Opinion

Histórico será si salimos todos a votar

.

Javier Realyvázquez

domingo, 30 mayo 2021 | 05:00

La alianza de partidos no tendrá resultados si no se movilizan los votos, si todos y cada uno de los chihuahuenses no salimos a votar y llevamos a votar a nuestra familia, a nuestros amigos, vecinos y compañeros de trabajo.

De eso se trata, de ganar en las elecciones lo que se perdió en las elecciones, ante el peligro de consolidación del gobierno de un solo hombre como advierten varios candidatos, analistas, y hasta gobiernos extranjeros.

La próxima elección del 6 de junio donde se definirá el futuro de México dependerá de los 10 y no me refiero a los 10 más ricos, o de los 10 más líderes, o partidos políticos o de los 10 mejores candidatos.

Dependerá de los 10 amigos, vecinos, familiares o compañeros de trabajo que podamos convencer para que voten porque en México haya equilibrios.

Y no me refiero a que cada quien promueva a 40 o 50 personas, no, me refiero a que cada quien convenza mínimo a 10 personas sobre la importancia de salir a votar y de asegurarse que lo hagan.

Esta elección debe ser una fiesta electoral en todos los sentidos.

En esta elección hay aspectos importantes que la definirán, el primero es que el presidente Andrés Manuel López Obrador no estará en la boleta electoral, él ya es presidente, él tiene su popularidad buena o mala pero no estará.

Los que estarán son candidatos a los que por más que se les ayude no se les puede transferir popularidad, menos cuando algunos de ellos ni siquiera conocen Chihuahua.

Otro aspecto importante que hay que considerar, son los nulos resultados en inseguridad, en economía y sobre todo en el combate a la corrupción.

En inseguridad se tiene el mayor registro de homicidios dolosos con más de 80 mil casos en 29 meses de la actual administración federal.

En economía, hay que preguntar a las familias qué piensan del precio de la gasolina por arriba de los 21 pesos o el kilo de carne por el orden de los 150 pesos.

En acciones contra la corrupción ahí están los casos, ningún detenido.

Otro factor, es que ésta no será una elección nacional, serán miles de elecciones con miles de candidatos, es decir cada estado tendrá la responsabilidad de darle más poder del que ya tienen para que hagan lo que quieran, o equilibrar las cosas para que se tomen mejores decisiones.

El nivel de participación debe ser lo más importante, es el aspecto quizás más trascendente por el tamaño de la elección, pero también por el riesgo del abstencionismo.

El hartazgo puede generar abstencionismo y la creencia de que no votando se castiga a los políticos, como sucedió en Venezuela de donde ya no han podido salir de sus problemas.

El abstencionismo siempre conviene a quien está en el poder por la capacidad que tienen para mover estructuras, por eso la alianza debe traducirse en votos.

A mucho abstencionismo, gana Morena según los analistas, de ahí la importancia de que cada uno lleve a 10 personas a votar.

Falta una semana para la elección por lo que será muy interesante ver quien gana, si Morena, la alianza o la sociedad que hoy más que nunca tiene la posibilidad de demostrar que no está pintada.

Si no, entonces como dijo Graciela Ortiz: si eso pasa, si el norte cae en manos de Morena, este país ya no tiene remedio.