Opinion

El semáforo

“Semáforo, el oráculo de nuestro tiempo a colores, rojo enfermedad, desempleo, muerte; verde, salud, vida, trabajo y controversia”

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 26 julio 2020 | 05:00

El COVID-19 supera los 14 millones de contagios en todo el mundo, el top 10 lo encabeza Estados Unidos, seguido de Brasil, India, Rusia, Sudáfrica, Perú, México, Chile, España y Reino Unido. En muchos países, a pesar del uso obligatorio de cubre bocas/mascarillas y mantener la sana distancia, el foco está en los rebrotes. En otros, como México, la presión social, resultado de la pobreza, marginación, desempleo creciente y la carestía en los productos y servicios de primera necesidad, las autoridades federal y estatales, a pesar del clímax de contagios y el déficit en los sistemas de salud, relajaron las medidas de confinamiento en las entidades federativas de forma apresurada, cambiando los colores de semaforización para regresar a la “nueva normalidad”.

Por desgracia, diariamente se registran entre 500 y 800 defunciones, superando las 43 mil muertes, el número de contagios no frena, aunado a la falta de civilidad ciudadana, basta recorrer los corredores comerciales, restaurantes, instituciones bancarias, transporte público, etc., para observar la omisión por parte de la población de mantener la sana distancia, el uso de cubre bocas o mascarillas y sanitización permanente de superficies, alimentos, prendas, etc. 

El contexto de desigualdad ha repuntado la ola criminal y delictiva, los robos, secuestros, extorsiones y la violencia de género están a la orden del día. Ante el estallido social, algunos mandatarios sin importar el orden de gobierno, siguen apostándole al discurso irresponsable de odio, de polarización entre clases sociales, usan el slogan de combate a la corrupción como herramienta, su intención es desviar la atención de las incapacidades gubernamentales, de lo meramente importante, todo por ganar los procesos electorales del 2021. 

Como hemos dicho, la tempestad del COVID se navega en barcos diferentes, a mayor complicación económica mayor el riesgo de contagio; por ello, hace días, la ONU propone un ingreso básico temporal a los más pobres para frenar pandemia. Un ingreso para los 2 mil 700 millones de personas más pobres del mundo en 132 países en vías de desarrollo podría ayudar a frenar la propagación del coronavirus permitiendo que se queden en casa, según un reporte del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Dicho reporte sugiere tres opciones: sumas complementarias a los ingresos promedio actuales, transferencias de suma global vinculadas a las diferencias en el estándar de vida promedio en un país o transferencias uniformes de suma global independientemente en donde residan. 

América supera los 4 millones de contagios por Covid-19, un millón más que el continente europeo, quienes superaron los 3 millones de contagios. De los 4 millones, la mitad se ubican en Brasil, donde la pandemia no logra controlarse y en 24 horas han  contabilizado casi 68 mil nuevos casos. En total, el nuevo coronavirus ha matado al menos a 627 mil personas desde que surgió a finales del año pasado en China, y ha provocado casi 15 millones de contagios en todo el mundo. Líderes gubernamentales y ciudadanos dudan de que las cifras oficiales sean exactas, la mayoría considera que son mucho más elevadas.

El impacto económico de la pandemia ha sumido en la recesión a la mayoría de los mercados del mundo y está provocando quiebras de empresas, desempleo y un preocupante aumento de la pobreza. 

Datos señalan que la pandemia se propaga a un ritmo de más de 1,5 millones de nuevos casos por semana, especialmente en los países en desarrollo donde siete de cada 10 trabajadores viven gracias a los mercados informales y no pueden ganar dinero si se quedan en sus casas. Con la crisis causada por el COVID-19, el Fondo Monetario Internacional prevé una recesión del 4.9% este año. Decenas de millones de personas en el mundo están o estarán desempleadas en 2020.

Para paliar el impacto de la pandemia, la Unión Europea (UE) aprobó un plan de recuperación y un presupuesto para los próximos siete años que fue presentado ante el Parlamento europeo. El presidente del Consejo, Charles Michel, alude que el plan es en sí, es un triunfo del bloque y muestra su "solidez", pero tiene también un lado negativo.

