Opinion
Crónicas de mis Recuerdos

Fairmont: Primer “Rascacielos” de la Modernidad Chihuahuense (1963) (Primera parte)

.

/ La tradicional tienda “Paris México” ocupaba el terreno donde alguna vez se construiría el Banco Provincial del Norte, Hotel Fairmont, en 1963. Anexo a esta tienda, se encontraba el histórico Hotel Hilton (Fototeca-INAH-Chihuahua).
/ El primer Banco Provincial del Norte de Chihuahua, estuvo ubicado en la calle Aldama 110 en 1957 (Foto APCUCh).
/ Monseñor José de la Paz García, bendiciendo el terreno donde se construiría el Banco Provincial del Norte, S.A., conocido también como el Hotel Fairmont (Foto APCUCh).

Oscar A. Viramontes Olivas

domingo, 11 julio 2021 | 05:00

La ciudad de Chihuahua en los últimos años ha tenido un impresionante crecimiento hacia los cuatro puntos cardinales de su territorio, alcanzando un lugar importante en el escenario local, estatal, nacional e internacional en diversos aspectos, tanto en el económico, político, social, comercial, industrial, así como en la modernización de sus avenidas, centros comerciales y habitaciones, cuyo antecedente empieza a gestarse cuando el Gobernador del estado de Chihuahua, el ingeniero Fernando Foglio Miramontes, le propone un impulso a nuestra ciudad a partir de la construcción de la Ciudad Deportiva y la Ciudad Infantil en los años de 1945 y 1946.  Además de la edificación del Tecnológico de Chihuahua en 1948 y la nueva Estación de Ferrocarriles el 5 de agosto de 1950 en la avenida División del Norte. Así mismo, la creación de la Universidad de Chihuahua el 8 de diciembre de 1954 cuando administraba el estado el licenciado Oscar Soto Máynez.   Finalmente, la canalización del río Chuvíscar en el periodo de 1956 a 1962, con el licenciado Teófilo Borunda. Pero otro de las muestras de ese crecimiento fue la construcción del Banco Provincial del Norte, S. A. siendo uno de los edificios más altos y con una arquitectura modernista a principios de la década de los sesenta.

Sí, el desarrollo para esta ciudad de Chihuahua ya era imparable y junto con este ímpetu de gente visionaria, se iniciaría la construcción del “Banco Provincial del Norte” en uno de los terrenos donde alguna vez funcionarían varias tiendas como la tradicional “Paris-México-, un local donde vendían ropa y zapatos de buena calidad y junto a esta, estaban otros locales como “La Casa Rayón” y “Mesta Hermanos”. Todos estos estaban anexos al histórico Hotel Hilton construido a finales del siglo XIX y cuyo propietario había sido el general Luis Terrazas Fuentes, hombre prominente de aquellos tiempos. Se llegaría a un acuerdo en el proceso de negociación entre los propietarios de dichos negocios con los dueños del terreno, con el fin de tener la posibilidad de adquirirlo y lograr así que se hiciera realidad el tan necesario proyecto de construir un nuevo banco en el centro de la ciudad.  Los socios del Provincial que venían de la capital de la Sultana del Norte, la ciudad de Monterrey, Nuevo León, se habían establecido antiguamente en la calle Aldama No. 110 y cuyas operaciones habían comenzado en febrero de 1957 con el fin de posesionarse más en el norte de la República Mexicana y específicamente en el estado de Chihuahua. 

Para el desarrollo de la tramitología legal en la construcción oficial del edifico destinado para el Provincial del Norte, S.A. y en base al expediente número 143/71 relativo al Juicio Sumario Hipotecario promovido por el licenciado Fernando Romero Figueroa en representación de “Financiera Comercial Mexicana” S.A. del Departamento Fiduciario, ésta última concesionaria de los derechos de “Financiera Provincial del Norte”, S.A. en contra del señor Salvador Acosta Sepúlveda y “Edificios Provinciales” S.A., se dictaría el siguiente acuerdo en Ciudad Juárez, Chihuahua el 17 de junio de 1961 a las 15:00 horas, donde el inmueble materia de juicio, se encontraba ubicado en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua y para que en auxilio se pudiera proceder a fijar los edictos en los tableros del juzgado en la citada ciudad fronteriza, lo que sirvieron como base para el remate del mismo local por la cantidad de más de 27 millones de pesos, refiriéndose a aquellos donde se albergaba Paris-México, Mesta Hermanos y Las Casa Rayón. 

El edificio que se adquiriría para el nuevo banco estaría en una superficie de 1,069.75 metros cuadrados y tendría las siguientes medidas y colindancias, las cuales se mencionarán a continuación. El frente tendrá una longitud de 29.2 metros y estaría sobre la calle Libertad; el costado derecho con una longitud de 32.30 metros y estaría sobre la calle Segunda; en su parte posterior, el frente tendría una longitud de 29.22 metros en colindancia con la avenida Juárez y por el costado izquierdo una longitud de 36.38 metros y anexo al Hotel Palacio Hilton, teniendo como esquina las calles Libertad y Juárez. Dicho inmueble sería adquirido por “Edificios Provinciales” S.A. y cuya escritura pública tendría el número 3,736 con fecha del 25 de marzo de 1961 y donde aparecería inscrito bajo el número 908 del libro 897 de la Sección Primera del Registro Público de la Propiedad del Distrito Morelos.

