Opinion

Andrés Manuel ¿el soñador?

.

Arturo Limón D.

domingo, 14 noviembre 2021 | 05:00

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”

Citado por Eduardo Galeano

 

Me resisto a introducir el tema que deseo tratar hoy, sin mencionar un pasaje bíblico que estimo es  pertinente al tema  a tratar y es la historia de José llamado El Soñador, de quien se cuenta lo siguiente,  “José fue el undécimo hijo de los doce que tuvo Jacob, (en virtud de que) su madre fue Raquel (de quien él siempre estuvo enamorado). Jacob lo amaba más que a sus otros hijos y ello produjo la envidia de sus hermanos.

José tenía a su vez sueños en los que aparecía alzado por encima de éstos y prediciendo lo que iba a suceder en el futuro, cuenta la historia bíblica que fue requerido  para interpretar el sueño de “Faraón quien soñó con siete vacas flacas que se comían a siete gordas, y siete espigas marchitas que se comían a siete espigas gordas. ... José reveló al Faraón que su sueño anunciaba siete años de abundancia, justo antes de una hambruna que también duraría siete años”.

Su capacidad de previsión le ganó la confianza de Faraón y la historia de la forma en que pudo salvar a sus hermanos y aun al pueblo egipcio de la hambruna es proverbial y se ha relatado por siglos en la Biblia, me recordé de esta historia cuando el lunes pasado el Presidente Andrés Manuel López Obrador  realizo su comparecencia cuando México asumió este lunes la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU para el mes de noviembre. Este consejo está conformado por 15 países, y durante este onceavo mes del año, México impulsará diversos temas de su agenda de seguridad de cierto que su discurso generó polémica como suelen hacerlo sus expresiones así sean emitidas en las reuniones mañaneras que él ha popularizado o en comparecencias como esta tan singular desde Nueva York.

Reproduzco aquí fragmentos del texto y algunas consideraciones sobre el mismo que a la letra señala;

“No vengo a hablar de seguridad como sinónimo de poderío militar ni como argumento para el empleo de la fuerza contra nadie; en cambio, mi planteamiento se basa en lo que postuló ese titán de las libertades, según Pablo Neruda, que fue el presidente Franklin Delano Roosevelt, cuando se creó la Organización de las Naciones Unidas: el derecho a una vida libre de temores y miserias, que sigue siendo el más sólido fundamento de la seguridad para todas las sociedades y los Estados” (Estimo que difícilmente alguien puede objetar la arenga Lópezobradorista tan conocida de su política interior que señala constantemente que; “Por el bien de todos primero los  pobres”.

Y si se me permite a nadie engañó cuando dijo que; “La mejor política exterior es una buena política interior”.

Así las cosas que desde su actual encargo pueda refrendar que,  el barco de la humanidad no irá lejos sin los remos de la fraternidad, a mí al menos, no me sorprendió, quizás porque opté hace tiempo por ser  un ingenuo como le llaman a él.

LA CORRUPCIÓN ES LA SERPIENTE QUE IMPIDE LA SEGURIDAD  

ASÍ LA DEFINE “El principal obstáculo para el ejercicio de ese derecho es la corrupción en todas sus expresiones: los poderes transnacionales, la opulencia y la frivolidad como formas de vida de las élites; el modelo neoliberal que socializa pérdidas, privatiza ganancias y alienta el saqueo de los recursos naturales y de los bienes de pueblos y naciones”.

Es corrupción el que tribunales castiguen a quienes no tienen con qué comprar su inocencia y protejan a potentados y a grandes corporaciones empresariales que roban al erario (puedo agregar que lo hacen secuestrando los servicios públicos como la telefonía, el agua, la educación y cada vez más, ahora con el Covid, la salud) si o no pagan impuestos; es corrupción la impunidad de quienes solapan y esconden fondos ilícitos en paraísos fiscales; y es corrupción también la usura que practican accionistas y administradores de los llamados fondos buitres, sin perder siquiera su respetabilidad.

Sería hipócrita ignorar que el principal problema del planeta es la corrupción en todas sus dimensiones: la política, la moral, la económica, la legal, la fiscal y la financiera; sería insensato omitir que la corrupción es la causa principal de la desigualdad, de la pobreza, de la frustración, de la violencia, de la migración y de graves conflictos sociales. (Agregaría aquí que cada vez como lo he referido antes son claros los colmillos de esa serpiente que son; avaricia y egoísmo).

AQUÍ SUS EXPRESIONES

AVARICIA “Estamos en decadencia porque nunca antes en la historia del mundo se había acumulado tanta riqueza en tan pocas manos mediante el influyentismo y a costa del sufrimiento de otras personas, privatizando lo que es de todos o lo que no debe tener dueño; adulterando las leyes para legalizar lo inmoral; desvirtuando valores sociales para hacer que lo abominable parezca negocio aceptable”.

EGOÍSMO. “Veamos, por ejemplo, lo sucedido con la distribución de la vacuna contra el Covid-19. Mientras las farmacéuticas privadas han vendido el 94 por ciento de las vacunas, el mecanismo Covax, creado por la ONU, para países pobres, apenas ha distribuido el 6 por ciento; un doloroso y rotundo fracaso”.

“… el espíritu de cooperación pierde terreno ante el afán de lucro y con ello nos deslizamos de la civilización a la barbarie y caminamos como enajenados, olvidando principios morales y dando la espalda a los dolores de la humanidad.

Si no somos capaces de revertir estas tendencias mediante acciones concretas, no podremos resolver ninguno de los otros problemas que aquejan a los pueblos del mundo” ¡VAYA DESAFÍO!

¿POR QUÉ EMPATIZAR CON ESTE SOÑADOR?

Hace 34 años 1987 me sume a la tarea ecologista que en se momento era una utopía más, misma que se debatía en los márgenes de lo social,  pero hoy se está convirtiendo en la ÚLTIMA UTOPÍA QUE ESTAMOS OBLIGADOS A REALIZAR, si deseamos frenar la extinción de especies y la vida humana, que nos amenaza con ya que el dramático rostro del CAMBIO CLIMÁTICO ASÍ LO EXIGE.

Sobre el feminismo que era otra idea que apenas aprecia en los márgenes de lo social diré que, hace 23 años 1998,  estando en campaña por la gubernatura estatal, tenía conciencia y  veía morir a 120 mujeres  que llamaron eufemísticamente LAS MUERTAS DE JUÁREZ, hoy esa psicopatía de nombre feminicidio corroe a la nación y a Latinoamérica toda SUMANDO MILES DE FEMINCIDIOS ¿QUÉ PODEMOS HACER? ¿SÓLO ACEPTARLA QUE ASÍ ES O COMBATIRLA?

CREO QUE ES ADECUADA LA POSICIÓN DEL PRESIDENTE DE LLEVAR LA ESENCIA DEL PROBLEMA MÁS ALLÁ DE LA APARIENCIA, SÓLO ASÍ PODEMOS COBRAR CONCIENCIA Y CAMBIAR.

COROLARIO

¿O acaso no hemos cambiado un poco en estas décadas, cuando Chihuahua estado,  como laboratorio de nuevo tiene por primera vez en la nación a tres mujeres empoderadas en los cargos titulares de los TRES PODERES ESTATALES?

PARA ESO ES LA UTOPÍA ALCANZABLE DIRÉ, PARA SOÑAR, APRENDER Y HACER POSIBLE LAS TRANSFORMACIONES.