Opinion

El gran problema que se avecina

.

Javier Realyvázquez

domingo, 17 mayo 2020 | 05:00

Los análisis para proveer a la opinión pública de información sólida no es un asunto de conservadores o neoliberales, es un asunto periodístico, ya que permite entre otras cosas evaluar objetivamente a las autoridades para lo cual, las conferencias de prensa matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador representan una gran oportunidad.

La frase mas reciente del presidente López Obrador en la que el señaló: “si ya tenemos zapatos, ¿Para que más? en la que reafirmó que el modelo neoliberal es un modelo de derroche y lo que se tiene que hacer es ahorrar, advierte del gran problema económico que se avecina para México.

Los datos duros así parecen confirmarlo. Con la actual pandemia, en Estados Unidos van mas de 35 millones de desempleados, más del 14% lo cual representa un hecho sin precedentes, sólo en abril se perdieron 20.5 millones de empleos.

En México se pierden 20 mil empleos diarios sin que hasta el dia de hoy el Gobierno dé muestras de implementar acciones, ya que ofrece créditos a fondo perdido para 20 mil personas por medio del IMSS de 25 mil pesos, lo cual es insuficiente, ya que no hay verdaderos apoyos establecidos directamente a negocios.

Para tener una idea del impacto, la economía de EU tardó 10 años en recuperar 20 millones de empleos desde la crisis financiera del 2008.

Si bien las las remesas del mes de marzo, como señaló el presidente, superaron los 4 mil millones de dólares, cifra mayor en 10 años, (veían la llegada y el efecto del desempleo) se espera que las remesas caerán en los meses siguientes.

El panorama no es nada alentador por varios factores como el hecho de que si caen las economías de Estados Unidos y China, a México le va a ir muy mal, ya que son los principales socios comerciales, lo cual provocará la caída de los precios de las materias primas generando menos ingreso en exportaciones, sin mencionar que el precio del petróleo sigue por los suelos. PEMEX, para tener una idea mas clara, bajó sus ventas 17% en un año, sus pérdidas entre 2018 y 2019 se doblaron, su deuda es mayor a los ingresos de un año.

Se habla hoy en día de que se interrumpirán las cadenas productivas a nivel global, aquí la maquiladora por ejemplo está parando porque no hay producto y en México el ramo automotor pega demasiado.

El turismo está cerrado cuando hay ciudades que dependen totalmente de él, de hecho en México el turismo representa el 10% del Producto Interno Bruto.

La fuga de capitales crecerá ya que al salir dólares del país seguirá devaluándose la moneda generando que el tipo de cambio sea más caro.

En el ámbito estatal, el colapso del Sector Salud será el tiro de gracia, no por nada los gobernadores buscan a toda costa el confinamiento para evitar la saturación. 

El SARS-Cov-2 (COVID-19 o coronavirus) exhibió a todo el mundo: sistemas de gobierno, grandes corporativos, las administraciones de gobierno estatales, municipales, a las medianas y pequeñas empresas, a las familias, etcétera.

¿Qué es lo que debe hacerse para reactivar la economia y lo cual no se ve? Según diversos especialistas, primero la banca tendrá que inyectar liquidez, bajar la tasa de interés, dar estímulos fiscales que no los hay, si no, no habrá recuperación. Y hay que decirlo: sólo el gobierno puede hacerlo.

Todos los gobiernos han tomado medidas, muchos se han financiado para poder apoyar. Alemania por ejemplo, bajó el IVA para reactivar restaurantes. En Estados Unidos hay dos tipos de apoyos: a las empresas y a los hogares con trabajadores desocupados, como medida para impulsar el gasto y mover la economía.

Otra acción que piden se implemente en el corto plazo y así evitar que las Pymes quiebren, es la de extender los plazos de obligaciones fiscales, dar prórrogas y buscar créditos puente para el financiamiento de vivienda. 

Las empresas apalancadas sufrirán más, será difícil salir de sus pasivos de no hacer algo y si se sigue en la negativa al endeudamiento controlado, sobre todo cuando hay líneas abiertas disponibles. El Consejo Coordinador Empresarial estima prudente contratar deuda en un máximo del 5% del PIB (1 billón).

En Chihuahua, el gobierno estatal ofrece créditos a empresas hasta por 200 mil pesos pero los requisitos que piden son más tardados que en las épocas no críticas.

¿Qué se debe hacer a nivel familiar? Cuidar los ahorros cuando los haya, no hacer gastos superfluos, no hacer gastos innecesarios, aplazar las vacaciones, no usar tarjetas de crédito si no es necesario.

Diferir el crédito hipotecario, las mensualidades del carro, o pagos fuertes de tarjetas de crédito, no hacer consumos online excesivos, cuidar las suscripciones, hacer un presupuesto real de gastos necesarios y buscar dejar un ahorro siempre.

No es momento de créditos automotrices, ni siquiera los famosos de 18 meses sin intereses; hay que buscar no endeudarse como medida para no colapsar la economía familiar ante la incertidumbre de lo que tardarán en normalizarse las actividades y el empleo, según diversos asesores como Moisés Arevalo Mariñelarena.

Si es posible tratar de buscar ingresos extras, ahorrar energía en servicios y si de plano, si se requiere crédito, buscar que sea muy barato o sin intereses.

La herramienta principal de comunicación del Gobierno de México y del presidente Andrés Manuel López Obrador, es sin lugar a dudas la conferencia de prensa matutina, aun y cuando en ella no se informe de manera objetiva si no más bien de manera propagandística, ya que hay en ellas frases repetitivas, afirmaciones no verdaderas o engañosas y señalamientos frecuentes.

Es preocupante el dato de que en promedio sean 70 afirmaciones no verdaderas durante cada mañanera, más de 25 mil en lo que va del actual gobierno, según datos del Taller de Comunicación Política SPIN, no hay información objetiva 100% veraz, sino más bien información no verificable, falsa, engañosa aun y cuando tenemos enfrente los problemas de pandemia pero sobre todo los de una crisis economía que hoy en día no se ve cómo se va a enfrentar.