Opinion

Chihuahua, póquer de injusticias

Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad. Montesquieu

Arturo Limón

domingo, 30 agosto 2020 | 05:00

Como un indeseado póquer de tragedias prohijadas todas  en la entidad así sean en la zona centro sur, la capital o le noroeste que sucedan prohijadas  lamentablemente por el mal  actuar y/o la omisión  de las autoridades estatales de gobierno, deben hacernos no sólo reflexionar sino actuar de menos con opinión, de más con acción que nos dé oportunidad de cambiarlas ya que estas situaciones llegan a constituir tragedias, tomaré hoy para referir aquí sólo 4 casos para ilustrar estas realidades que hacen tomar rostro a la injusticia la  cual como ciudadanía no merecemos ver vivir, ni  siquiera como espectadores.

¿QUÉ HAY CON EL AGUA?

Tenemos casi el mismo tiempo que lleva la pandemia o más quizás, que estamos navegando con el problema del agua en el centro sur del estado, es obvio que intereses muy particulares ligados a partidos y elecciones se apresuraron a tomar esta circunstancia derivada del obligado pago en cumplimiento del tratado de aguas derivado de a los acuerdos entre México y EUA sobre el  tema.

La mala conducción del tema por las autoridades federales al precisar los acuerdos convenidos  y las erráticas maniobras del gobierno estatal han sumado condiciones de verdad preocupantes haciendo que estalle una crisis sin solución hasta el momento, si no se regula por las autoridades el tema seguirá creciendo.

Lo que es injusto es la incertidumbre que dan a los legítimos agricultores que usan el agua, no a los especuladores que le usan como ariete contra los adversarios políticos y mucho menos a los gananciosos que en algunos agujeros negros por localizar están haciendo del vital líquido un pingüe negocio.

LA MUERTE DE UNA MAESTRA

A través de redes sociales familiares, amigos y compañeros de profesión de Ariadna Natalí Bustillos Salvador, una joven de 27 años de edad que fue encontrada sin vida.  Su cadáver fue encontrado en el municipio de Temósachic en el poblado de La Posta al interior de un rancho el pasado domingo con un disparo en la cabeza, amigos y familiares así como vecinos lamentaron su partida. La joven recibió un disparo con arma de fuego (un rifle desaparecido)  sin embargo se desconoce hasta el momento el móvil de su muerte.

Ariadna era maestra en la localidad serrana, donde ahora lamentan su muerte Y se difunden de ella mensajes como este; "Era una persona tan hermosa, no lo puedo creer", "Dios te tenga en su Santa Gloria hermosa", "Descansa en paz", son algunos de los mensajes que dedicaron a Ariadna.

La gran pregunta es ¿por qué una maestra que había anunciado la preparación y programación de su trabajo docente por iniciar habría de decidir quitarse la vida? 

Hay un fondo que conviene  a la ciudadanía conocer en este caso que a todos nos importa independientemente de  cuán lejos estemos de Temósachic.  

¿CUÁNDO SE CRUZA LA LÍNEA?

Lamentable es la mortandad que está provocando el Covid-19 que de verdad va como "juan por su casa" teniendo poco respeto por quienes también tienen con el poco cuidado.

Empero hay algunas muertes que nos llaman a la obligada reflexión, una de ellas es la del exdirector del Fideicomiso para el Fomento de las Actividades Productivas de Chihuahua (Fideapech), Joaquín Lázaro López Ramírez, quien enfrentaba un proceso por peculado en un caso relacionado con las acusaciones que incluyen a otros exfuncionarios estatales, como el exsecretario de Educación, Manuel Marcelo González Tachiquín, quien con el Sr. Esparza y el ex líder de la Sección Octava del SNTE  Alejandro Villarreal resultó positivo al padecimiento.

Es vital que se entienda y atienda su realidad y que se tenga claro que jamás será tolerable socialmente que  la venganza debe cruzar  la línea de la justicia.

NORMAL SUPERIOR (DEL NOROESTE) OTRA DEUDA

Con  este título nuestro amigo y compañero el maestro Juan Durán Arrieta publica su colaboración en el Diario de Nuevo Casas Grandes el pasado domingo 23 de los corrientes me permitiré aquí compartir grandes trazos de dicho trabajo que por sí solo ilustra esta realidad de injusticias que se ven en este caso en el noroeste del llamado Estado Grande que justo cuando me refería hace más de  30 años a este concepto, lo hacía porque en Chihuahua cabíamos y espero todavía quepamos, rarámuris, mormones, lebarones, pimas, tepehuanes,  menonitas, mestizos y todos los que se adicionen, porque su grandeza era la comprensión de la diversidad además de su extensión por la gran territorialidad de 247.087 kms.

Vale reflexionar sobre lo que el maestro Durán expresa con valor y vehemencia como suele hacerlo así;

"Cuando se golpeó políticamente a la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua en Nuevo Casas Grandes, un servidor convocó a las instituciones de educación superior para que juntas protestáramos por la ausencia de una política congruente en torno a la educación en general, pero en especial, sobre la educación superior.

Semanas después de lo de UPN, sobrevino el conflicto en el Instituto Tecnológico Superior de Nuevo Casas Grandes. Luego la destitución de directivos en la Universidad Tecnológica de Paquimé. Un verdadero río revuelto, desde donde es más fácil dañar y sacar raja política.

