Opinion

Cuando la estrategia no se ajusta

“Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces, entonces estás peor que antes”. Confucio

Carmen Urías

viernes, 26 junio 2020 | 05:00

Desde que están en campaña, los candidatos presentan su plataforma electoral. Esta contiene sus propuestas y, en teoría, la estrategia de su gobierno, en caso de ganar. 

Para muchos llegar al poder se convierte en un golpe de suerte; para otros es resultado de inteligencia política; y para otros más, un reconocimiento a su merecida militancia en algún partido. 

Así, cuando los gobernantes llegan al poder y todo parece ser miel sobre hojuelas, sobre todo el primer año, muchos piensan que así será por siempre. Entre otras actitudes, mantienen una negativa de afrontar las realidades que el mismo cargo público trae consigo.

Cuando pasa esto, es común que el político padezca el “síndrome de hubris”, lo cual implica que éste, se crea una especie de deidad que todo lo sabe. En mi opinión, se asesoran solamente por su ego y por su soberbia, que nunca son buenos consejeros. 

Entonces, cuando se percatan de los múltiples temas que deben atender y en los que no se ven beneficiados como gobernantes, no los atienden y dejan que la coyuntura absorba su estrategia de gobierno. Es decir, siguen con su actividad pública como si nada pasara.

Desgraciadamente, esos temas coyunturales cuando no se atienden de la manera correcta, se convierten en crisis. Pero lo más grave no es eso, el drama es ¡que no los atiendan! Que los dejen pasar, que no ajusten su estrategia de gobierno a una verdadera estrategia de manejo de crisis. 

Cuando no prevén los escenarios futuros, los gobiernos se convierten en robots. Están únicamente reaccionando ante cada problema de manera abrupta, o bien, desvían la atención con narrativas que poco o nada abundan a resolver los problemas de sus ciudadanos. 

Cuando la estrategia no se ajusta, los únicos perjudicados en primer término somos los ciudadanos. En segundo lugar son los políticos, cuando reciben el voto de castigo en las urnas. 

Lo anterior nos lleva a cuestionarnos, ¿cuáles son los problemas que en estos momentos tan complicados debe atender el gobierno? ¿Salud? ¿Economía? ¿Seguridad? 

El análisis, la reflexión y la memoria, deben prevalecer en cada elección, sobre todo, cuando los gobernantes no ajustan su estrategia de gobierno para atender la crisis en la que están sus habitantes.