Opinion

Así las cosas con el mundial en Qatar

.

Armando Cabada

martes, 22 noviembre 2022 | 05:00

Las frases y refranes pueden ser contundentes por varias razones, las más comunes suelen ser por lo que dicen y sus enseñanzas y por quién lo dijo. En el mundo del futbol, hay una frase que cumple perfectamente con los dos requisitos, expresa lo que tiene que decir y, lo dice quien sabe bastante del tema; me refiero a la frase del exfutbolista y motivador argentino Jorge Valdano, la frase es: “el fútbol es la cosa más importante entre las cosas menos importantes”.

De manera personal y sin ánimo de imponer mi criterio sobre el de ustedes, amables lectores, es que en el momento en que el futbol llega a ocupar el espacio más importante de nuestras vidas, debemos de revisar claramente nuestras prioridades para no lastimar nuestra vida familiar y profesional. Sin embargo, hay un espacio que se abre cada cuatro años, donde el futbol se viste de fiesta y nos muestra más razones para disfrutarlo… me refiero al mundial de futbol.

Este año el mundial se lleva a cabo en un país distinto a los demás donde se han realizado los otros, me refiero a Qatar, un pequeño país ubicado en una fracción de la península arábiga que, sin embargo, posee una gran reserva de gas natural que lo coloca en la tercera posición de gas natural a nivel mundial, con lo que se ha convertido en el país con mayor renta per cápita del planeta. Es una monarquía absoluta con leyes y reglas muy estrictas en cuanto a su religión y su convivencia social.

Estas reglas y leyes han causado gran controversia sobre el motivo que llevó a la FIFA a tomar la decisión de realizar el mundial en un pequeño país donde los aficionados tendrán que cambiar radicalmente el ambiente mundialista tal y como lo conocemos. En esto debo ser claro, no significa que el punto más puro de la competencia futbolística no será modificado, esto es que no hay cambios en la competencia ni las del juego, pero todo lo que viene alrededor del mundial tiene otras implicaciones.

En Qatar está prohibido ingerir bebidas alcohólicas, durante el mundial inicialmente se había permitido beber un número limitado de cervezas en el estadio, sin embargo, dos días antes de iniciar la competencia mundialista se dio marcha atrás y se prohibió consumir en el estadio y en los alrededores, lo que significa un fuerte revés a la cervecera Anheuser-Busch inveb que además es uno de los patrocinadores más importantes del evento.

Otra de las prohibiciones que está causando incomodidades entre los visitantes es que no se permite fumar o vapear en público. Sin embargo, tal vez lo menos publicitado en cuanto a las cosas que los visitantes deben cumplir, es la cuestión de la vestimenta, ya que las autoridades recomiendan a los visitantes usar vestimenta que cubra los hombros y las rodillas bajo riesgo de ser acusados de conducta indecorosa y ser sometidos a multas y a castigos corporales.

Todo esto que les comento queridos lectores, tiene que ver con la responsabilidad que tenemos al visitar cualquier país que tiene costumbres y tradiciones diferentes a las nuestras. El carácter festivo de los mexicanos es conocido y reconocido por muchos países en el mundo, sin embargo, el respeto a los demás debe ser un signo que también nos debe distinguir. 

Cuando aceptamos comprar boletos de avión, tramitar nuestras visas y permisos, comprar los boletos para asistir a los partidos y todas las demás actividades que se desarrollan alrededor del mundial, también estamos aceptando las condiciones que se imponen por las autoridades, por eso, más allá de si Qatar incurre en condiciones que alteren los derechos humanos (los cuales deben ser peleados en vías diplomáticas) debemos sujetarnos a las leyes y reglamentos del país anfitrión.

Debemos esperar pues que todos los visitantes se comporten de manera adecuada, sin alterar las condiciones establecidas, sabiendo que hay personas en casa que los esperan y que, ante todo, como dijo Valdano, el futbol es la cosa más importante entre las cosas menos importantes.