Ahora toca a la Normal Superior 'José E. Medrano` en la región Paquimé. Se cierra sin explicación alguna y se define con ello toda una política errática de este gobierno, pero más que eso, la profundización de un reparto político partidista de las instituciones públicas, como si de un botín entre camaradas, se tratara.

La Normal Superior Paquimé pudo haber estado en los eventos de protesta de los dos últimos años por el daño que se ocasionaba a la educación superior en esta región. No estuvo, ahora les toca el cierre, y, no sólo hay que decirles que no están solos, sino que estamos unos, a quienes nos interesan los proyectos educativos, para que permanezcan como eso, como proyectos educativos, y no como botines político-partidistas. 

Por otro lado, los que hemos definido como vocación personal y grupal no permitir que las instituciones públicas educativas se conviertan en cotos de poder político partidista del gobernador en turno, sabemos que tenemos que luchar, que tenemos que denunciar y que tenemos que evitar que se derrumbe un sector, como el educativo, donde debiera permanecer lo más limpio y honorable de toda sociedad.

Así las cosas, después de los bochornosos sucesos en la Universidad Pedagógica Nacional donde quedaron impunes denuncias concretas de corrupción, en el Instituto Tecnológico Superior de Nuevo Casas Grandes nada se resolvió pues la consigna era sostener al actual director Jorge Santiesteban que cumplía puntualmente el ritual de la militancia aunque careciera de los méritos y de la carrera dentro de la institución para acceder al máximo cargo de la misma.

En el Campus Nuevo Casas Grandes de la UPNECH persiste lo mismo: un conflicto soterrado, ahogado y aplastado que no termina por ser resuelto. Ahora, con bombo y platillo se anuncia una inversión de poco más de un diez por ciento de lo que se había asignado a la institución local. No faltan las voces, la mía entre otras, que reclaman los treinta millones etiquetados desde 2016 para UPN en Nuevo Casas Grandes y que ahora se han convertido en apenas cuatro millones para un auditorio en un intento de compra de voluntades como una muestra del más deleznable estilo de hacer política. 

Habrá quienes se conformen con ello. Otros, como un servidor, seguiremos pugnando por la defensa de un modo de hacer escuela, de un modo de vivir como institución. Que la política partidaria se aleje de las instituciones educativas y no las convierta en sus cotos de poder partidista. En la UPN permanece una dirección cuestionada e ilegítima de origen, pero auspiciada por el poder del estado.

Igual pasó en el Instituto Tecnológico. No hubo respuesta. Las cosas se quedaron ahogadas, aplastadas. El director continuó como condición necesaria para resolver el conflicto, y con ello, se prohijó un problema que no sólo no se resuelve, sino que se profundiza, justo al término de este lamentable quinquenio en el Gobierno Estatal.

Toca ahora a la Normal Superior de Nuevo Casas Grandes. Tradicionalmente proclive a la sumisión y a plegarse a las políticas del gobierno en turno, recibe un trato inmerecido. Al más puro estilo del río revuelto, de la desazón que causa el estupor y la sorpresa, Javier Núñez, su director, fue depuesto fulminantemente primero, para luego anunciar desde Chihuahua que la institución en esta región pudiera quedar cerrada. Todo producto de un desaseo que define de cuerpo entero a un gobierno, en muchos sentidos, ausente.

Si algo define a estas comunidades nuestras de toda la región noroeste de Chihuahua, es su amplia variedad y oferta en educación superior. Cerca de una decena de instituciones públicas y privadas ofertando servicios en este nivel educativo, hablan de lo que hemos sido capaces de construir como sociedad. Dar un golpe un día y el otro también, justo a esa característica principalísima de nuestra sociedad en esta región, revela no sólo desatención sino un marcado desprecio ante lo poco presentable que puede registrar esta zona tradicionalmente abandonada y sumida en un olvido ignominioso.

Callar ahora que le toca a la Normal Superior de la Región Paquimé implicaría decir que no nos interesan los destinos de lo educativo, pero sobre todo lo que depare a los doscientos estudiantes que conforman la matrícula de la institución. Que no nos interesa lo que un gobierno sin sentido por lo humano pueda definir y deparar para nosotros todos los del noroeste de Chihuahua.

Pero, además, si estas decisiones emanaran de toda una política de reordenamiento, de austeridad, podría no compartirse, pero entenderse. No obstante, es la opacidad como signo de este gobierno, lo que lastima y flagela instituciones como la Normal, la UPN y el ITSNCG, además de la UTP que recibió sus golpes, pero registró menos resistencia.

Lo educativo, hay que decirlo también, no se le da a este gobierno. Como no se le dan otros rubros. Lo agrícola, por ejemplo, hace aguas por donde se le mire. 

Por lo pronto, en el noroeste de Chihuahua tenemos que fincar el compromiso de defender el desarrollo de la educación superior como una de las características que nos define. Son pocos los rubros donde podemos decir que nos encontramos superavitariamente. Somos un sector donde no tenemos problemas graves. Debiera constituirse en punta de lanza para otros sectores donde también hay que desarrollar. Pero, eso sólo será posible, si entendemos lo que se pone en juego con el golpe asestado a la normal superior de la región Paquimé.

Este gobierno estatal tiene muchas deudas con el noroeste de Chihuahua. Aparte de la deuda que ya dejó con las instituciones señaladas, queda defender que no se flagele aún más el sector y que defendamos como sociedad la permanencia de la Normal Superior 'José E. Medrano' en la región Paquimé. Defenderla los que pertenecen a ella, como alumnos y cuadros docentes, pero también la sociedad en general que apreciamos lo que hemos construido".