Opinion
Álter Ego

Fraude al IMSS

.

Rafael Soto Baylón

miércoles, 21 abril 2021 | 05:00

No me refiero a que en Instituto Mexicano del Seguro Social se estén presentando irregularidades administrativas. Son personas ajenas al IMSS quienes lo están utilizando para cometer una estafa.

La pandemia trajo consigo miles y miles de personas desempleadas. Y con ello la pérdida de la afiliación al IMSS. Algunas de ellas recuperaron su empleo y su re afiliación o afiliación por vez primera. Otras no y debieron incorporarse a la economía informal.

La desgracia de muchos es para otros la oportunidad para cometer actos ilícitos. Este caso publicado en Facebook está dirigido a quienes trabajan por su cuenta: 

“ALTAS IMSS E INFONAVIT. Te damos de alta como trabajador con un salario diario de $148.00 para que obtengas todos los beneficios del régimen obligatorio del IMSS, además puedes afiliar a tu esposa, padres e hijos menores de 25 años que estudien en escuelas públicas; SIN COSTO ADICIONAL. Beneficios: Servicios médicos. Servicios maternidad IMSS. Guardería gratuita. Infonavit (crédito vivienda). Cotizar semanas para una pensión. Precio del servicio: $1,650 mensuales. Requisitos para iniciar trámite: INE (foto). Número de seguro social. Correo o cuenta gmail activa. Trámite 100% seguro, sin pagos anticipados. Nota: El trámite queda listo en un periodo de 1 a 3 días, no se piden pagos anticipados, primero se entrega el documento de afiliación y se da un plazo de 1 a 2 días para verificar su alta directamente en el IMSS o en la página de internet y realizar el pago de su primer mensualidad. TRÁMITE EN LINEA. NO SE PIDEN PAGOS ANTICIPADOS. PAGAS TU PRIMER MENSUALIDAD HASTA QUE VERIFICAS AL 100% TU ALTA”.

Demasiado bello para ser verdad. ¿Cuál es el truco? los defraudadores  crean una empresa fantasma. Para darse de alta en el IMSS Les es suficiente una copia de su Registro Federal de Causantes. Original y copia del comprobante de domicilio del negocio y copia de la Escritura Pública o Acta Constitutiva sellada por el Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Es fácil porque en este pandémico mundo todo es posible falsificar. Y a registrar falsos empleados.

¿Cuál es el negocio? Quienes se siente atraídos por esta oportunidad y están dispuestos a perpetrar un fraude pagan $1,650.00. La inexistente empresa los da de alta y efectivamente desde el primer día pueden disfrutar del servicio médico. El IMSS no podrá negarlo de ninguna manera. Pero aquí empiezan las inconsistencias: las cuotas que el patrón paga al Instituto dependen del número de empleados. Sea el caso, si es de uno a cinco trabajadores es tanto; de seis a diez tanto; de once a veinte tanto; de veintiuno a treinta tanto y así. Y ese tanto se va incrementando mientras más trabajadores inscriba y porcentajes extras si el servicio médico se utiliza más allá de lo establecido por el propio Seguro. Entonces ¿cómo es posible que la cuota sea igual para todos? Porque se supone que muchísimas personas se van a inscribir. ¿Cómo se comete el ilícito? Efectivamente la inexistente empresa incorpora a beneficiarios al Seguro Social. Paga el primer mes de las cuotas correspondientes y a los 30 días los da de baja. Pero por la Ley del IMSS los ahora ex  empleados tienen derecho a dos meses de gracia. Esos dos meses puede extenderse indefinidamente mientras que el falso asalariado no utilice el servicio. Pero cuando lo haga, sea al tercer, cuarto, quinto mes les informarán que ya no tienen derecho porque fue dado de baja al mes de contratado.

En el pecado va la penitencia porque la víctima que intentó desfalcar al Seguro no tendrá autoridad ni moral ni legal para presentar una demanda. Ya los malhechores se quedaron con su dinero. Y todo por andar de tranzas. 

Mi álter ego está convencido que el presidente ni se va a relegir ni va a ampliar el periodo presidencial. Será el pueblo bueno y sabio el que le exija siga en el poder per secula seculorum.  Y Vox populi vox dei.