Opinion

Cuidemos a las abejas y a los beneficios que aportan

.

Omar Bazán Flores

sábado, 14 mayo 2022 | 05:00

Debido a la importancia de las abejas para distintos ecosistemas, decidí estudiar un poco el tema y presentar una iniciativa en la que exhorté al Gobierno del Estado, así como a los 67 municipios, para que se creen espacios para la conservación, reproducción y el adecuado hábitat en Chihuahua.

En el documento señalé que la importancia de la polinización de las abejas es vital para los cultivos y para la reproducción de muchos tipos de plantas, por lo que considero necesario que se creen políticas de protección para ellas.

Especialistas exponen que la muerte de este tipo de especímenes se encuentra afectando a la siembra de alimentos y que, de no atender el problema, también podría derivar en situaciones complicadas para la humanidad, principalmente debido a que los productores abusan, en muchos casos, de pesticidas que acaban con este tipo de polinizadores.

No todas las especies de abejas son igualmente importantes para la polinización agrícola. De hecho, sólo el 2% de estas especies son responsables del 80% de la polinización de los cultivos, y no todos los alimentos necesitan de este tipo de insectos.

Es importante darles a conocer, amables lectores, que en países europeos como Holanda, se remodelaron paradas de autobús con techos verdes cubiertos de flores, que actúan como un oasis para las abejas, lo que ha permitido su conservación.

Este tipo de medidas ya no sólo dan refugio a las abejas, debido a que los beneficios son mayores, pues las plantas también ayudan a absorber el agua de lluvia, regulan la temperatura, capturan el polvo o los contaminantes del aire, además de que colaboran a reducir el estrés y embellecen las ciudades.

Registros periodísticos informan que en Chihuahua hay cerca de 43 mil colmenas distribuidas en diversos municipios y que la producción de miel llega casi hasta las 600 toneladas por año, la mayoría de ella se vende en otros estados del país.

Para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, las Naciones Unidas declararon el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas.

Creo que es necesario que empecemos a dar la importancia que merece el tema. Todos sabemos que en los últimos años se ha hablado de la disminución de este tipo de animales y por ello, el esfuerzo para salvaguardarlas debe ser de todos, gobiernos y sociedad en general.

Por ello, es apremiante que la Secretaría de Desarrollo Rural y las dependencias municipales del ramo impulsen las políticas agrarias necesarias para el adecuado uso de fertilizantes, pero también las acciones que promuevan la creación y el cuidado de parques y jardines que sirvan como hogar para las abejas. 

Es claro que las inversiones que se realicen para abonar a la mejoría del medio ambiente no se verán reflejadas al corto tiempo, pero en un futuro, nuestras familias y las nuevas generaciones habrán de verse beneficiadas con un mundo mejor.