Opinion

Andrés tiene estrés, otra vez

.

Manuel Narváez Narváez

jueves, 11 junio 2020 | 05:00

Dios bendito, ten piedad de nosotros. No sé si merezcamos este castigo, pero llegué a pensar que con Peña Nieto saldábamos cuentas.

La única palabra que encontré para describir el acto propagandístico del presidente de México al dar a conocer otro supuesto “complot” contra él y su gobierno, fue: DEMENCIAL.

Jamás, jamás, créanme, jamás había sido testigo de tan descomunal y ridícula historia presidencial de conspiración. Con toda la desfachatez que lo caracteriza, aprovechándose de la atención mediática y usando recursos públicos, Andrés Manuel presentó la charada más absurda de que se tenga memoria en este país.  

BOA, son las siglas del Bloque Opositor Amplio, en el que fantasiosa y sospechosamente estarían inmiscuidos todos los personajes públicos que han hecho hincapié en los yerros del actual régimen, así como instituciones públicas las que afanosamente busca controlar desde que asumió el poder.

El supuesto documento del “complot” habría llegado hasta la oficina del Palacio presidencial, es decir, el incógnito (o incógnita) entró como Juan (o Juana) por su casa; burló toda la seguridad y dejó inocentemente, sin que nadie se diera cuenta, el “papiro de la conspiración”. Que exhiban los videos.

Y como si la soberana burla al pueblo de México no fuera suficiente, en el detalle del ocurso de la sublevación, el tabasqueño sugiere que todos los “implicados” se pondrían de acuerdo para derrocarlo. 

En verdad alguien se cree esa estupidez de que personajes tan diferentes entre sí, con profundas divergencias ideológicas y de intereses vayan a converger por el solo hecho de ganarle las elecciones en el 2021? Que chafas resultaron, en serio.

Como no podía faltar el cierre de pinzas, el primer lambiscón del Senado, el expriísta Ricardo Monreal, dio por hecho lo dicho por López Obrador; estas fueron sus palabras: “Monreal pide que BOA no cometa actos ilícitos o conductas antijurídicas”; https://www.24-horas.mx/2020/06/09/monreal-pide-que-boa-no-cometa-actos-ilicitos-o-conductas-antijuridicas/

Estimados lectores, solo dos cosas quiero puntualizar.

Primera:

Suponiendo sin conceder que, los presuntos involucrados se pusieron de acuerdo para juntarse y quitar del poder a López y su partido, la verdad es que no existe ninguna restricción o impedimento legal para hacerlo por la vía del sufragio.

La carta magna reconoce derechos humanos como la libertad de asociación, la libertad de expresión, libertad de tránsito, derecho a votar y ser votado. Así que antes que prejuzgar, existe la presunción de inocencia, además: “Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”. Art. 16 CPEUM.

Segunda.- Este episodio vergonzoso no debe quedar como una vacilada o como material para memes. A todas luces esto supone una amenaza velada para la maltrecha democracia mexicana, y si me apuran, el presidente estaría incitando a sus huestes a atacar a sus oponentes declarados. Ya lo hizo en el 2006 cuando incitó a la sedición y a la rebelión.

En el menor de los supuestos este distractor es para minimizar el impacto de las 117 personas asesinadas el 7 de junio, en 26 de las 32 entidades federativas; por la pérdida de empleos como consecuencia de la peste, que se ubicaría en 1.8 millones; por la caída hasta -8.5% del PIB, por el aumento del descontento social frente a las agresiones a las mujeres, por el abandono al personal de salud y por el desprecio a la clase trabajadora, a la clase media y a los profesionistas. En todo caso, se estaría vacunando contra el fracaso.

Lamentablemente Andrés Manuel ya no puede con el paquete y busca, a través de MORENA, su grupo de choque, intimidar y perseguir a la oposición para reducir los riesgos de la derrota que se les viene encima.

P. D. Si eres prianista y estas en la lista o eres conservador u opositor, tengan cuidado porque vienen tiempos de terror con Obrador.

Es cuanto

Email: narvaez.manuel.arturo@gmail.com