Opinion

Gobernador, si no puede: ¡Renuncie!

.

José Díaz López
sábado, 12 octubre 2019 | 05:00

Qué difícil es hacer reflexión política, inmersos en la vorágine  de barbaridades desatadas por la delincuencia y la indolencia de un gobierno que no la enfrenta con eficacia. Máxime que tiene todo el poder del Estado para imponerse a la delincuencia. Pero si no hay cabeza en el gobierno, todos andan mareados o jugando golf o tenis.

El dicho de que contra el poder del Estado nadie puede, en Chihuahua es un mito. Hace falta la cabeza para imponerse a la delincuencia. Por eso estamos más mal, que peor.

Todos vemos que los jinetes del apocalipsis galopan por todo el estado, tirando balazos y destrozando vidas desde que asumió la gubernatura… el que ya todos saben quién es. Miles de homicidios en todo el Estado ha dejado, y seguirá dejando, este mal gobernante. No es capaz de ponerles freno. 

Claro que la desesperanza cunde en la población ante este gobierno inútil para protegernos y siquiera para tratarnos bien. El mensaje de las encuestas es contundente: 84% de ciudadanos ¡no quiere al gobernador! Carece totalmente de legitimación política.

Si el gobernador no tiene legitimación social, está amarrado de manos ante los delincuentes.   

¿Para qué tenemos la guardia nacional, el ejército, la policía municipal, la estatal, la ministerial, los rurales, si ninguna, ¡ni todas juntas!, son capaces de traernos la paz y el orden tan urgentes?

¿Para qué sirven tantas y constantes reuniones de mandos policiacos, civiles y militares, si ningún acuerdo de ellos, logra resultados reales?  

Se reúnen constantemente, solamente para sacarse sus selfies riéndose, para aparentar que “están muy preocupados”, que “ya están trabajando”. ¡Pero son puras piñas! Los homicidios están a la orden del día en las ciudades más importantes. 

Abatir la violencia ¡les importa un comino! Todos los presidentes y el gobernador andan muy ocupados en sus proyectos personales. ¡Y a Chihuahua que se lo lleve el diablo!.. Dicen que dijo: “que atienda los problemas y que pague… “el que sigue”! 

La desidia y la ineficacia del gobernador ha provocado un cementerio por todo Chihuahua. Él como máxima autoridad política en el estado es el responsable de cuidar que las vidas de los gobernados y que el desarrollo económico progrese, que genere buenos resultados. Pero desde que asumió el poder, ¡Chihuahua se sumió en el imperio de la delincuencia! 

¿Piensan que con reuniones van a asustar a la delincuencia?,¡Eso equivale al fuchi y guácala presidencial!; al golf y al corredor profesional Corral. 

En efecto, ayer vino Durazo a la reunión de seguridad del noroeste junto con el gobernador Corral. ¿Y de qué sirvió? Por cierto, el gobernador se percibe en las fotos con Durazo “con rostro  mal encachado, con cara de pocos amigos”, como es su costumbre. Le debe haber ido muy mal en la evaluación de esa  reunión.

Parece hecho adrede que antes y después de esas reuniones de seguridad, sirven para chiflarle al hormiguero, pues la delincuencia ataca con más violencia y descaro a la población en las mismas narices de las blindadas de los gobernantes. Obviamente las policías ¡ni sus luces! 

El ardid de que “se están matando entre ellos”, ya no se cree por nadie en su sano juicio. Púes la violencia y el miedo está ya en el corazón de los ciudadanos normales. Ya no se puede salir a divertirse sanamente, ni vivir ¡en el centro de las ciudades! Peor que peor no podemos estar. 

De nada han servido ni la certificación de las cámara$$$ del “escudo Chihuahua”, ni los drone$$$$ abandonados, ni la$$$ blacks blindadas, ni las blindada$$$$ de 8 millones. ¡Nada!, ¡nada! de los aparatos y menjurgues que han comprado a precios muy sospechosos, es suficiente para frenar un día, ¡un solo día! a la delincuencia. 

¡YA BASTA GOBERNADOR CORRAL! SI NO PUEDE: ¡RENUNCIE!