Opinion

Ciudad Juárez, una causa sincera

.

Maru Campos

domingo, 24 abril 2022 | 05:00

"Ciudad Juárez es un emblema para el Estado de Chihuahua. Es una tierra que siempre tiene sus brazos abiertos para todos los chihuahuenses"

Desde hace tiempo, cuando comencé a profundizar en el conocimiento de Ciudad Juárez, descubrí como una vocación personal, el ofrecer a los juarenses la oportunidad de vivir mejor.

Entre más me adentraba en los problemas cotidianos de nuestra principal ciudad fronteriza, más me daba cuenta del olvido y el abandono que han tenido que padecer los juarenses por parte de sus gobiernos en el pasado.

Pareciera como si cada gobernante nuevo que llegaba, tomaba lo que necesitaba de la ciudad, y luego los dejaba a la deriva, con profundos problemas que todos los días, lastiman la realidad de Ciudad Juárez.

Mientras tanto los juarenses, que son gente reconocida por su apertura y generosidad, por su entrega y capacidad de trabajo, por su determinación y perseverancia, tenían que arreglárselas solos contra todos esos problemas que obstaculizan su acceso a una vida digna.

Por eso, ante los temas de mayor prioridad, la instrucción ha sido muy clara: PRIMERO QUE NADA, CIUDAD JUÁREZ. Primero Juárez, no porque vayamos a descuidar al resto del Estado, sino porque le estamos dando a los juarenses lo que les había sido negado en el pasado: la urgente atención a lo que más les duele.

Estamos hablando de la ciudad más poblada del Estado; la ciudad que posee el mayor PIB de todo Chihuahua. Estamos hablando de la frontera comercial más importante del país, con la mayor cantidad de productos cruzando hacia los Estados Unidos. Tan sólo en 2021 se exportaron por nuestra frontera más de 60 mil millones de dólares.

No es posible que en una frontera de esas magnitudes se vivan los problemas que aquí se viven. No es posible que no podamos lograr darle a los juarenses las mejores políticas públicas en salud, educación, desarrollo económico y claro, seguridad.

Por eso, los programas prioritarios de este gobierno, que atenderán estos temas de primordial interés para la gente, comenzaron aquí, en Ciudad Juárez. Pronto llegaremos a todos los rincones del Estado, pero lo importante era comenzar en esta tierra a la que le debemos tanto.

Tuvimos una exitosa gira de arranque, en la que iniciamos con el programa de clínicas móviles y el “Dr. Vagón”. Este último, en coordinación con la sociedad civil organizada y con Grupo México. Ambos proyectos pensados para llevar la atención médica a zonas que siempre han padecido por no tener acceso a ella; con análisis clínicos y servicios de especialistas, para prevenir y salvar vidas.

Arrancamos también con el programa de rescate de Estancias Infantiles, y anunciamos un nuevo programa de rescate a las Escuelas de Tiempo Completo. Porque comprendemos que estos programas pueden significar la diferencia para que miles de niñas y niños crezcan en un lugar sano, con acompañamiento profesional.

Y claro, ya dio inicio la construcción de la Torre Centinela en Ciudad Juárez, que será el centro de operaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Gobierno del Estado, y será la estación central estatal de el gran sistema de videovigilancia e inteligencia que será la Plataforma Centinela Chihuahua, que fortalecerá la capacidad de respuesta de la policía en cada rincón del Estado de Chihuahua.

En lo personal, me siento muy agradecida con los juarenses, porque cada evento de presentación fue la oportunidad para encontrarnos nuevamente, para mirarnos a los ojos, tomarnos de la mano, y mirar juntos el futuro que soñamos para esta gran ciudad. Agradezco su cariño, sus sonrisas, pero sobre todo, agradezco su esperanza, y les digo que estamos trabajando al límite de nuestras fuerzas y capacidades para hacer justicia por Juárez.

Ciudad Juárez es un emblema para el Estado de Chihuahua. Es una tierra que siempre tiene sus brazos abiertos para todos los chihuahuenses que buscan una vida mejor, y por eso todos tenemos que sumar esfuerzos para mejorar la vida de los juarenses. Aunque parezca un reto grande ¡Juntos sí podemos!