Opinion

El PRIAN: la tragedia de México

.

Martín Chaparro Payán

viernes, 12 febrero 2021 | 05:00

No hay peor ciego que el que no quiere ver. La peor tragedia que le ha ocurrido a este país son los gobiernos emanados del PRI y del PAN. 

¿Cómo es posible que un país rico, vasto en recursos naturales, con un pueblo noble, trabajador y bueno, termine con más de la mitad de su gente viviendo en la miseria?

Los gobiernos del PRI y del PAN mintieron, robaron y traicionaron a México. Mientras ellos vivían de la corrupción, de la impunidad y de los desfalcos en las arcas públicas, culpaban al pueblo de la tragedia nacional. 

Durante el periodo neoliberal, los prianistas vendieron nuestro patrimonio, aprobaron rescates financieros con cargo al erario público, abandonaron a los niños y a los jóvenes, y mantuvieron a los obreros con salarios de miseria.

Tacharon a los jóvenes de flojos, “ninis” les llamaron, a los adultos los mantuvieron bajo tutelas, bajo el argumento de que eran “malos administradores” y “corruptos”. Nuestros ancianos eran considerados un estorbo y una carga para la sociedad al no haber planeado un retiro digno.      

Durante sus gestiones se alimentó la idea de que la corrupción era inherente a la cultura del pueblo mexicano. Hoy sabemos que la corrupción es parte inherente de la cultura del PRI y del PAN.

¿Cómo esperar que a Chihuahua le vaya bien con un gobernador emanado de este sistema corrupto?

Revisemos los antecedentes. En 1988, se instauró una estructura amplia cuyo único objetivo era sacar tajadas del presupuesto público. Se conformó así, una red de gobiernos federales, estatales y locales, y en algunos casos, de empresarios dedicados a tranzar con los recursos del pueblo.

Se terminaron el presupuesto en “pellizcar” el dinero destinado a educación, salud y servicios públicos. Cuando se acabaron el presupuesto, endeudaron al pueblo, para seguir robando.

Estas dinámicas de desfalco, corrupción e impunidad han sido combatidas tenazmente por nuestro presidente. Andrés Manuel ha levantado la cloaca, y las ratas, han salido molestas porque ya no pueden seguir mellando del dinero del pueblo.

Por eso es que cada día recibe ataques de los medios de comunicación, y de periodistas que estaban acostumbrados a los “moches” y a los “chayotes”. Pero eso se ha terminado.

Para muestra un botón: el día de ayer, el empresario Alonso Ancira ofreció reembolsar más de 200,000 millones de dólares al gobierno mexicano. Dicho reembolso es producto de un  sobreprecio, en la venta de su planta de Agro-nitrogenados a PEMEX en 2013. 

Mientras eso ocurría, el presidente inauguraba la pista de lo que será el nuevo aeropuerto en Santa Lucía, en el cual han estado trabajando de manera incansable los elementos de la Fuerza Aérea Mexicana. 

Ese aeropuerto estará listo en 2022, y costará miles de millones de pesos menos de lo que se había presupuestado para el aeropuerto de Texcoco.

Desde el principio de su campaña, Andrés Manuel ha sido un férreo defensor de la entrega directa de apoyos a la gente. Hoy, tenemos más de 50 mil escuelas públicas recibiendo recursos directos de la Tesorería de la Federación para su mantenimiento.

En sus dos años de gestión, el presidente ha logrado apoyar a campesinos, pescadores, madres solteras, jóvenes estudiantes, jóvenes desempleados y adultos mayores.

Se ha modificado el sistema de pensiones y se han quitado trabas para otorgar créditos de vivienda, además se apoya a miles de mexicanos para que inicien un negocio. En 2021 confiamos en que en Chihuahua tengamos al fin, un gobierno cercano a la gente.

P.D. Chihuahua tendrá su Cuarta Transformación y la gente humilde tendrá el lugar que le corresponde.