PUBLICIDAD

Opinion

Estancias infantiles

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 24 febrero 2019 | 01:41

“Miente el que diga, estancias infantiles es superfluo, clientelar, hoyo negro de políticas públicas partidistas, es útil y debe continuar, de lo contrario, más temprano lo pagarán en las urnas, no existe mayor agitación, que una madre enojada”.

Estancias infantiles, 350 mil niños, 100 mil familias en pie de guerra, no permitirán se cancele el programa tan necesario en la vida de millares de familias de escasos recursos, madres solteras la mayoría, que buscan con esfuerzo el sustento de sus familias.

El diagnóstico, corrupción, malos manejos, argumentan para declararlo inexistente, dos mil millones de pesos en su presupuesto anual. Castigo a los responsables, si los hay, háganlo más transparente, más eficiente, no desmantelen el programa, reconocido a nivel internacional.

Este agravio si persiste nunca se lo van a perdonar los padres de familia, no dilapiden el bono democrático, ni la buena imagen de AMLO, los niños no tienen partido, ni color, lo que es bueno para ellos no importa de dónde venga.

El pueblo es sabio, entiende lo que está bien y lo que está mal, en esta se equivocan, generan zozobra, enojo, impotencia a quien les brindó su voto sin reservas, buscando un mundo mejor para sus familias. La respuesta del despropósito, que los cuiden sus abuelos, son bromas de mal gusto, las guarderías familiares no se hacen por decreto, la salud, el cansancio de los años trabajados lo imposibilitan.      

Los niños requieren de cuidados, vigilancia, tolerancia, los cuerpos cansados tienen un límite, no es por falta de amor, el cuidado diario de los seres queridos, sus nietos, los años, la enfermedad, el insomnio, los imposibilita. Miente el que diga, estancias infantiles es superfluo, clientelar, hoyo negro de políticas públicas partidistas, es útil y debe continuar, de lo contrario, más temprano lo pagarán en las urnas, no existe mayor agitación, que una madre enojada.

Durante la plenaria de senadores de Morena, Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, en la discusión por los recursos determinados para las estancias infantiles, aseguró que los dos mil millones de pesos otorgados a 10 mil estancias son más que suficientes, sin embargo, comentó que habrá que redistribuirlos. Ante la noticia, legisladores federales de oposición se sumaron a la protesta de más de 300 propietarias de estancias infantiles que se manifestaron ante el pleno de la Cámara de Diputados para exigir con justa razón, se restituyan los recursos recortados al programa.

 Anunció la propuesta, de entregar a familiares mil 600 pesos cada dos meses por niño, dijo: “Esa familia decide si quiere entregarle esos recursos a los de las estancias. Si esa familia dice: ‘con esto yo puedo encargarle a mis hijos a una hermana, a una tía, a una abuelita’. Pues es decisión de cada familia”.

Uno de cada 3 niños abandonó su estancia infantil por el recorte. Organizaciones como Save the Children, Oxfam y GIRE, afirman que la medida propuesta por el gobierno federal no garantiza el acceso a un cuidado integral de los menores e incluso pone en riesgo sus derechos.

Las estancias infantiles registran una baja en su matrícula de aproximadamente 35% de los niños registrados en estos espacios a nivel nacional, debido a la reducción al presupuesto del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras. De acuerdo con cálculos del gobierno federal, este programa beneficiaba a 329 mil 781 niños, 4.73% de la población total de infantes que acuden a las estancias.

El estudio de Save the Children México, elaborado a 50 estancias infantiles de la Ciudad de México y área metropolitana sobre el impacto de este recorte presupuestal, estima que 23% de estos espacios tuvo que aumentar el costo de recuperación por niño para poder continuar con su operación.

Dicho análisis detectó que desde que se detuvo el flujo de recursos disminuyó el número de niños registrados hasta 21% y al extender el cálculo a nivel nacional la cifra puede aumentar hasta 35%. María Josefina Menéndez, directora general de Save the Children México dijo: “Dejar de percibir el apoyo del gobierno o disminución de la matrícula pone en severo riesgo la continuidad (de estas estancias). La desaparición o reducción de estos servicios impacta negativamente los derechos de los niños y también significa desmantelamiento de un tejido social que costó muchos años de construcción”, afirmó

En conferencia conjunta con Oxfam México y GIRE, señalaron que la transferencia de recursos directa a padres de familia para subsidiar el cuidado de infantes en sustitución al programa de estancias infantiles, como lo ha planteado el gobierno, no garantiza el acceso a un cuidado integral de los menores e incluso pone en riesgo sus derechos.

Bajo condiciones de pobreza, la desigualdad de género que prevalece y el desconocimiento de la relevancia de educación inicial los padres y madres están dispuestos a tomar decisiones sobre el uso de esos recursos para la satisfacción de necesidades que no se relacionan directamente al cuidado ni protección de la niñez.

Además, pone en riesgo de eventos de violencia a las mujeres de escasos recursos, ya que México, es uno de los países líderes a nivel mundial, en el tema de violencia de género.

En ese sentido, Ricardo Fuentes Nieva, director de Oxfam México, coincidió que este esquema de entrega de recursos directos a niños no apoya a la disminución de la desigualdad económica en un país con brechas tan marcadas como México. Anunciaron que preparan una serie de procedimientos legales con el apoyo de la Barra Mexicana de Abogados, con la finalidad de que el gobierno federal garantice recursos a las estancias infantiles.

Por el bien de los niños, por las madres de familia que dependen de un lugar de cuidado profesional y seguro de sus hijos, donde ellas, descansan su confianza, mientras salen a buscar el sustento de sus familias. Insisto el gobierno federal, en coordinación con los tres ordenes de gobierno, ONG´S y las familias pertenecientes a este programa, deben duplicar esfuerzos y recursos por mejorar las condiciones de dichos centros, incluyendo la capacitación de quienes trabajan en los centros de cuidado, de encontrar malos manejos, corrupción, abusos de autoridad, que sea la justicia quien se encargue de evidenciar y castigar a los responsables, no hay justificación racional para cerrar las estancias por el solo hecho de provenir de una administración, proveniente de un partido opositor al actual. Los niños y las mujeres que requieren de ese servicio no lo merecen. “Una mujer no se rinde ante nada, si el motivo de su lucha son sus hijos”.

Sumemos Voces.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD