Opinion

-Viene mes de terror con la Ómicron

.

GPS / Columna

lunes, 27 diciembre 2021 | 05:00

-Más que buenas intenciones con los migrantes

-A los problemas reales en la sierra, ahora la grilla

-El terrenito que une a Blanco con Fierro

Hasta enero sesionará el Consejo Estatal de Salud, pero por las alzas en los contagios de Covid es muy probable que durante esta semana sean definidas nuevas acciones contra la pandemia.

El secretario estatal de Salud, Fernando Sandoval Magallanes, ha externado en corto su preocupación por el avance del virus pese al alto porcentaje de población vacunada.

A eso se suma la inminente aparición de la variante Ómicron en Chihuahua, que augura cuando menos un mes más de terror para el sistema hospitalario, algo avanzado en su reconversión, pero igual que hace unos meses no está en su mejor momento.

Por eso, parece que no hay forma de aguantar hasta enero la estrategia para hacerle frente al Covid, que se ha ido construyendo con aportaciones del sector privado, temeroso ante posibles cierres obligados; y las cabezas de todas las dependencias públicas involucradas.

Obviamente es el color naranja el que sigue en el semáforo de riesgo epidemiológico, pero la situación no es la misma en la capital que en Delicias, en la sierra que en Juárez u otras latitudes.

Ese factor llevaría a mayores restricciones regionalizadas, pero también a inversiones emergentes en los hospitales ubicados en los puntos críticos de la entidad.

Así, se espera que sea antes de que termine el año cuando el equipo estatal que encabeza Sandoval Magallanes tenga definiciones claras sobre la ruta a seguir, con las menores afectaciones posibles a la vida productiva de la entidad.

Porque es el gran reto, no colapsar de nuevo la actividad productiva con medidas irracionales, dado que ello termina siendo peor que la enfermedad, en especial para las familias más pobres que deben salir cada día a buscar el sustento diario.

***

Se requieren algo más que buenas intenciones por parte del Instituto Nacional de Migración, al disolver la última caravana de migrantes y enviarlos a distintos puntos del territorio nacional, entre ellos esta entidad, en particular Ciudad Juárez. Es clarísima la condición de México como tercer país seguro.

Para estas horas los migrantes ya fueron recibidos y distribuidos a albergues, con la visa y Curp, que les permitirá incorporarse a las actividades productivas en tanto realizan tramites en busca de visa humanitaria en Estados Unidos.

Pocos de ellos tendrán siquiera una oportunidad de recibir la visa en la Unión Americana, por lo que en resumidas cuentas serán absorbidos por la actividad económica de la frontera. Los que quieran –porque no están obligados- encontrarán empleo, tendrán licencia de conducir, recibirán servicios médicos y educativos.

No tiene nada de malo esto. Lo que si es cierto es que hasta en tanto adquieren solvencia económica tendrán que permanecer en albergues, y éstos funcionan en su mayoría con recursos estatales, municipales y privados. Los recursos federales llegan a cuenta gotas, si es que llegan.

Por eso decimos que deberán ponerse las pilas los operadores de la 4T para atender las necesidades de dichos migrantes y sus familias, pero no solo de estos últimos que llegaron en cómoda transportación, sino la de los miles que ya se encuentran en la frontera y que viven en condiciones infrahumanas, porque esa es una realidad que el Gobierno federal se empeña en ignorar aun y cuando es un hecho patente en las calles de esta y otras ciudades de la entidad.

***

Han de estar muy desesperados por reclutar en las fuerzas armadas, porque están enviando a su personal a realizar difusión y entregar folletos a los centros comerciales.

Así es. Se trata de un grupo de militares en uniforme de camuflaje y otros de gala, realizando promoción en Plaza Sendero, al norte de la ciudad.

Se promueve la incorporación a cualquiera de las escuelas que integran el Sistema Educativo Militar, entre ellos el Heroico Colegio Militar, el Colegio del Aire, la Escuela Militar de Tropas Especialistas de la Fuerza Aérea o la Escuela Militar de Medicina, entre otras más.

“La educación militar es un proceso de transformación física, mental y cultural de hombres y mujeres, que, a través del Sistema Educativo Militar, te ofrece opciones a nivel universitario”, se lee en el folleto.

La convocatoria es para hombres y mujeres, mayores de 18 años, con promedio mínimo de 7 en preparatoria, sin antecedentes penales, con estatura superior a los 1.58 metros.

La peculiar promoción llamó la atención, sobre todo porque es realizada por personal de tropa y no cadetes como antes se ha visto.

***

Durante los cinco años de la administración corralista se agudizó el desplazamiento y asesinato de personas en la sierra de Chihuahua, con motivo del trasiego y siembra de droga, así como la tala clandestina de bosques.

Es una vorágine donde caso emblemático es el de Julián Carrillo, asesinado en 2018. Antes que él cinco familiares suyos directos habían sido muertos, entre ellos su hijo Víctor.

Isidro Baldenegro es otra víctima de esta violencia imparable, que desafortunadamente no ha sido detenida.

La presencia de la autoridad no ha sido lo suficiente para detener el desplazamiento y los homicidios.

Con Corral hubo un silencio cómplice, pese a que las denuncias continuaron, sin que existiera voluntad real por intervenir.

Tendrá ahora Enrique Rascón, el titular de la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas que empujar una solución de fondo, no sólo con la Fiscalía General que encabeza Roberto Fierro, sino con todas las corporaciones, en busca de romper la dinámica de violencia que, hasta estas fechas continúa, responsabilidad de la inacción anterior.

Tarea nada sencilla porque debe agregarse la grilla de quienes callaron antes y hoy retoman las denuncias que jamás debieron abandonar por la cómoda nómina.

Son necesarias acciones más allá de la entrega de apoyos sociales para la foto, como se ha hecho antes y aún hoy sigue.

***

Centro de Arrendamiento Blaza Sociedad Anónima de Capital Variable, Juan Blanco Zaldívar y Luis Fierro Ramírez, son de esas historias entrelazadas. Tienen en común la serie de escándalos en que han estado involucrados, y la compra venta de un sencillo terrenito en la colonia Magisterial.

El exrector llega a la colonia Magisterial cuando compra allá en el 2002 una casa en cerca de doscientos mil pesos, sobre la calle Ayuntamiento.

Evidentemente la vivienda no daba para cochera amplia, por lo que un año después decide comprar un terreno que queda enfrentito de su casa. Ideal para estacionamiento.

Es un lote que le vendieron en poco más de doscientos mil pesos, adquirido precisamente a la empresa de Juan Blanco, aunque en esta ocasión actuó como apoderado uno de sus hermanos.

Tres años después, Blaza cayó en escándalo, con sendas demandas mercantiles y administrativas. Le debía al Fideicomiso de Actividades Productivas de Chihuahua (Fideapech) algo así como un millón de pesos, otorgados por parte del fideicomiso Todos somos Juárez, para la adquisición de bienes.

Por esas mismas fechas la Unión Progreso demandó por el impago de un crédito de siete millones de pesos, donde estuvo involucrada la icónica pizzería de Blanco.

Hoy Fierro Ramírez enfrenta también el escándalo. Las licitaciones frustradas este año, el crédito rarísimo con Santander por 3.5 millones para adquisición de su nueva mansión, y otros muchos detalles, empatan su historia reciente con Blaza, con quien se cruzó en el camino por un terrenito.