El acuerdo, que prevé un fondo de 750 mil millones de euros (840 mil millones de dólares), basado en una mutualización de deuda, es "una luz al final del túnel”. Pero con la luz también vienen las sombras. Y en este caso, la sombra es un exiguo presupuesto de la UE a largo plazo (...) Este presupuesto será un duro trago", así lo dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En Brasil, con una población de 212 millones de habitantes, la curva de la pandemia está lejos de ser controlada y el país ha registrado más de mil 200 muertes en 24 horas. Además, los expertos consideran que las cifras están muy infravaloradas debido a la falta de test de detección del coronavirus. El presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien ha dado positivo dos veces a la prueba de COVID, minimizó desde el inicio la gravedad de la pandemia. México, con más 43 mil muertos y casi 400 mil contagios, es el segundo país de la región y el cuarto del mundo más enlutado por la pandemia.

En Estados Unidos hubo más de 60 mil contagios en 24 horas y el país ya registra casi 4 millones de contagios y más de 143 mil fallecidos. California es el estado más afectado, con casi 415 mil infectados y 7 mil 870 fallecidos.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ordenó a los habitantes de la ciudad que se cubran la cara inmediatamente cuando salgan de sus casas, de no hacerlo habrá consecuencias. En Melbourne, la segunda ciudad más importante de Australia, el uso de la mascarilla es obligatorio so pena de multa, debido al aumento de los casos. En España opera igual. En Bélgica, el gobierno también ordenó su uso en todos los lugares, abiertos o cerrados, que estén muy concurridos. En México, no es así, se reactiva la vida diaria pero de forma inconsciente, como dije en líneas anteriores, muchos omiten las medidas de prevención.  

Donald Trump, presidente estadounidense, advirtió que la epidemia empeorará antes que haya una mejora, vaya que fue uno de los mandatarios incrédulos en el tema. En su primera rueda de prensa sobre el virus en la Casa Blanca desde abril, el presidente recomendó el uso de cubre bocas, dijo: "Les puede gustar o no, pero tienen un impacto… su uso es patriótico”. En lo personal puedo tener discrepancias agudas en su forma de gobernar, pero en algo tiene razón, el uso de cubre bocas es un acto republicano, todos tenemos la enorme responsabilidad de coadyuvar en la guerra contra el virus, 

Washington, D.C- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió este martes que la epidemia de Covid-19 "va a empeorar" antes de que haya una mejora, en un mensaje en la primera rueda de prensa sobre el virus en la Casa Blanca desde mediados de abril.

Esta pandemia resulto ser la peor crisis económica y sanitaria de la que se tenga memoria. En una colaboración periodística la califican de un «hecho social total », en el sentido de que convulsa el conjunto de las relaciones sociales, y conmociona a la totalidad de los actores, de las instituciones y de los valores, la humanidad está viviendo -con miedo, sufrimiento y perplejidad-. Textual: “Nadie sabe interpretar y clarificar este extraño momento de tanta opacidad, cuando nuestras sociedades siguen temblando sobre sus bases como frente a un cataclismo cósmico. Y no existen señales que nos ayuden a orientarnos… Un mundo se derrumba. Cuando todo termine la vida ya no será igual”.

“La sociedad busca refugio y protección en el Estado que, tras la pandemia, podría regresar con fuerza en detrimento del mercado, el miedo colectivo cuanto más traumático más aviva el deseo de Estado, de autoridad, de orientación. En cambio, las organizaciones internacionales y multilaterales de todo tipo (ONU, Cruz Roja Internacional, G7, G20, FMI, OTAN, Banco Mundial, OMC, etc.) no han estado a la altura de la tragedia, por su silencio o por su incongruencia. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha carecido de suficiente autoridad para asumir, como le correspondía, la conducción de la lucha global contra la nueva plaga”. 

Hoy, lo primordial es contener la propagación, encontrar el antídoto para su cura, por desgracia la economía nacional es débil y dependiente, esperemos que la 4T escuche el consejo de sectores importantes de la sociedad, todos sin excepción remando hacía el mismo rumbo, el de la prosperidad y tranquilidad social. Los efectos del rebrote serán mucho más fulminantes. Sumemos voces de conciencia.