Opinion

Audio: Razones por las que intenta sólo salvar el pellejo

.

La Columna de El Diario
sábado, 26 enero 2019 | 21:58
El Diario

Lo que mal empezó mal va terminando. La gubernatura de Javier Corral Jurado tuvo su nacimiento como candidato en un acto puramente antidemocrático obtenido de la dirigencia nacional del PAN y después en alianzas inconfesables con priistas de nivel nacional y estatal hastiados de César Duarte igual que miles de chihuahuenses.

Fueron metidos en el tubo de ensaye inescrúpulos, falta de ética y de moral, una mezcla que arrojó al final del día un gobernador perezoso, sin compromiso con los chihuahuenses, profundamente antipopular por intolerante e ineficaz, y elástico hasta la eventual complicidad con la corrupción. Documentado con rigor.

Para nada sorprenden por ello las hipótesis tejidas principalmente entre colaboradores cercanos al mandatario estatal y analistas objetivos al interior y al exterior de Acción Nacional que hablan ya de preparativos para “salvar el pellejo” y no para pavimentar el camino a quienes de su equipo cercano podrían relevarlo: Gustavo Madero, Fernando Álvarez, Ismael Rodríguez; e inclusive Alejandra de la Vega, cuyo nombre también fue manejado en la candidatura por la alcaldía durante la elección del año pasado.

La búsqueda de acuerdos entonces hacia el 2021 se ha dado por parte de Corral con la alcaldesa panista, María Eugenia Campos Galván, que sería convertida en su opción solo bajo pactos estilo Peña Nieto-López Obrador. Protección garantizada al terminar el quinquenio.

Igual que el tabasqueño a nivel nacional ella goza de gran aceptación en su municipio pero no le conviene ser ligada abiertamente a una figura reprobada como la del gobernador, con menos de un tres de calificación. AMLO no acepta ni aceptará jamás que hizo acuerdos con el expresidente pero es innegable la existencia de los mismos.

A Maru le beneficia signar alianza con el corralismo estrictamente bajo la necesidad de que no se atraviese dentro ni fuera del blanquiazul y Corral la tiene a ella como única puerta de escape a los demonios que le perseguirán apenas deje la generosa protección de la gubernatura y su cauda de policías, ministerios públicos y jueces.

Entre el gobernador y la alcaldesa no hay más afinidad que las mismas siglas partidistas a las que pertenecen y esa poca necesidad en una coyuntura electoral; lo demás es rechazo mutuo, señalamientos severos de uno y otro lado y recíproco aborrecimiento entre los operadores de las dos trincheras.

***

Alfredo Piñera: “Pero ellos... lo que necesitan estos cuates... A ver, déjame aclararte Miros, no me piden que reveles tus fuentes...”

Miroslava Breach: “Que tampoco chinguen...diles que para qué se hacen tontos, Miroslava Breach es nacida en Chínipas y no va a revelar fuentes de información”.

Piñera: “Me dice la raza de la sierra que nos están acusando de que nosotros fuimos los que soltamos el pitazo, que no fue así...”

Otro segmento de la plática:

Piñera: “Pues sí, les han advertido que se los van a chingar”.

Miroslava: “Pues sí les han advertido, pero que les digan: te quieres chingar a alguien?. Chíngate a la reportera. Ya sabes quién es... Y que se meta conmigo”.

En la versión digital de esta columna presentamos una de las grabaciones completas sobre los intercambios que sostuvo la periodista Miroslava Breach con varios personajes muy allegados de Corral, antes de ser asesinada el 23 de marzo del 2017 por grupos del Cártel de Sinaloa que operan en la región de Chínipas, ubicado entre Sonora y Chihuahua.

Dejar a salvo el pellejo sería la medida más inteligente adoptada por el gobernador tras un repaso al historial de los casi dos años y medio de su régimen, ese tema entre docenas que por igual involucran cárteles de la droga al más alto nivel.

Presentará en marzo próximo su segundo informe de trabajo pero los datos más íntimos, los hechos preocupantes que le quitan el sueño y que lo han conducido a tomar decisiones político-electorales que no quisiera, esos no aparecerán en el telepromter de su discurso. Aquí los completaremos someramente para entender a cabalidad las futuras decisiones.

Ese caso sobre el crimen de la periodista, Miroslava Breach, alcanzará a Corral una vez que termine la gubernatura con o sin Maru al frente de la misma. A él y a sus colaboradores implicados.

Inexplicable o muy explicablemente se ha empeñado en echar tierra al asunto para proteger a los panistas cómplices en el asesinato, Hugo Schultz, José Luévano y Alfredo Piñera (el primero funcionario estatal; el segundo secretario particular en Palacio de Gobierno y el tercero actual asesor.

