Opinion

Calentamiento global

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 19 junio 2022 | 05:00

“El mundo es un lugar peligroso, no a causa de los que hacen el mal sino por aquellos que no hacen nada para evitarlo” 

Albert Einstein

Cambio climático, lecturas proféticas han revelado que cada época tiene sus pestes y sus miedos, hace mil años, según el Apocalipsis, el miedo era llegar al fin del mundo, hoy la razón de expertos nos dice que, de seguir matando al planeta, estaremos presenciando el exterminio de la humanidad, tal como lo escenificó el filme de fantasía y ciencia ficción de Disney:“Tomorrowland, el mundo del mañana”. La agenda verde no es un tema menor, jocoso, es una realidad.

Diversos blogs de medio ambiente y sostenibilidad como respuesta al tema apocalíptico, sostienen que en la Edad Media, la falta de una respuesta científica a los fenómenos físicos hacía que un eclipse o un terremoto se interpretaran en clave supersticiosa y casi mágica; la llegada de la peste o de las lluvias torrenciales se suscitaban por manifestaciones de la ira divina, esa furia hoy tiene nombre y apellido: irresponsabilidad humana, según pitonizos seremos presa del fuego, del calor infernal. 

El calentamiento global destruye sin piedad al planeta, debido a que la atmósfera no tiene fronteras, el clima determina las condiciones de vida: las posibilidades de alimentación, la actividad económica en general y la paz y tranquilidad de las poblaciones; hoy por hoy, determina cómo son los ecosistemas. Los efectos contribuyen a forzar el efecto invernadero natural y acentúan el calentamiento global, por ejemplo, cuando los rayos solares llegan a superficies blancas (zonas de nieve) se reflejan casi en su totalidad. El cambio climático provocará un incremento de temperaturas, y por tanto, aumentará la evaporación del agua de los ríos, esto supondrá la concentración de los niveles de contaminación que ya existen en los ríos.

Hace que los incendios forestales sean más frecuentes y peligrosos, La escasez de agua y la sequedad de las plantas y árboles les convierte en combustibles ante el fuego. Con el cambio climático lloverá menos, las sequías serán continuas y por ello los incendios serán más frecuentes, peligrosos y extensos. El cambio climático provocará un aumento de las temperaturas de la superficie de ríos y mares, en muchos casos estos ecosistemas acuáticos ya están sufriendo incrementos térmicos debido a que sus aguas se usan para refrigerar instalaciones como las centrales térmicas. 

En el plano económico, estudios ponen de manifiesto que el cambio climático hará que entre 32 millones y 132 millones de personas caigan en la pobreza extrema durante los próximos 10 años.

En México, ante escenarios de inacción, el gobierno es el primer responsable, a casi 4 años de la llegada de la 4T, ha sido incongruente en el tema, le apuesta en sus dichos a la protección del planeta y en los hechos, impulsa políticas públicas que atentan contra la protección ambiental y toman un rumbo diametralmente opuesto al del resto del mundo; recordemos en diciembre pasado, Morena y sus aliados, aprobaron la reducción de recursos en el presupuesto federal para la mitigación y adaptación de los efectos del cambio climático.

El Presidente en diversos foros ha dejado claro que la ecología y el medio ambiente son estrategias del neoliberalismo para saquear a los países como el nuestro. La fórmula es sencilla, no se requiere ser ingeniero ambiental para afirmar que la falta de interés y/o irresponsabilidad está matando al planeta, la extinción de la raza humana está en nuestras manos, insisto con la frase de Albert Einstein “El mundo es un lugar peligroso, no a causa de los que hacen el mal sino por aquellos que no hacen nada para evitarlo”. Por la preservación del medio ambiente, Sumemos Voces de conciencia.