Opinion

Hay mucho que aclarar

.

José Ignacio Gallardo

miércoles, 22 septiembre 2021 | 05:00

Ciudad Juárez.- Contrario a lo que se esperaba parece que Javier Corral no se quiere ir de la escena pública. Ahora combina el golf y el tenis con el envío de mensajes aclaratorios. Corral ha venido utilizando las redes para según él, aclarar algunos puntos sobre el único tema que conoce y que es su obsesión y fracaso, César Duarte. Ya se han concretado los cambios de administraciones municipal y estatal, pero Ciudad Juárez sigue sin recuperarse y vive un caos en muchos sentidos. Un ejemplo es la violencia desbordada en Ciudad Juárez. Esta herencia trágica de la administración corralista se refleja en cifras. En esta frontera ya se rebasaron los mil homicidios de enero a la fecha.

Pero de eso nada aclara Corral. Las principales vialidades de Juárez se encuentran hechas un desastre, además existe una enorme e injustificable deuda dejando las arcas vacías. Esos son otros de los legados que deja Javier Corral a la gobernadora Maru Campos y al alcalde juarense Cruz Pérez Cuéllar. Como si no fuera poco el desastre social, financiero y vial, ahora el exgobernador intenta defenderse difundiendo información incorrecta y tendenciosa. Pero mañosamente, como es su estilo, insiste en fijar su postura solo sobre ese tema. Nada más. De los otros temas que verdaderamente indignan, inquietan y preocupan a los juarenses y al resto de los chihuahuenses, nada. Esos asuntos no son incluidos. Pero aprovechando el afán que tiene Corral en aclarar cosas, los habitantes de todo el estado  quisieran que se les explicaran algunos temas de especial interés.

Por ejemplo, quieren que Corral aclare por qué dejó tan endeudado al estado de Chihuahua con más de 75 mil millones de pesos. Supuestamente su administración iba a ser un modelo de austeridad, entonces cómo fue posible llegar a ese nivel de endeudamiento. Le quieren preguntar por qué su gobierno dispuso de partidas presupuestales federales superiores a mil 200 millones de pesos que ya no le correspondía ejercer. También los chihuahuenses desconocen por qué en la administración corralista se dejaron caducar y se destruyeron medicamentos con un valor superior a los 100 millones de pesos. Este acto, en condiciones de pandemia es criminal, pero tampoco hay la certeza de que lo que se destruyó eran realmente esos medicamentos. Los juarenses exigen saber por qué el gobierno estatal inició las obras del BRT2 sin contar con los debidos estudios técnicos ni las autorizaciones de instancias municipales por escrito.

Corral deberá aclarar por qué inició el proyecto del BRT2 al final de su administración, a sabiendas de que no contaban con el tiempo suficiente para concluirlo. O qué explicación tienen para haber iniciado obras subterráneas en el Centro Histórico, sin contar con el conocimiento técnico de lo que ocurre en el subsuelo. Solo generaron un caos que tardará muchos meses más en resolverse. Iniciaron sin saber los obstáculos que encontrarían y que impedirían avanzar y concluir dicha obra. Qué tanto se dispuso de los fondos del Fideicomiso de Puentes Internacionales, y qué tanto se endeudó al estado por el BRT2 sigue siendo información desconocida por la mayoría.

Así que si el exgobernador está en plan de hacer aclaraciones, pues tiene una larga lista de temas donde los chihuahuenses exigen explicaciones y responsables de acciones y omisiones. Si en verdad quiere que se conozca la terrible realidad, él es el primero que debe de afrontarla. Porque la cruda y difícil situación que viven muchos chihuahuenses dista mucho de ser conocida por quien afortunadamente ya dejó el cargo. Desde luego que hay mucho que aclarar por parte de Javier Corral, los chihuahuenses estarán atentos a lo que diga el exgobernador.