Opinion

A cruzar el Rubicón

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 04 abril 2021 | 05:00

“Y que los electores lo resuelvan todo”.

Hoy arranca la contienda por la gubernatura, dos punteros, dos visiones, Maru Campos y Juan Carlos Loera. Los chihuahuenses nos jugamos el todo por el todo, el manejo del Estado sin persecuciones para venganzas personales, sin odios, sin luchas fratricidas, con respeto al estado de derecho, sin colores rencorosos, el crecimiento florece en la armonía en la paz social y respeto a las mujeres, sin importar credo o signos partidarios, no es tiempo de los jacobinos, ni de camisas negras o pardas, del fascismo que aún anida en envolturas con rostro democrático, no es tiempo de comunicadores que atacan honras ajenas, porque no pueden defender las propias, la noticia como boletín de prensa del gobierno en turno. 

Como parte oficial, hace casi 5 años se declaró que el estado se encontraba en bancarrota, en arcas del erario sólo había 21 millones de pesos, con una deuda pública muy alta, la cual no disminuyó, se incrementó a 60 mil millones. Se ofertó empleo, según la Encuesta Nacional de Empleo y Ocupación del Inegi, en marzo de 2019, la tasa de desocupación en Chihuahua era del 3.3, en 2020, aumentó a un 3.6. 

Recordemos que a principios del año, el Congreso local negó al gobernador contratar deuda de largo plazo por mil 898 millones de pesos, lo que habría comprometido participaciones federales por 20 años, a fin de iniciar o continuar 293 obras, a sólo siete meses de que concluya su administración.

Además del desempleo creciente, se prometió disminuir la pobreza, estudios recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) revelan que haciendo una comparación del cuarto trimestre del 2019 al mismo periodo del 2020, se incrementó 5.2 puntos porcentuales, es decir, aumentó el número de personas que tienen un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria. Otra promesa, fue combatir la delincuencia, la Fiscalía General del Estado reportó que en cuatro años de gobierno alcanzó un 96% de efectividad en órdenes de aprehensión ejecutadas, disminuyó un 75% los delitos de alto impacto, descendieron los casos de abuso sexual, extorsión y secuestro; logró un 70% de efectividad en el aseguramiento de vehículos con reporte de robo; a pesar de esto, hubo 10 mil homicidios quizás por esta razón, en la encuesta de Arias Consultores, un 81% de los encuestados se siente inseguro, el sentimiento generalizado es que vivimos intranquilos. 

Otro compromiso inconcluso fue la universidad gratuita, recordemos lo dicho por Pablo Cuarón Galindo, ex secretario de Educación y Deporte del gobierno estatal, a días de la toma de protesta “la educación gratuita no es viable, ya que una universidad debe tener ingresos propios para sostenerse y menos con las condiciones financieras en las que se entregó la entidad, por lo no en esta administración estatal no se aplicará la universidad gratuita. Fue una promesa hecha con el corazón no con la razón”.

Chihuahua no palpa obra pública, hospitalaria y educativa; el gobierno se caracterizó por impulsar una persecución política férrea contra adversarios políticos, externos e internos, opinar distinto marcaba la pauta para el hostigamiento.

En materia de género, Chihuahua es puntero en agresiones sexuales, violencia doméstica, feminicidios, acosos y violencia política; a pesar de los índices, el estado se niega a declarar la Alerta de Género; aumento el número de víctimas de tortura y desaparecidos. Ningún gobierno es feminista mientras que el sistema en el que vivimos sea patriarcal.

Según el reporte de consultoras nacionales de prestigio, ubican al mandatario en último lugar de entre todos los gobernadores del país. 

Esto aunado, al desamparo de la 4T, quien hasta ahora no ha tendido puentes de diálogo para mejorar las condiciones de las y los chihuahuenses, quienes viven en la zozobra por el mal manejo de temas prioritarios como empleo, salud, seguridad, campo, energía e hidrocarburos, diplomacia, mujeres y cambio climático. Impensable que un presidente al cuestionarlo sobre un tema que viola nuestra Carta Magna, como el de la reforma eléctrica, responda con tanta irresponsabilidad y ligereza, “si es inconstitucional, reformamos la constitución”. Órganos como el INE pretenden ser eliminados por el sistema, un sistema de justicia supeditado.

Las críticas sobre el manejo de la pandemia del coronavirus sigue creciendo, se registran casi 200 mil fallecidos y más de 2 millones 250 mil casos, en Chihuahua suman casi 46 mil casos y más de 4,400 fallecidos y la cuenta pareciera no tener fin, datos de expertos señalan que el número de fallecidos alcanza el doble. La economía vive su peor desplome en ocho décadas, y más de 1.1 millones de personas perdieron sus trabajos de marzo a junio, debido a la falta de apoyo y mal manejo del gobierno.

Expertos han criticado su gestión, con argumentos sólidos, se retiraron recursos para estancias infantiles, centros de atención a mujeres violentadas, apoyos a los que tienen enfermedades de cáncer, quitó el seguro popular para universarlo en un modelo que deja mucho que desear, no hay medicamentos del cuadro básico, retiró la construcción de una de las cerveceras más importantes del mundo en la frontera, quitó la inversión y la generación de empleos, en desacuerdo público con las principales farmacéuticas, motivo por el cual no hay medicamentos de especialidades  y los niños y niñas con cáncer lo están padeciendo.

Retiró de un plumazo fideicomisos y apoyo para la ciencia, el deporte y la cultura, somos de los últimos lugares a nivel mundial en vacunación, con más muertes de médicos y enfermeras en el mundo, niños y niñas sin vacunas de polio y sarampión, van 6 apagones a nivel nacional y amenaza con más. Eliminó todos los apoyos al agro mexicano, los productores, ganaderos ven cómo su trabajo, su sustento familiar se muere.

Tema crucial en Chihuahua, el agua que surte los cultivos y ranchos ganaderos en la zona centro sur del estado por pagar un Tratado alevoso, desde la década de los 40´s, el desdén por descalificar al campo chihuahuense queda más que manifiesto, retiró millones de metros cúbicos de las presas para ser enviadas a Estados Unidos. 

Estaremos atentos al desarrollo de la campaña, esperando sean limpias, justas, de propuestas razonadas, sin golpeteo mediático y persecución política, las y los chihuahuenses estamos conscientes de lo que queremos para nuestras familias, para nuestra entidad, la unidad, el crecimiento económico, el respeto de género, seguridad, empleo, salud y rescatar las etnias que viven en el total abandono, se pueden constatar en los cruces comerciales, familias completas viviendo de limosnas. Al tiempo. Sumemos voces.