de casi un centenar de migrantes en su mayoría centroamericanos, quienes se encontraban resguardados en un hotel localizado al sur de esta ciudad; en mayo, una cantidad similar fue localizada en una bodega y en septiembre del 2021 fueron casi 300 los migrantes localizados en una finca por la zona de Cerro Grande. 

Esto sin contar a los cientos o miles de migrantes que se aventuran a cruzar el desafiante desierto chihuahuense, ya sea por su cuenta, o bien, en manos de “polleros” vinculados con el crimen organizado, que llegan a cobrar desde los 5 mil hasta los 15 mil dólares por cada uno para cruzar la frontera y que luego los abandonan a su propia suerte.

Esto muestra que no estamos lejos de vivir una situación como la que se vivió en Texas, más aún cuando las autoridades migratorias brillan por su ausencia. 

***

Vaya sorpresa la que se han llevado derechohabientes de los diversos sistemas de salud pública que requieren de una vacuna contra el tétanos, pues resulta que el antídoto está agotado y no hay ni siquiera una fecha estimada para que haya disponibilidad.

El pretexto, quién sabe si real o mero invento, es que los laboratorios han dejado de producirla a raíz de la pandemia de Covid-19.

Las escasas vacunas sólo se pueden conseguir en el sector privado y su precio ronda los mil 500 pesos, cantidad sumamente elevada para una familia que subsiste con salarios bajos, insuficientes para cubrir las necesidades más elementales.

Si bien es cierto que son relativamente pocos los casos de tétanos que se llegan a presentar, gracias en gran medida al esquema de vacunación que se tiene en el país y al que todos los mexicanos tienen acceso, el riesgo es elevado. Basta una cortadura con algún objeto oxidado para que la enfermedad avance.

Es ahí cuando quienes sufren una herida de este tipo acuden al centro de salud para solicitar la vacuna y resulta que no hay disponibilidad. 

Actualmente a los menores se les protege con la vacuna tetravalente que es para hacer frente a diversos padecimientos.

***

Mañana domingo habrá reunión calientita de la Asociación Agrícola de Camargo (AAC), plataforma mediante la cual fue lanzado como candidato a presidente municipal el panista Jorge Aldana. 

Lo interesante es que el ahora alcalde y su primo el diputado Luis Aguilar aparecen como los villanos de la asociación, que ahora enfrenta una demanda del Gobierno del Estado porque no ha pagado un crédito por demás blandito que fue otorgado durante la pasada administración de Javier Corral.

A la AAC le depositaron cuatro milloncitos de pesos para otorgar apoyos a los pequeños productores asociados. No eran a fondo perdido, eran recursos con un crédito de bajo costo financiero y supuestamente tendrían como destino a los campesinos menos favorecidos.

Pues bien, los que llegaron a tomar el lugar de Aldana en la asociación encontraron que en las cuentas faltaban no esos cuatro millones de pesos sino seis millones, que fueron otorgados a crédito y nadie pagó.

La auditoría que habrán de presentar este domingo promete revelar cuál fue el destino de ese dinero otorgado a ciegas por el corralismo. Los recursos no pararon precisamente en la bolsa de los productores menos favorecidos sino en otras cuentas.

Entre los beneficiarios de los créditos no pagados, anticipan, vienen repetidos varias veces los apellidos Aguilar y Aldana, qué casualidad.

El daño patrimonial a la AAC está por encima, pues, de los seis millones y ni el alcalde ni el diputado se han tomado la molestia de explicar qué pasó durante la gestión pasada, cuando eran consentidos tanto con la nómina pública como con los “apoyos sociales” del corralato, que nomás llegaban a unos cuantos.