Opinion
Desde Wachochi ST

En vez de "votos=vida", quieren "botas=muerte" los fascistas de AL

El golpe fascista de Estado contra Evo Morales y al pueblo boliviano, mensaje para México. ¡Alertas!

Gabriel Valencia Juárez
viernes, 15 noviembre 2019 | 05:00

Al mediodía del domingo 10 de septiembre se festejaba el 37 aniversario de la radio indigenista, XETAR, La Voz de la Sierra Tarahumara de Chihuahua al cual acudimos para cubrir el evento, iba creciendo como reguero de pólvora a nivel internacional la noticia del golpe de Estado en Bolivia por los fascistas, racistas y criollos neoliberales, hecho contra el Presidente indígena aymara Evo Morales, electo democráticamente el pasado 20 de octubre, desatando, como vándalos rabiosos, una cacería contra familiares de autoridades, ministros y simpatizantes de su gobierno, mismos que fueron amenazados, insultados y reprimidos, quemando, destrozando y saqueando sus casas así como medios de comunicación independientes. 

A la asonada contra el gobierno democrático de Bolivia, se sumaron los militares y la policía que se escondieron y no intervinieron ante la jauría desatada por grupos opositores y paramilitares fascistas y racistas que odian a los indígenas. Bolivia ha sufrido 12 golpes de Estado hechos por militares con apoyo del imperialismo estadounidense a lo largo de su historia, y siempre el pueblo ha resistido y vencido.

El evento del 37 aniversario de la radiodifusora indígena La Voz de la Sierra Tarahumara, una excelente tribuna, tuvo la oportunidad de difundir el golpe de Estado fascista en Bolivia, como una primicia noticiosa de primer orden por su labor en defensa de los pueblos indígenas, contribuyendo de esa forma a la difusión para su análisis y reflexión, de los acontecimientos de los pueblos de América Latina, en especial el de Bolivia que tiene una población indígena aymara del 62 por ciento; es la nación pluricultural con más población indígena en el continente americano; luego le sigue México. Pero no se aprovechó esa coyuntura tan especial en esos momentos. No creo que se alterara la programación del evento de la radio, si acaso esa fuera la razón por la cual no se difundió la noticia oportunamente, cuando era de trascendencia latinoamericana y de gran interés internacional, o simplemente se ignoró.

Ante las amenazas contra el presidente boliviano, que un día antes del golpe aceptó nuevas elecciones, con la sabiduría de un humanista, Evo Morales, prefirió renunciar a su cargo para no derramar más sangre y más represión contra su pueblo; luego aceptó el asilo político, junto con algunos de sus colaboradores, que le ofreció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tras una travesía peligrosa por varios países sudamericanos que hizo el avión de la Fuerza Área Mexicana para rescatar a Evo Morales, quien ya estaba sentenciado a muerte por los fascistas bolivianos. Se salvó de ser asesinado, ya que era la intención de los golpistas racistas para desaparecerlo del mapa boliviano; pero les salió el tiro por la culata, ahora Evo, el indígena aymara es más conocido en el mundo.

EL MENSAJE DESDE BOLIVIA PARA MÉXICO. 

“La apresurada conjunción de factores golpistas en Bolivia (medios de comunicación, grupos empresariales, élites policiacas y militares, injerencia estadounidense) puede ser vista también a la luz de lo que sucede en México. Un gobierno de centroizquierda, con tintes derechistas y religiosos, y marcada propensión a la defensa y beneficio de los sectores más desprotegidos de la sociedad, enfrenta la intención desestabilizadora de los grupos de poder que se sienten desplazados y maltratados. Como en Bolivia, hay medios de comunicación, grupos empresariales, élites policiacas y militares e injerencia estadounidense que buscan agravar la problemática natural de un país en variopinto proceso de cambio. Vale leer y entender lo que ha sucedido en Bolivia porque, sin mucho encubrimiento, es un mensaje redactado originalmente en inglés”, análisis de Julio Hernández publicado en su columna Astillero del periódico La Jornada el lunes 11 de noviembre.

El análisis citado nos hace entender a los latinoamericanos que los golpistas fascistas y racistas de Bolivia como de México su intención es rechazar la democracia, el voto sinónimo de vida e implementar “las botas” y las bayonetas equivalente a muerte para imponer la tiranía militar apoyada por el imperialismo de Estados Unidos. En México intentan desestabilizar y sabotear al gobierno de la Cuarta Transformación que conduce el presidente López Obrador electo por más de 30 millones de [email protected]

Como se indicó, Bolivia es el país latinoamericano que ha sufrido doce golpes militares. Durante el gobierno democrático de Evo, se presentaron intentos de golpe de Estado en septiembre de 2008 y expulsó al embajador estadounidense, Phillip Goldberg. Luego cuando la tenebrosa CIA se infiltró en Yacimientos Petrolíferos Bolivianos, en 2009, la sacó del país. Hubo otros intentos de golpe a fines de 2011 y en junio 2012, y el golpe de 2019, planeado con anticipación para desterrar a Evo Morales. “Un golpe que fue la culminación de un proceso de exacerbación de ánimos sociales y de retos y amenaza final de mandos policiacos y militares a partir de un litigio electoral”.

El presidente boliviano desterrado temporalmente, ya en México, afirmó: “Este golpe de Estado ni los atentados contra mi vida me harán cambiar de ideología. Seremos siempre antiimperialistas (anticolonialistas). Esta es una lección más para aprender y fortalecer las luchas por soberanía, inclusión, dignidad y libertad con identidad de los pueblos en Bolivia y el mundo”.

A EVO LO ODIAN LOS FASCISTAS Y RACISTAS por lo que hizo su gobierno y su partido Movimiento al Socialismo en favor de su pueblo “y por ser indígena”. Van datos duros: Bolivia pasó de ser el país más pobre de América, a ser el país con el mayor Crecimiento de América durante gobierno de Evo Morales. – Bolivia Incremento su PIB en un 400 por ciento. – Se eliminaron las 8 bases militares que EU tenía en Bolivia, por lo que Evo sacó de su nación a la DEA y a la CIA. -Se nacionalizó el gas y el agua (ésta se estableció como derecho humano, ya que la habían privatizado). -La recuperación del gas para ponerlo al servicio del pueblo de Bolivia, permitió el desarrollo de esta gran nación. -Se hicieron 12 fábricas de litio, 3 fábricas de cemento, 2 fábricas automotrices, 28 fábricas de textiles y se crearon 12,694 cooperativas. -Se terminó la discriminación para con el sector mayoritario de la población, que es el indígena aymara, por lo que Bolivia se convirtió en la República Plurinacional de Bolivia, es decir se reconoce la autodeterminación y cultura de los pueblos indígenas. -El salario mínimo aumentó en un mil por ciento. -Fue un gobierno promotor de la cultura y del respeto al medio ambiente, lo que implica amar a la «Pachamama» (Madre Tierra).

Disminuyó el analfabetismo que pasó de 22,7 por ciento a 2,3 por ciento -Se hicieron más de 25 mil kilómetros de carreteras -Se construyeron 134 Hospitales -Se Construyeron 7 mil 191 Centros Deportivos -Se Construyeron mil cien Escuelas -Se creó una nueva Constitución que le dio derechos a los trabajadores, a los campesinos, a los estudiantes, a las mujeres y a los Indígenas. Por estos avances derrocaron a Evo para volver al retraso del neoliberalismo que está desapareciendo poco a poco en América Latina. Recuerden: “Si no se van les va a pasar lo mismo que en Vietnam”. Bienvenido Evo a México, eres un ejemplo de lucha y resistencia indígena como lo fue Benito Juárez.