PUBLICIDAD

Opinion

Bastión contra el crimen: Aplicación de la ley y estado de derecho

.

Jaime Rodríguez Chacón

sábado, 19 enero 2019 | 01:21

Cuando miré las imágenes del asalto a un tráiler que transportaba ganado, por una turba que, sacaron a jalones a los semovientes, y aún, destazaron una de las reses a un lado del camino, sin que autoridad alguna  lo impidiera y menos, fuesen consignados los ejecutores de dicho latrocinio ante la autoridad competente, me dio vergüenza  y  con pesar me dije: ¿En qué clase de país vivimos?  ¿Qué clase de autoridades tenemos?

¿Qué pasaría si eso ocurriese por ejemplo en Norte América?  El transportista defendería su camión y su mercancía a balazos y, si algún delincuente resultase muerto o herido el  ciudadano  argüiría que fue en defensa propia, pues, nadie debe ser molestado ni agredido en su propiedad; allá sí se aplica el estado de derecho. –En la cultura gringa está muy arraigada la idea del derecho a la propiedad privada - Pero aquí en México no hay garantías, los delincuentes están sobreprotegidos por los derecho- humanistas.

Si un delincuente ingresa a nuestra propiedad y trae un cuchillo, tendríamos que buscar otro igual y de la misma marca para defendernos, pues, si usásemos una pistola, presupondría la autoridad una mayor ventaja  sobre el hipotético malandro y, si lo “tronamos”, podríamos ser culpados por homicidio.

Había un señor dueño de una paletería, se supo que los malandrines ingresaban a su negocio, tomaban mercancía y echaban a correr; un día, sorprendió a uno de ellos robando, estaba muy molesto, con pistola en mano, pues ya lo tenían cansado; el soberbio malandrín retó al honesto  dueño de la paletería diciéndole: “truénala” a lo cual él  respondió: ¡pues no me dices dos veces, hijo de tal por cual!  Para la buena fortuna del ratero, sobrevivió.

La no aplicación de la ley  y falta de estado de derecho  son concesiones para los delincuentes, toman fuerza al no ser consignados; además, a propósito o por incapacidad, la autoridad  no integra  bien los expedientes o dejan cabos sueltos, ya que, los policías no están capacitados para el nuevo sistema penal acusatorio  y, si acaso son procesados, muchos salen por la puerta giratoria, falla que tampoco los legisladores han resuelto; también,  confían que los derechos humanos están para protegerlos y, algunos así, evitan pisar la cárcel.

Con relación a las acciones contra el huachicoleo, no todo se le puede criticar al Señor presidente Andrés Manuel, hay  que reconocer su valor al decir:”Tengo miedo, pero no soy cobarde” ya que,  es el único  que ha hecho algo en 18 años de delincuencia organizada, que ha convertido a México en un gigantesco cementerio con un cuarto de millón de víctimas, generados  -entre otros- por cinco principales capos de la delincuencia y el huachicoleo en México ; aunque, es criticable la forma, pues, podría haber habido primero una silenciosa investigación y golpes certeros al crimen, sin cerrar los ductos de combustible, cuyas pérdidas algunos estiman hasta en 40,000 millones de pesos.

Ciudadanos, empresas y el comercio, han sufrido los efectos colaterales del cierre parcial de ductos de Pemex  con cuantiosas pérdidas económicas.

El presidente de la Confederación de las Cámaras Nacionales de Comercio Servicios y Turismo (Concanaco) José Manuel López Campos, dijo que: "las pérdidas por falta de gasolina en algunos estados del bajío, llegan casi a los cinco mil millones de pesos  y podrían alcanzar los 18 mil millones  si se consideran factores indirectos que afectan a la competitividad”. Afirmo que: “El tema del combate al robo de combustible debe terminar en fincar responsabilidades a los culpables.” El funcionario de la PGR, Roberto Ochoa Romero dijo que: "En materia de hidrocarburos se han iniciado mil 839 carpetas de investigación” y, dicen tener  435 detenidos ¿Quiénes son?  ¿En qué penales están? Ojalá se integre bien los expedientes y se apruebe mientras están guardados, como delito grave el robo de hidrocarburos.

No se equivoque señor presidente, usted, que dice que los mexicanos somos honestos (no todos) vea las imágenes de pueblos enteros  en el robo hormiga de combustible, asalto a trenes, robo de ganado, cuantiosas pérdidas por toma de casetas de peaje, y una total anarquía y falta de autoridad; vea las colonias enteras que se roban a lo descarado la energía eléctrica, mismos a quienes usted prometió un “borrón y cuenta nueva” cuando era candidato. ¿Por qué los ciudadanos cumplidos, tendrían que pagar esos 50,000 millones de pesos en pérdidas de la CFE por diablitos?

Pongamos un caso hipotético: Si todas esas personas que transgreden la ley aquí en México: que se roban  la gasolina, asaltan trenes, se roban los granos,  ganado y  demás; si se accidentase un camión de la Coca Cola,-por ejemplo- todos correrían por las cocas, hasta para surtir su tiendita- ¿Qué pasaría, si algunos de ellos obtuvieran su visa norteamericana y decidieran irse a los Estados Unidos? En cuanto cruzasen  la frontera, sufrirían una mutación moral: Respetando los semáforos, sin tirar basura, nada de robar ni de escandalizar el fin de semana,  porque se tomaron unas Budweiser, ya que, algunos, lejos de su terruño y nostálgicos, con el alcohol, se podrían transformar  emitiendo ese gutural quejido clásico mexicano de: ¡hay, hay, hay, hay! Como si el diablo les picara las costillas con el tridente, resultado de unos sorbos de bebidas espiritistas a la panza.  No, nada de eso, tienen que andar bien ordenados porque, si no cumples con el reglamento de convivencia vecinal, le llaman a la autoridad y vas "pa arriba" o te deportan y, eso, sólo hablando de delitos menores, tratándose de delincuentes, éstos, son sometidos a juicio y llevados a prisión sin importar que sean famosos o tengan mucho dinero. Para muestra un botón: El juicio del siglo.

Entonces, no es con buenos consejos como la sociedad va a cambiar, sino, con la aplicación de la ley y el estado de derecho.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD