Opinion

De la hemodiálisis a Compranet, el paquidermo de las compras

.

GPS / Dominical

domingo, 31 julio 2022 | 05:00

Pensemos en un paciente común que necesita hemodiálisis y que está al borde de la muerte por el mal funcionamiento del riñón, porque no alcanza a depurar la sangre.

Trae como síntomas disminución de orina, retención de líquido, falta de aire, fatiga, desorientación, náuseas, debilidad, incluso, ritmo cardiaco irregular. Se siente morir. 

El tratamiento –urgentísimo- no puede esperar. Tiene un costo en hospitales públicos, anual por paciente, de cerca de 160 mil pesos, de acuerdo a un estudio de Luis Durán, publicado en la Revista Especializada Salud Publica Mex Online. No queremos pensar lo que cuesta en el sector privado.

La mayoría de los pacientes acuden a alguno de los centros públicos que prestan el servicio, por ejemplo, en hospitales de Servicios de Salud, con recursos federales.

Para atender a estos pacientes, el diez de mayo del presente año se publicó en el Diario Oficial de la Federación una millonaria convocatoria para adquirir materiales, insumos y equipos médicos.

Tenemos la imagen en la versión digital de GPS.

Dentro de estos procedimientos se encuentran hemodiálisis, pero también servicios en curación, osteosíntesis, endoprótesis y laparoscopia, todos ellos de primerísima necesidad en los hospitales de Servicios de Salud de Chihuahua.

Se trata de las Licitaciones Públicas Electrónicas, con números LA-908005999-E15-2022, LA-908005999-E16-2022, LA-908005999-E17-2022, LA-908005999-E18-2022, LA-908005999-E19-2022, LA-908005999-E20-2022, LA-908005999-E21-2022, y LA-908005999-E22-2022.

Las bases, igual que todo el procedimiento pudieron ser consultadas –en su momento- y seguidas a través del sistema federal especializado en adquisiciones, a cargo de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, denominado Compranet. Que comodidad.

No ha sido nada sencilla esta convocatoria, como muchas otras lo son por diversos factores, la suficiencia presupuestal, los proveedores, las fallas técnicas en bases, mil cosas, incluso el tufillo de irregularidades, favoritismos y otros aspectos, en el contexto de los millones que están en juego.

Ya hay para diversos servicios de los aquí enunciados, una publicación previa en diciembre del año pasado y otra en abril del presente, en el DOF, demostración de lo accidentado del asunto.

De hecho se avisa en esta publicación oficial de mayo que han sido canceladas las licitaciones referentes a hemodiálisis, limpieza y laparoscopia, cuya condición actual desconocemos. Ahí empieza el problema actual con las fallas de Compranet que está suspendido hasta nuevo aviso.

No sabemos si fueron tan eficientes las áreas de compras para volver a convocar y terminar el procedimiento antes de la caída del sistema. Ojalá lo hayan hecho; de lo contrario, debieron convertir el procedimiento en presencial, con lo que representa tratándose de una licitación de carácter nacional.

Los proveedores deberán contratar a alguien local para llevar el procedimiento mediante un poder que otorgue personalidad jurídica, para acceder al proceso en cada una de sus etapas, en reuniones que en ocasiones son prolongadísimas.

Si se trata de personal altamente especializado el que debe participar, hay que pagar avión, hospedaje, viáticos, muchos gastos difíciles de recuperar cuando no se logra la aceptación de la oferta económica. Es un drama con altos costos por lo que muchas empresas prefieren ni siquiera participar o salirse a tiempo.

La realización del procedimiento con recursos estatales no tiene problema, ya está muy hecho. La página de contrataciones estatal únicamente transparenta la información de los procedimientos, como bases, convocatorias, actas de juntas de aclaraciones, y fallos, una vez que van siendo realizados.

Ahí están los pdf´s consultables en línea. Es un simple depositario de documentos. Todos los actos jurídicos son presenciales, incluso la entrega de documentos. 

No hay un Compranet estatal como sí lo existe a nivel federal, del cual dependen todos los procedimientos aunque lleven un solo peso federal.

Compranet nació para tener una base documental, en primera instancia, con fines de transparencia, pero su objetivo fundamental es agilizar los procedimientos mediante un sistema digital que reduzca costos y personal, para proveer servicios e insumos a las distintas áreas de gobierno, como es el caso de estos insumos médicos.

Dicho sistema se adelantó mucho a los tiempos, funcionó ininterrumpidamente durante años, pero de pronto, amanecimos con la noticia de que había colapsado y que tardaría semanas en volver a restablecerse.

La caída del sistema pone en aprietos la transparencia de los procedimientos, pero más allá de esto, la celeridad para realizar las compras, finalidad última del procedimiento electrónico.

Por supuesto, pone en riesgo a pacientes que requieren servicios financiados con recursos federales.

***

La laparoscopia, hemodiálisis y osteosíntesis son procedimientos importantísimos en la atención de segundo nivel a la salud en las unidades médicas de Chihuahua, como lo son en el país y el mundo.

Mediante ellas se realizan procedimientos no invasivos, en el caso de la laparoscopia. Cero cuchillo, aminorando el dolor en el paciente.

Tiene mil utilidades y ventajas este procedimiento. Se puede usar para extirpar o hacer biopsias de los ganglios linfáticos de la pelvis o el abdomen, o bien en personas con cánceres ginecológicos.

Con la hemodiálisis se filtran las toxinas y el agua de la sangre, cuando el riñón, por ejemplo, no puede hacerlo por sí mismo. Se realiza mediante fistulas, injertos o catéter, de acuerdo a la condición de cada paciente. 

Es un procedimiento que requiere hasta cuatro intervenciones por semana, y que ya dijimos es altamente costoso, por lo que debe ser subsidiado por el Estado para la mayoría de los pacientes. Requiere vigilancia y tratamiento incluso después de cada intervención. Es especialísimo.

La osteosíntesis, es igual de importante que los procedimientos anteriores, para alinear los fragmentos de hueso fracturado, que se mantienen en posición con elementos externos metálicos.

Cientos de pacientes en los hospitales de Servicios de Salud de Chihuahua han sido y son beneficiados con estas y otras atenciones médicas, unas en el Hospital General de esta ciudad otras en el de Juárez, y en otras muchas unidades hospitalarias. Pensiones Civiles del Estado, por ejemplo, presta el servicio a sus derechohabientes.

De ese tamaño es también la gravedad de que los procedimientos licitatorios para adquisición de materiales, insumos y servicios relacionados con ellos no sean ágiles, con la gran ayuda que significa el uso de sistemas electrónicos como Compranet, que cumple 10 días caído.

***

Pudimos observar una mejora en el convaleciente Compranet. Una miradilla permitió comprobar que el sitio se está restableciendo, ya permite consultar algunos documentos, pero continúa con gravísimas fallas. No permite un filtrado adecuado de los documentos. Sigue hecho un desastre.

Son más de 400 los procedimientos a nivel nacional que todos los días debieran realizarse a través de tal herramienta, miles si los pensamos nada más en el mes que deberá transcurrir hasta su reactivación.

La previsión oficial es que funcione para mediados de agosto. Nada ha dicho la Secretaria de Hacienda de lo que ocasionó el problema. Se ha enfocado en la compra de equipos y mejora de sistemas. Se exige una investigación mínimo que deslinde responsabilidades.

Tomó la decisión de convertir por lineamiento las licitaciones electrónicas en licitaciones presenciales, pasando con un ordenamiento administrativo por encima de la ley de adquisiciones y la de obras, ambas federales.

Esa determinación, basada en hechos insuperables, con argumento de que nadie está obligado a lo imposible, le da un respiro político y a las áreas de compras una carga operativa que no necesitaban con la complejidad propia de los procedimientos, muchos de ellos en marcha y otros apenas por iniciar.

El paquidermo federal se lastimó una pata, cuando es el mismito gobierno federal el apurado por acelerar las compras, al llegar a las vísperas del cuarto año de administración, y cerrando, con un problemilla que para nada contaban y que se presta al sospechosismo.