Opinion
Álter Ego

El agua, fuente de la vida

“Si no somos dueños de la frescura del aire, ni del brillo del agua, ¿Cómo podrán ustedes comprarlos?”, Gran Jefe Seattle

Rafael Soto Baylón

miércoles, 26 agosto 2020 | 05:00

No puedo creer que en cuanto el dios Tláloc nos regala su rico sustento esta riqueza se convierta en propiedad de la federación. Pero… la crisis por el agua de las presas chihuahuenses continúa sin visos de solución. Cuando analizamos el escenario formulamos varias hipótesis para intentar explicar por qué tanto la cerrazón del gobierno federal como indiferencia del gobierno estatal.

Primero es necesario conocer estos aterradores datos: de enero a marzo se han extraído 385 millones de m3 pero sólo 27 mmc se han entregado a Estados Unidos, más lo acumulado en los últimos meses. Esto desecha las hipótesis de que son los norteamericanos quienes exigen agua. Otra más es la presunta negociación de agua a cambio de César Duarte. De ser así, el gobierno mexicano debería haber preferido la libertad del presunto delincuente y no dejar a los chihuahuenses sin el líquido. ¿De qué nos sirve una persona en la cárcel si estamos a punto de convertir en un desierto más de cien mil hectáreas de cultivo que dependen del riego?

El presidente de la república es de Tabasco. Para quien no conozca ese edén, daré un ejemplo. Si usted piensa comprar un rancho en Chihuahua pregunta “¿tiene agua?” en Tabasco cuestionan “¿tiene tierra?” porque en ese estado tienen agua hasta para llenar el mar muerto cuando fallezca. Y tal vez sea una miopía geográfica la que le impida ver la necesidad que tenemos los chihuahuenses.

A finales del siglo pasado el estado más grande del país sufrió una severa sequía más de diez años. Entre otros mandatarios fue Patricio Martínez quien evitó, incluso con amenazas de tomar las carreteras federales y de usar a las fuerzas estatales, la extracción de las presas. Un estilo un tanto brusco pero necesario. Pero hoy el actual gobernador simple y sencillamente está más preocupado por las elecciones del próximo año que de proteger a quien juramentó hacerlo: a quienes lo eligieron y también a quien no.

Si CONAGUA sigue vaciando entonces la crisis será mayor que la de la sequía mencionada. Ahora sume la extracción más la sequedad. Los distritos de riego 03, 05 y 090 necesitan 1,150 millones de metros cúbicos. En unas semanas no los habrá. La Presa Las Vírgenes fue inaugurada en 1949 con un concepto de las necesidades de la región de hace más de 70 años. Debemos agregar el lodo o basura que las aguas traen consigo y que disminuyen la cantidad de agua resguardada. Lo mismo ocurre con las otras presas.

Es necesario destacar que los productores agrícolas de la región afectada no están en contra del cumplimiento del tratado porque no lo consideran desventajoso ni para México y menos aún para Chihuahua. Simple y sencillamente el gobierno federal está violentando los amparos promovidos por los afectados y el gobierno mexicano no está cumpliendo con salvaguardar los intereses de los mexicanos.

Al presidente no le importa contradecirse, ha dicho que las fuerzas del orden jamás serían usadas en contra del pueblo. Pero lo está haciendo ¿los productores no son mexicanos? ¿son delincuentes? En contraste, en otras ciudades los manifestantes no son molestados en lo absoluto. Los norteños somos ciudadanos de la cuarta.

Sólo nos queda como posiblemente cierta la hipótesis de que el agua chihuahuense se está enviando a Tamaulipas por compromisos políticos. Porque en esa entidad se ahorran millones de pesos en perforación de pozos y en el rebombeo. Situación que sí deben cubrir los chihuahuenses.

Quedan muy pocas opciones. Una es esperar la benevolencia del gobierno federal, dos de que el gobernador se decida por fin apoyar a sus conciudadanos, tres que se respeten los fallos de los amparos y la última, más drástica, que llueva y que lo haga en grandísimas cantidades, un milagro pues.

Cada año habrá enfrentamientos por el agua. No podemos, no debemos, depender de la benevolencia de la madre naturaleza para que llene las presas y los gobiernos las vacíen.

Si no hay agua, no habrá producción agrícola ni ganadera. Deberemos importar alimentos con sobreprecios. El agua no sólo es necesaria para los campesinos sino para todos los chihuahuenses.

Mi álter ego reflexiona: si el dinero entregado no es para MORENA es corrupción; si es para la 4T es contribución. No manchen!!!!