Opinion

Ficosec y Fechac

.

Gerardo Cortinas Murra

lunes, 11 octubre 2021 | 05:00

Contrariamente a la declaración de la gobernadora Maru Campos de que estos dos fideicomisos -por su gran labor- deben seguir generando solidaridad y multiplicando esfuerzos en beneficio de los chihuahuenses; ambos fideicomisos deben ser derogados por el Congreso local. 

Discrepo de la opinión de la gobernadora en cuanto a que la “gran labor” de estos dos fideicomisos amerite que se les siga otorgando recursos millonarios a estas dos instituciones pseudo-ciudadanas.

Asimismo, reprocho la negativa oficial para que los recursos públicos destinados a estos fideicomisos “no sean redirigidos para sacar al Gobierno del Estado de su endeudamiento y problemas financieros, porque las acciones de estos fideicomisos les ha valido el reconocimiento nacional e internacional”.

Sin embargo, existe una postura contraria: la de la presidenta de Index-Juárez, Fabiola Luna, quien propuso que en vez de aprobar un aumento al ISN (para apoyar las finanzas estatales), los recursos que las empresas pagan al Estado que se canalizan a Fechac y Ficosec, se destinen directamente al pago de la deuda estatal.

El actual secretario de Hacienda, Jesús Granillo Vázquez, rechazó tajantemente la propuesta de Index-Juárez, so pretexto de que se trata “sólo de una opinión y no de una propuesta… (porque) “se ha demostrado que estos organismos sí han funcionado”.

Fuentes legislativas indican que Fechac recibe el 10% de lo que los empresarios pagan de ISN; y Ficosec recibe el 5%. En el ejercicio fiscal del 2021, Fechac ha recibido 420 millones de pesos de financiamiento, y Ficosec 210 millones de pesos. 

A pesar de ello, estos fideicomisos son opacos en materia de trasparencia, al extremo de que los agremiados empresariales se quejan de que la Fechac no tiene obligaciones de transparencia específicas ni generales.

Lo anterior es cierto. En el sitio del Facebook de este fideicomiso aparece la siguiente leyenda: “La información relativa a este rubro (remuneraciones) está a tu disposición en formato físico en nuestro Módulo de Transparencia”.

Lo mismo acontece con Ficosec: “atendiendo al decreto de creación, el fideicomiso no cuenta con estructura administrativa, ni personal a su cargo, para su operación. Por lo que no ejerce recursos en remuneraciones por servicios personales”.

Yo me pregunto: ¿Será posible que un organismo público no erogue gasto alguno por concepto de remuneraciones a sus empleados? ¿Los empleados de estos dos fideicomisos son servidores públicos?

Lo anterior, contradice lo establecido en la Ley de Entidades Paraestatales en la que se equipara a los fideicomisos públicos como entidades paraestatales, cuando su organización sea análoga a las empresas de participación estatal mayoritaria, cuyo objeto sea auxiliar al Ejecutivo para la realización de actividades prioritarias.

Ahora bien, el objeto de Fechac es “invertir en proyectos de salud y educación para cambiar y mejorar la calidad de vida de las personas”. Y el de Ficosec “elaborar proyectos para la prevención de la violencia y la delincuencia, el fortalecimiento y construcción de capacidades institucionales” (¿?).

A mi parecer, las ‘funciones’ de la Ficosec y Fechac son atribuciones duplicadas que le corresponden -exclusivamente- a la Fiscalía General del Estado, por ser la encargada de las áreas de investigación y persecución del delito; la investigación de violaciones a derechos humanos; las operaciones de combate a la corrupción; y coadyuvante en materia de seguridad pública y prevención.

A la evidente duplicidad de funciones, se le podría agregar que el objeto de estos dos fideicomisos no son actividades prioritarias que ameriten ser delegadas por el Estado. Ya que, en el caso de que los empresarios pretendan coadyuvar con la problemática de la inseguridad pública, lo pueden hacer a través de organizaciones ciudadanas no lucrativas.

La derogación de estos dos fideicomisos evitaría el dispendio de recursos públicos en la realización de actividades no prioritarias.