Opinion

Cabroncito, no sabe por qué estamos luchando en Guerrero

.

Antonio Salas Martínez

viernes, 16 abril 2021 | 05:00

Lamentable y deplorable el espectáculo brindado el día 12 de abril por parte de Félix Salgado Macedonio, respaldado por Mario Delgado, en sus pretensiones de ser candidato a la gubernatura del estado de Guerrero por Morena, atentando de esta manera contra la integridad del Instituto Nacional Electoral (INE) y sus consejeros mediante la amenaza y la incitación a la violencia. 

La decisión del INE de impedir la candidatura nada tiene que ver con las acusaciones de violación que en contra tiene este personaje de la política nacional, el impedimento se debió por no presentar en tiempo y forma el informe de sus gastos de precampaña conforme a lo establecido en la ley.  

Vociferó en forma de sentencia amenazas intimidatorias contra los consejeros que votaron en contra de la aceptación de su candidatura “pero si no se revindican, miren se lo decimos de una vez, los vamos a hallar a los siete, los vamos a hallar, los vamos a buscar, y vamos a ir a ver a Córdova (refiriéndose al Dr. Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE), ¿no les gustaría al pueblo de México saber dónde vive Lorenzo Córdova?, ¿si les gustaría saber dónde está su casita de lámina negra que cuando llueve se gotea y moja su cuerpo?, ¿si?, cabroncito no sabe por lo que estamos luchando en Guerreo, hay mucha gente pobre, niños sin esperanza porque se roban el presupuesto”. 

Esto que dijo frente a sus seguidores y difundido a nivel nacional es incitación a la violencia, está amenazando con buscar a los consejeros si no se retractan, y sin estatura política infunde un mal ejemplo y un mensaje equivocado a las juventudes de nuestro país, haciéndoles pensar que así es la arena electoral siempre que se vayan a dar cambios en los gobiernos estatales y federal.  

Su pronunciamiento respecto a la pobreza y a los niños sin esperanza es válido, legítimo, pero no es suficiente para  exigir de manera caprichosa que acepten su candidatura a pesar de la violación a los lineamientos establecidos en las reglas electorales. Que no pretenda escudarse bajo la utopía de que estamos en México y aquí el pueblo manda; y es inaceptable que afirme que si no participa no habrá elecciones en Guerrero. 

Efectivamente en México el pueblo manda, pero a través de la democracia representativa, a través de las instituciones que garantizan esa democracia y que validan los procesos de elección de gobernantes en el país y en los estados. 

Este bochornoso episodio de la vida partidista de nuestro país contraviene el esfuerzo que se realiza a nivel mundial para lograr la paz, justicia e instituciones sólidas, que es el objetivo 16 de desarrollo sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, donde se establece que las metas se van a lograr si existe paz, estabilidad, derechos humanos y gobernabilidad, donde se define como necesario promover sociedades pacíficas y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas. 

El Instituto Nacional Electoral es una institución sólida, que fue reconocido en el 2016 por el Centro Internacional de Estudios Parlamentarios por su sistema integral de fiscalización otorgándole el premio especial Uso Innovador de la Tecnología para la Gestión de las Finanzas Electorales y un reconocimiento especial por ser finalista en la Gestión Electoral. En el año 2017 recibió premio y reconocimiento por la innovación y buenas prácticas en la protección de datos personales a través de la Universidad Nacional Autónoma de México,  el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad. 

En el 2018 obtuvo el premio Innovación en Transparencia por su portal de fiscalización para la rendición de cuentas de partidos políticos y sus candidaturas, otorgado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, la Auditoría Superior de la Federación, el Instituto Nacional de Administración Pública, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Secretaría de la Función Pública.

Esto habla de la solidez y de la efectividad de la fiscalización de los recursos utilizados por los partidos en las precandidaturas y candidaturas de sus actores, por lo que los caprichos de los aspirantes no pueden poner en tela de juicio a la institución ni amedrentar a sus integrantes.  

No podemos permitir que nuestro país se rompa, se quiebre por la soberbia de quienes violentando los procesos legales de precampaña o de campaña insistan en desestabilizar  la paz, la justicia y las instituciones de México. Felicitaciones al Instituto Nacional Electoral por su entereza y valentía.