Opinion

Desfase de verano

.

Sergio Sarmiento
domingo, 07 abril 2019 | 21:06

 “Ahora me dicen que se adelanta el tiempo una hora después de medianoche. ¿Qué es esto, Narnia?”

Joyce Rachelle 


Ciudad de México— Si se siente usted ligeramente mareado y con dificultades para dormir, no se preocupe. Exhibe usted los síntomas típicos del cambio de horario. Es un desajuste pequeño: un jet lag, un trastorno de desfase de horario, sin viaje en jet. La causa es el cambio de horario que tuvo lugar este 7 de abril en la mayor parte del país. Los lectores de la frontera norte ya lo sufrieron el 10 de marzo. 

Cuando Andrés Manuel López Obrador era jefe de gobierno del Distrito Federal, trató de abolir el cambio de horario en la capital, pero la “mafia del poder” lo impidió. Algunos grupos indigenistas o políticos, como la sección 22 de la CNTE, se niegan, sin embargo, a aplicarlo. Según la CNTE, el ajuste “obedece a intereses empresariales” y es un “mecanismo de las reformas estructurales”. Muchos municipios indígenas de Oaxaca y las escuelas controladas por la sección 22 no hacen el cambio con lo que generan problemas y confusiones. 

Quizá con la idea de que López Obrador ya como presidente eliminaría el horario de verano, el senador morenista Félix Salgado Macedonio de Guerrero presentó una iniciativa para derogarlo. La también morenista Jesusa Rodríguez lo apoyó y argumentó que el horario de verano “causa daño moral y físico moral a nuestros hijos”. El presidente López Obrador, sin embargo, se ha negado a organizar una consulta para decidir el tema porque no lo considera ya una prioridad. 

En muchos lugares del mundo, sin embargo, han surgido movimientos contra el horario de verano. El Parlamento Europeo decidió este pasado 26 de marzo, 410 votos contra 192, eliminar la obligatoriedad del cambio a partir de 2021. Cada país podrá determinar si mantiene el horario de invierno o el de verano. Esto, sin embargo, podría ocasionar la aplicación de un rompecabezas de horarios con serios problemas para el transporte y el trabajo. La decisión del Parlamento Europeo procede de un hecho cada vez más aceptado entre los expertos: el ahorro de energía por el cambio de horario es mínimo o inexistente, mientras que sí hay consecuencias negativas por el desajuste. 

Los seres humanos siempre hemos cambiado nuestros horarios para ajustarnos a la mayor duración del día en el verano, pero de forma gradual y no con un cambio de una hora de un día para otro. Por otra parte, cuando Benjamin Franklin empezó a promover el cambio de horario a fines del siglo XVIII los hogares se iluminaban con velas. A principios o mediados del siglo XX, cuando se implantó la medida en los países desarrollados, buena parte de la electricidad se utilizaba para iluminación. Hoy, sin embargo, la energía se utiliza principalmente para acondicionamiento de aire, refrigeración y la operación de dispositivos electrónicos por lo que no depende de la duración del día. En México las autoridades afirman que hay un ahorro de energía eléctrica por el horario de verano, pero sólo de alrededor de 0.43 por ciento del consumo. Con razón no se refleja en los recibos. 

Para racionalizar el uso de la electricidad sería mucho más eficaz tener tarifas mayores en horas pico, cuando la demanda obliga a la entrada a la red de plantas generadoras más viejas y caras. Pero el cambio de horario se ha vuelto un tema político. Nadie quiere considerar realmente los beneficios y problemas de la medida. La aplicación del horario de verano se decide por dogmas. Y cuando uno no ha dormido bien por el cambio de horario, es muy difícil tomar decisiones acertadas. 


Símbolo comercial

No sorprende que un grupo de descendientes de Emiliano Zapata haya decidido registrar el nombre del revolucionario para productos como el tequila y el mezcal, ropa y entretenimiento. Como el Che Guevara, Zapata es un símbolo con enorme potencial comercial. 


Twitter: @SergioSarmiento