Opinion

Es Maru gobernadora electa...y de facto

.

GPS / Columna

lunes, 14 junio 2021 | 05:00

Video: Ambulancia de Escamilla se empolva en sótano

El colmo, plazas y contratos transexenales

Arranca la sucesión en Rectoría

Maru Campos adquirió desde ayer, antes de caer la noche, el estatus de máxima autoridad de facto en el Estado, al recibir la papeleta como gobernadora electa.

Si ya desde antes de la jornada electoral, en cuanto se vieron sólidos los números, concitó todo tipo de adhesiones de propios y extraños, y con el triunfo casi casi empezó a despachar, en estos momentos es el centro de atención, para situaciones pasadas, presentes y futuras.

Queda desdibujado el actual gobernador Javier Corral, mero florero, solo esperando a que se cumplan los tiempos para entregar la administración, como marca el inefable canon jurídico y político de la sucesión.

No es tan sencillo; se resiste con pataleo a su nuevo papel a pesar de su calidad presente y futura como brocheta. Buscará hacer un último informe, a unos meses del anterior, y realizar inauguraciones, muchas de ellas patéticas, en una marcha lastimosa por regiones que jamás atendió, así como intentar cualquier medida desesperada por descarrilar a la gobernadora electa.

No entiende la definición del panismo ni de los chihuahuenses, que le dieron tunda en la elección interna y después en la constitucional. La vitacilina recomendada por AMLO le es harto necesaria y quien sabe si suficiente.

Más allá del simple triunfo en la elección de gobernador, el electorado le dio al PAN y a sus aliados la mayoría de las diputaciones por tierra y esta en veremos, una vez que termine el cómputo, la repartición de las pluris. Pero será el PAN la principal fuerza, aliado con el PRI casi con la mayoría calificada.

Ayer Maru Campos no cabía de la emoción al recibir la constancia que la acredita como ganadora de los comicios, una certificación apabullante con la firma de medio millón de chihuahuenses. Solo hay que esperar dos meses y cacho para asumir el encargo.

Si ya antes era un desaseo vil, ahora con la modificación legal de su condición no tiene nombre querer sacarla de la jugada en la búsqueda de la titularidad del ejecutivo. Todo el panismo nacional estará al pendiente.

El blindaje social de ayer es obvio...mostró de nuevo músculo al recibir el documento legal en las oficinas del Instituto Estatal Electoral, con una férrea Cata Espino al frente.

***

Una ambulancia como la que tiene Juan Manuel Escamilla guardada en el sótano de la Secretaría de Hacienda, debe valer cuando menos varios millones de pesos, dependiendo del equipamiento con que cuentan y el personal requerido para su funcionamiento, todo con cargo al presupuesto en salud.

Nuevecita, no ha de tener ni dos kilómetros recorridos, empolvándose bajo el olvido. Tenemos video en versión digital de GPS

La Secretaría de Salud y sus dos organismos descentralizados, Servicios de Salud e Ichisal, sufren las de Caín para obtener autorización para ambulancias, y ese vehículo nuevecito escondido.

Más aún, hay una carencia terrible de medicamentos e insumos en los hospitales estatales, se deben prestaciones al personal, se les jinetea incluso dinero como quedo en evidencia esta semana con el anuncio de un pago de millones, y esa ambulancia detenida.

Hay pueblos que darían lo que fuere por contar con una ambulancia de esa categoría, para sustituir las carcachas con que cuentan.

Pero nada de eso le importa a un responsable de escoltas que de salud no entiende nada, menos a un gobernador que ya esta pensando en la mejor forma de salir corriendo del batuque generado en cinco años.

***

No podía esperarse otra cosa en la coordinación de Comunicación Social, bajo la batuta de Manuel “Igor” del Castillo. Ha otorgado plazas con base a sus preferidos, y no contento con secuestrar la nómina, pretendiendo condicionar a la siguiente administración, ha firmado contratos con proveedores con vigencia hasta diciembre próximo.

Se le olvidó al funcionario que los cargos públicos, de mandos altos y medios, están sujetos al vaivén de la administración que se renueva cada seis años, y que dichos puestos forman parte del equipo de la administración entrante.

Es patético otorgar plazas que le corresponden a otros trabajadores por derecho de antigüedad, por encima de quienes apenas tienen un par de años o los cinco de la administración, y son premiados con plazas.

Tendrá que revisarse el tema a fondo, pero nos hablan de otorgamiento de bases al “rostro de Chihuahua”, Miriam Saldívar, quien entró en el último tramo para estar muy cerquitas, demasiado cerquitas, de Igor, casándose con el nuevo amanecer a grado tal de personificar la administración. Sería un despropósito que permaneciera.

Está también Alfonso Villalobos, Enrique Lomas, Gloria Soto, Jesús Herrera, Luis Torres, Luis Maguregui, y otros, todos ellos prominentes atacantes de todo lo que oliera a Maru Campos y ahora pretenden repetir inocentes en la administración.

Lo de los contratos, sin palabras. En la letra chiquita se encuentra el diablo. Deberán irse preparando a darlos por terminados antes de que termine la actual gestión o bien pagarlos antes, justificándolos, haber de donde y como.

***

Ha arrancado el camino hacia la silla de la Escorza y Venustiano Carranza. Inevitable, debido a la importancia de la rectoría de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Se ha empezado a mover Luis Carlos Hinojos, director de la Facultad de Medicina, con el handicap de las batas blancas que ya se han sentado en dicha silla.

Ha tenido una participación clave en el combate al Covid, credencial importante que lo antecede, más el ejercicio privado de la especialidad de neumología y la docencia.

No es el único. Junto a él se escuchan Alfonso Rivera Campos, de Derecho; Luis Raúl Sánchez, de Conta; o Abraham Paniagua, de Ciencias Políticas. Tampoco se descartan los cercanos, Armando Villanueva, de Filosofía y Letras, y el mismo director académico Erick Valles.

La elección está a la vuelta de la esquina, el año entrante.