Piñera y Schultz fungieron como enlaces de los asesinos con la periodista, a la que grabaron en varias ocasiones. Memorias digitales con dichas conversaciones fueron halladas por los investigadores en el domicilio usado en Chihuahua por uno de los asesinos. Textualmente fueron presentadas en audiencia judicial contra el único detenido por aquellos hechos, Juan Carlos Moreno Ochoa.

Hay fundadas sospechas de que Piñera y compañía participaron no únicamente como mensajeros amenazadores de la delincuencia organizada sino que también recibieron recursos para la campaña electoral del 2016.

Si a ello le sumamos los constantes señalamientos sobre la participación de la policía estatal y de la ministerial en actividades similares, menos podrá dormir tranquilo en Chihuahua el gobernador al término de su mandato.

Su informe no incluirá a los casi 70 policías ejecutados, el abandono y las peleas que ha sostenido contra decenas de presidentes municipales porque intervino policías preventivas pero los índices delictivos no solamente no decrecieron en ninguna parte del estado sino aumentaron. La complicidad es la razón.

***

En el terreno político buscarán cobrársela los duartistas que están presos y sus seguidores conscientes de haber cometido actos delictivos pero también aquellos que son perseguidos penalmente tan solo por haber pertenecido a la anterior administración. Alcanza el maltrato a miles. Igual que hoy un duartista no puede pisar un restaurante cerca de Palacio de Gobierno, mañana ocurrirá lo mismo con el corralismo.

El gobernador mantiene severas confrontaciones con un grueso de los diputados locales, con la mayoría de los presidentes municipales; ha movido a su antojo las direcciones de los organismos autónomos; destituyó a la primera coordinación parlamentaria de su propio partido, el PAN, en el Congreso del Estado durante la legislatura pasada...  

Apartó sin remordimiento a la Unión Ciudadana que le dio siglas y fuerza moral para ganar la candidatura a gobernador; ha peleado ferozmente contra periodistas y medios locales y nacionales; mantiene también un choque sistemático contra el Ejército Nacional y contra los empresarios de todo el estado.

En el plano nacional seguimos la relatoría de sus diferencias con Felipe Calderón. Lo llamó cobarde; a Enrique Anaya lo tiene acusado de moches y transas, al actual dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, no le dirige ni el saludo porque su candidato a ese cargo fue un nieto de Manuel Gómez Morín. Persigue penalmente a Peña Nieto, Luis Videgaray, Manlio Fabio Beltrones y muchos otros exfuncionarios federales. De ellos tuvo en la cárcel al exsecretario general del PRI en el país, Alejandro Gutiérrez.

La cereza en el pastel es ahora la confrontación contra el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. No ha girado Corral acuse de los mensajes favorables recibidos por parte del tabasqueño. Ha preferido radicalizar la pelea en temas de seguridad, economía, financieros...

***

Hasta con emoción, Corral estuvo en Juárez a finales de noviembre del 2016 para arrancar las prometidas en campaña electoral audiencias públicas.

Sería una cada semana durante los cinco años por todos los rumbos del estado: “queremos inaugurar una nueva forma de gobernar, en cercanía con la gente, atendiendo cada una de las inquietudes y problemas que las personas tienen en su desarrollo personal, familiar y social”.

Casi fue debut y despedida. Una o dos audiencias más y adiós. Reventó frente a “tanto trabajo”. Se ha hecho cuestionar por los chihuahuenses al no cumplir su palabra en ese aspecto, en incumplir con la disminución de los altísimos salarios de sus funcionarios de primero y segundo nivel, no vender la flotilla aérea, no vender la Casa de Gobierno, reflejo de “corrupción y derroche”...

En materia administrativa, económica, financiera y seguridad pública, Chihuahua presenta números rojos de plena incompetencia. Hay retroceso en la economía; cada año deben ser pedidos créditos bancarios multimillonarios hasta para pagar la nómina de la burocracia estatal (déficit anual de al menos cuatro mil millones de pesos) y la sonada deuda pública rebasa realmente los 52 mil millones de pesos. ¡Casi cinco mil homicidios en dos años y fracción!

Despidió de su gabinete al exsecretario de Salud, Ernesto Ávila; y al excoordinador de Comunicación Social, Antonio Pinedo, al ser descubiertos multimillonarios robos, pero es hora que no hay abierta una sola carpeta de investigación. Hay mar de fondo en los cientos de millones que han sido pagados sólo en comisiones por el manejo de la deuda pública. Una rascada a esa superficie por parte de los sucesores los llevará a configurar diversos delitos por peculado que dejarán en calidad de infantes a varios de los duartistas procesados.

Ese es el mundo encima que tiene Javier Corral. No le da para seguir colocándose en la lista de presidenciables hacia el 2024; sólo le da para buscar colocarse bajo buen resguardo durante su propio relevo en el 2021. Técnicamente le queda un año para conseguir los amarres correspondientes, cada vez más solo, cada vez más débil, paranoico y menos fiable.