Opinion

Fideicomisos

“El despotismo es imposible si la nación está ilustrada” François Quesnay.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 11 octubre 2020 | 05:00

Irracional desaparecer 109 fideicomisos y fondos, vitales para la vida pública y democrática del país, la 4T pretende según estimaciones, adjudicarse más de 68,000 millones de pesos, la justificación, reorientar recursos para atemperar la crisis económica y sanitaria, provocada por el COVID-19. Hace días, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara baja, aprobó una iniciativa impulsada por los legisladores de Morena para desaparecerdichos fideicomisos“sin estructura”, a fin de que estos fondos sean reintegrados a la federación y se reasignen a temas de salud, así como para financiar programas sociales del gobierno. 

En tiempos convulsos, los detractores de AMLO suponen que el gobierno federal requiere de mayores recursos, debido a que se avecinan elecciones, en 2021 se renuevan 500 escaños de la Cámara de Diputados, gubernaturas en Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas. Congresos locales de todo el país, excepto en Coahuila y Quintana Roo; así como ayuntamientos y alcaldías en 30 entidades, menos en Durango e Hidalgo. Muchos intereses en juego.

El presidente como respuesta advirtió que los recursos se seguirán entregando para apoyar la ciencia y la cultura, pero es necesaria una revisión de los beneficiarios, dijo: “Quiero decir a los beneficiarios que no van a dejar de recibir sus recursos. Hay un fondo de deportistas de Alto Rendimiento y lo van a seguir recibiendo. Los fondos de investigadores, lo que manejaba o se le atribuía al Conacyt van a seguir recibiendo sus apoyos. Los artistas, escritores, intelectuales que recibían sus becas, lo mismo. Sólo vamos a hacer una revisión y que no se queden los apoyos en manos de intermediarios. Es entrega directa, pero vamos a hacer la revisión… No más aviadores”. 

Con 20 votos a favor, 15 en contra y 1 abstención, los legisladores aprobaron en comisiones la iniciativa en lo general, presentándose cuatro reservas. 

Entre los fideicomisos a desaparecer se encuentran: Fondos de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico; Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, que otorga apoyos a deportistas y medallistas olímpicos; Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE); Fideicomiso que Administra el Fondo de Apoyo Social para Extrabajadores Migratorios Mexicanos; Fondo para el Fomento y Apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica en Bioseguridad y Biotecnología; Fondo para el Cambio Climático; Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas; Fondo de Desastres Naturales.

El Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (FAARI) y el Fondo Sectorial de Investigación y Desarrollo Inmujeres-Conacyt. El primero, tiene como finalidad servir como un mecanismo financiero para poder hacer pagos en la ayuda, asistencia y reparación integral a víctimas. Esto incluye la compensación a víctimas de violaciones de los derechos humanos, cometidos por las autoridades y la compensación subsidiaria para víctimas de delitos del orden federal, de acuerdo a la página del Gobierno de México.

Investigaciones periodísticas revelan que esto significaría dejar en desamparo a víctimas de la violencia, así como a sus familiares; los pagos a las víctimas (mujeres) representaron 1,353 millones de pesos desde la creación del fondo, hasta junio de este año. Esto en total ayudó a 5,278 mujeres víctimas en poco menos de seis años; este fideicomiso también está encargado de ayudar a familiares de víctimas.

En un comunicado en sus redes sociales, el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM) advierten: “Es importante denunciar que desaparecer el fondo impactaría negativamente de diversas maneras la justa lucha de las víctimas, entre ellas el acceso a medios legítimos para defender sus derechos y continuar en su exigencia de la verdad y justicia, con la claridad de que sus fortalezas están en su lucha y exigencia organizada por la justicia. De la misma forma pondría un obstáculo enorme a las labores de búsqueda de nuestras y nuestros desaparecidos, de ahí que a muchas familias podría negarles el acceso a una búsqueda organizada y lucha por la verdad y la justicia”.

El segundo, es un instrumento de política científica para apoyar la investigación con las aportaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Nacional de las Mujeres. El objetivo de dicho Fondo es promover la investigación científica, así como el desarrollo tecnológico y la innovación mediante la canalización de recursos a proyectos de investigación. Estos pueden generar tanto conocimientos, como desarrollos que atiendan específicamente a problemas y necesidades particulares de las mujeres.

Su convocatoria más reciente, destaca que el Plan Nacional de Desarrollo de 2019-2024 pretendía construir un país con bienestar, donde las clases sociales más desprotegidas se privilegiarían. No obstante, con esta extinción, el desarrollo para las mujeres en comunidades marginadas, podrían sufrir un importante retraso. 

Dicha iniciativa pretendía extinguir los fideicomisos en un plazo de 30 días tras la publicación del decreto en el Diario Oficial de la Federación; esto significa que los fines a los que estaban destinados podrían quedar desatendidos en lo que resta del año, lo que representa un riesgo para la vida en el caso de fondos emergentes como el de víctimas, el de protección a defensores de los derechos humanos o el de desastres naturales. 

La propuesta plantea reformas a diversos ordenamientos legales, fue elaborada tras la realización de parlamentos abiertos, donde participaron legisladores, especialistas y beneficiarios directos. Al final, según consta en el documento, las peticiones de los usuarios fueron desatendidas.  

A pesar de la ola de críticas por parte de  académicos, organizaciones civiles, beneficiarios que se desataron tras conocerse el tema, la oposición tomo la tribuna, hubo varios recesos debido a que el Pleno se convirtió en Arena de la WWW; al final, los legisladores avalaron con 242 votos a favor, 7 en abstención y 178 en contra, la modificación a 18 leyes y la abrogación de otras dos cuya ejecución implica la desaparición de los fondos. 

Como se dice vulgarmente, con la mano caliente, Mario Delgado, líder de Morena en la Cámara de Diputados, según notas informativas, “descongeló” el tema y anunció que enlistó en la Gaceta Parlamentaria una iniciativa de reformas para eliminar 55 fideicomisos más, que darían 150 mil millones de pesos adicionales al Presupuesto de Egresos del 2021. Los fondos a revisar son: el Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía-Hidrocarburos; Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía-Sustentabilidad Energética; Fondo para el Fomento y Apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica en Bioseguridad y Biotecnología; Fondo para el Cambio Climático; Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral; Fideicomiso que Administra el Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores; Fideicomiso Fondo de Salud para el Bienestar; Fideicomiso Público de Administración y Pago; Fondo Metropolitano; Fondo para el Desarrollo de la Zona de Producción Minera; Fideicomisos para Promover el Acceso al Financiamiento a Pymes.

México vive tiempos inimaginables, donde la pobreza, marginación, desempleo, contagios y fallecimientos por coronavirus, carestía en productos y servicios de primera necesidad, adicciones, inseguridad y violencia no tienen tregua. Por décadas, las malas decisiones gubernamentales, impulsadas por intereses electoreros han sumido al país; en esta ocasión, temas prioritarios en la agenda global como la cultura, ciencia e investigación, deporte, cambio climático, mujeres, desaparecidos, activistas pro derechos humanos, entre otros más que están por sumarse a la lista, todos quedarán en la orfandad, bajo la estafeta de la discrecionalidad del gobierno en turno. “El despotismo es imposible si la nación está ilustrada”, François Quesnay. Sumemos voces de conciencia.

Te Puede Interesar