Opinion

El amor es una jaula que vuela

.

Alfredo Espinosa

domingo, 15 diciembre 2019 | 05:00

Todos los días, desde hace varios años, escribo en mi página de Facebook un pequeño texto. Estos textos, en algunas ocasiones luminosas, alcanzan la gloria de un aforismo, de un haiku, de un poema breve, de un proverbio, de un versículo; otros fallan, pero todos intentan capturar al vuelo una experiencia, una imagen que contenga belleza poética y hondura psicológica, algún fragmento de sabiduría o retratar un relámpago de esa tormenta llamada amor, o un instante erótico pillado a través del ojo de la cerradura, o querer retener la imagen del río que fluye y nos define.

A través de estos textos he tenido la suerte y la buenaventuranza de contactarme con amigos, y personas que aunque no los conozca personalmente, compartimos el gusto de una conversación o de un encontrar un refugio efímero para salvarnos de la fealdad del mundo del que hablan los periódicos. 

Estos textos del Facebook son nubes, relámpagos, ríos que pasan, mariposas, paisajes, un sueño, aire.

Este es la primera parte.

1.- El amor es una jaula que vuela.

2.- Que me ilumine el día

la mejor de tus miradas.

3.-Lo feliz que ayer me hiciste

hoy tendrás que recordármelo.

4.- Las frutas que en la boca le des

las cosecharás, río abajo,

en maduros vinos.

5.- Tu mejor mirada la encuentro

cuando cierro los ojos.

5.- Cuando duermes

anidan en tu axila

los ángeles.

6.- Todo amor contiene su resplandor sombrío,

sus lumbres fraguan en el corazón su reino

hasta que lo consumen,

las enamoradas cenizas tiznan

antes que las vuele el viento.

7.- El amor tiene ojos dopados.

8.- Las personas tienen distintos desarrollos; depende 

de aquéllo a que le han dedicado más tiempo y pasión:

la espiritualidad o el erotismo, la fiesta o el trabajo,

el ejercicio y la creatividad.

Pero si los desarrollas todos, y todos al mismo tiempo,

y encuentras a alguien como tú, te elevarías

al arte feliz de la vida.

9.- Te enciendo:

Una bocanada

y el humo se convierte

en cielo.

10.- Tus formas conforman mi horma.

11.- Las frutas que en la boca le des

las cosecharás, río abajo,

en maduros vinos.

12.- Como las nubes pasa

y como ellas no elije

sus formas ni sus rumbos,

amor y nubes: vuelan 

disipándose.

13.- La despedida requiere más sutileza

de la que hubo en el encuentro.

14.- Quien ama se esclaviza y vuela.

15.- Se encierran dos en la alcoba.

Afuera quedan leyes, religiones, moralidades, políticas.

16.- Tú eres el instrumento que toco

y la música que quiero escuchar.

17.- En la mesita de noche, una música florecida

y una mandarina azul en cuarto menguante.

18.- Los que se aman son dos

y cuando se suman son

uno: dos mitades.

19.- Desdicha: la mitad

partida en dos.

20.- Ignoraba que los reyes existieran 

hasta que lo fui de ti.

21.- A los novios ciegos

el matrimonio les da ojos.

22.- No importa cuan largo sea tu viaje

sino con quien lo vueles.

23.- Amo lo muchacha que perdura en tu corazón.

24.- La única tarea importante es construir en el corazón

un refugio que nos haga sentirnos lejos del infierno.

25.- Enamórate de las mujeres

que hacen fiesta en tu vida.

26.- Con ella, o con otra,

gózala.

27.- Tu reino está en tu recámara;

el paraíso en el cuerpo que acaricias.

28.- Haz tu felicidad con lo que tienes

El paraíso es este instante.

29.- Mi corazón no se equivoca:

hace nido en tu boca.

30.- Amo las mujeres del desierto porque en su intimidad huelo el güamis recién llovido

 y son peyote sus amores.

31.- El amor es un acto de libertad;

incluso en su deseo de esclavizarse.

32.- En tu voz se enamora

la fragancia de una canción.

33.- Me gustan tus ojos 

porque han visto lo mejor de mí.

34.- La diferencia entre la felicidad y la amargura

reside en el número y la calidad

de los orgasmos.

35.- El mejor de los árboles

es el que da besos.

36.- Haz que el árbol de tu casa dé besos,

si no, róbatelos de alguno que tenga muchos.

37.- Mis instintos piden mi cabeza

y es cuando la pierdo contigo.

38.- Quien ama se esclaviza y vuela.

39.- No importan los muchos amores, sino los intensos.

40.- Que cada quien viva

lo que necesite, quiera y pueda vivir.

41.- El mejor de tus vestidos

es el que no traes puesto.

42.- Ya no recuerdo el nombre de la dicha,

sólo su manera de pronunciarlo.

43.- Mírarla con todo y pájaros;

acariciarla sin que vuelen.

44.- La música es el sonido que hacen las flores

cuando germinan.

45.- Cuando ames, clávale una espinita

      que batalle para sacarla,

y cuando por fin la arranque

que cite –sin saberlo y de memoria- 

a don Antonio Machado:

“Sentí en mi corazón 

una espinita clavada

y ahora que ya no la tengo

ya no siento el corazón”.

46.- 

El amor es un asunto del corazón, y como el corazón

posee dos movimientos: sístole y diástole,

si algo falla el corazón se infarta y el amor se muere.

47.- Tus pechos, jarros

llenos de leche

de luna llena.

48.- Juntos, libres.

49.- Tengo un tatuaje 

en el lugar de tu ausencia.

50.- Como hacemos el amor, el amor nos hace.

** Los libros de este autor, Alfredo Espinosa, están a la venta en Librería Kosmos, a un lado de las Fuentes Danzarinas.

Comentarios:

alfredo.espinosa.dr@hotmail.com