Otras de las características del terreno y de lo que sería en el futuro el inmueble y su relación a la propia cimentación, su escritura, las azoteas, escaleras; los elementos generales del edificio, el vestíbulo y el pasaje principal de los accesos a la planta baja; los vestíbulos de los elevadores generales en los pisos 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15 y 16; los cubos de los dos elevadores generales, los aparatos e instalaciones del clima artificial; el sistema de extracción de aire en la sala de bombas; el sistema de extracción de aire y ventilación distribuido en el edificio; el equipo hidroneumático; el equipo de bombeo de aguas negras y el de aguas freáticas; el equipo contra incendios, los cuartos de concentraciones y tableros eléctricos; las fachadas del edificio; el sistema de pararrayos, la cisterna, el cárcamo, las jardineras ubicadas en el vestíbulo principal; el directorio general de instalaciones sanitarias e hidráulicas; los ductos de diversas instalaciones, las redes telefónicas y los sanitarios de los pisos del 9 al16. Los sanitarios ubicados a nivel superior de los pisos del 8 al 16; la oficina de la administración ubicada en el piso 9; los equipos de luces de protección aérea, las casetas de los elevadores generales, las calderas, los tanques de  combustible, los demás aparatos o instalaciones necesarias para el funcionamiento del edificio en conjunto.           

En general, se clasificarían como bienes comunes todas las partes del inmueble que no estuvieran destinadas al uso exclusivo de las unidades privativas o que por ley o destino deberían considerarse como tales. El edificio contaría con 24 niveles, divididos en tres unidades como son la “A”, destinada al banco; la unidad “B”, enfocada al servicio de hotel y la unidad “C”, que sería destinada para ubicar a los diferentes comercios;  94 unidades, para oficinas o despachos y una unidad denominada Pent-House. Las secciones anteriores se distribuirían de la siguiente manera: la planta del sub sótano en el que se instalaría la maquinaria y equipo de bombeo al que se llegaría por una escalera marina que bajaría desde el sótano. La planta del sótano en donde se encontraría la unidad “A” o sea el banco que comprendería la bodega; cuatro áreas separadas correspondientes a la unidad “B” del hotel; una que comprendería el cubo del elevador; otra que estará compuesta del propio vestíbulo para el elevador de servicio (montacargas); una tercera que sería el área destinada al reloj de control; la cuarta y última, sería el comedor, vestidores y baños para los empleados así como bodegas de almacenamiento y un área correspondiente a la unidad “C” para comercios y el cubo de los elevadores generales.

La planta baja tendría dos áreas donde se ubicaría el vestíbulo de acceso principal, que comunicaría a la planta superior por medio de sus propias escaleras y la otra, que estaría en las oficinas con frente a la calle Segunda y Juárez; también contaría con dos áreas correspondientes a la unidad “B” (hotel); la primera comprendería el lobby. Por otro lado estaría la planta primera que era correspondiente a la unidad “A” compuesta de oficinas públicas y privadas marcados con los números 902, 903, 904, 905, 906, 907, 908, 909, 910, 911 y 912, con acceso al vestíbulo general y pasillo de distribución; sección administrativa y otras más como los despachos del 1001 al 1012.  En base al antecedente anterior del que sería el nuevo edificio del Banco Provincial del Norte, una de las principales personas que siempre habían estado impulsando este magnífico proyecto sería el señor Juan Fernández Monreal, cuyo historial era de venir de una larga carrera como banquero y al instalarse en la ciudad de Chihuahua proveniente del Distrito Federal, vendría a ocupar la silla como director del Banco de Londres y México...Esta crónica continuará. 

El contenido de esta crónica es con fines de investigación, sin ánimo de lucro, por lo que no viola derechos de propiedad intelectual ni derechos conexos. Fairmont: Primer “Rascacielos” de la Modernidad Chihuahuense (1963) forma parte de los Archivos Perdidos de las Crónicas de mis Recuerdos. Si desea la colección de libros “Los Archivos Perdidos de las Crónicas Urbanas de Chihuahua”, tomos del I al XII adquiéralos en Librería Kosmos (Josué Neri Santos No. 111); La Luz del Día (Blas Cano De Los Ríos 401, San Felipe) y Bodega de Libros. Además los libros sobre “Historia del Colegio Palmore (1880 a 1944), adquiéralos en Colegio Palmore o al celular 614-148-85-03 y con gusto los llevamos a domicilio. 

violioscar@gmail.com

Maestro-investigador-FCA-UACh