Opinion

Idear es revolucionar

.

Arturo Limón D.

domingo, 21 noviembre 2021 | 05:00

Con un sentido recuerdo para quien conocí como un joven alumno en proceso de formación profesional en la UPN hace ya años y después aquilaté como un  maestro humano y solidario a su gremio, mi recuerdo hoy es para el si  el profesor Miguel Jiménez Realivázquez, enviando desde aquí a su familia por su partida mi pesar  y respeto.

 

LA UNIVERSIDAD EL CRISOL DE LAS IDEAS

Hace nos días tuve el honor de ser invitado por mi apreciado compañero y amigo de tareas periodísticas el Sr. francisco Javier Pizarro, para intercambiar ideas que se grabarían para un programa de televisión  acordando que el tema se desarrollaría sobre la Universidad y su devenir histórico e impacto social, antes y ahora en México y por qué no en el mundo.

Para la preparación de dicho conversatorio  de una tarea al universitaria, que de menos tiene 1000 años de practicarse institucionalemente y mucho ams de acuñarse conceptualmente,  me embarque en la búsqueda de información, sobre el tema encontrando la génesis de la idea.   “La palabra universitas fue creada probablemente por Cicerón, con el sentido de "totalidad"; deriva de universum, que significa "reunido en un todo". Referido a las universidades, aquel vocablo pasó a designar la institución que tenía carácter de totalidad en dos sentidos: originalmente fue la universitas magistrorum et.scholarium, esto es, la comunidad de maestros y alumnos; después, la universitas litterarum, es decir, la institución en que se reunía en un todo el saber.

Las universidades nacieron como expresión del renacimiento intelectual iniciado en el siglo XI en torno a la filosofía y teología. Se formaron de las escuelas principalmente de las escuelas catedralicias llamadas a dar una enseñanza superior. Los studia generalia, estos centros de educación superior, eran de hecho corporaciones de maestros y alumnos, y de ahí que pasaran a llamarse universidades. El nombre de studium generale compitió con el de universitas hasta fines de la Edad Media.

La universidad es una de las más grandes creaciones de la civilización occidental, única en su género: un instituto dedicado al mundo del intelecto. La universidad nació no de una idea preconcebida, sino de la paulatina convergencia de circunstancias históricas. En último término fueron dos corrientes: la de los que querían aprender y la de los que estaban dispuestos a enseñar…La  génesis de las universidades no siguió la misma dirección en todas partes, y estas corporaciones tuvieron rasgos distintos marcados por diferencias regionales. Así, la Universidad de París era una institución eclesiástica, nacida principalmente de una escuela catedralicia; se formó por iniciativa de los que deseaban instruir; fue así una corporación principalmente de maestros. En éstos residía el derecho a votar para elegir rector. La Universidad de Bolonia, en cambio, era laica, se originó de escuelas comunales, surgió por iniciativa de los jóvenes ávidos de conocimientos, y fue una corporación básicamente de estudiantes. Éstos eran los que votaban para elegir rector.

Las primeras universidades también difirieron en la orientación de los estudios. La de Bolonia era fuerte en Derecho; la de París, en Teología y Filosofía, la de Oxford, en Matemáticas, Física y Astronomía; la de Montpellier, en Medicina.

Las cuatro universidades que nacieron en el siglo XII, las primeras de todas, fueron la de Bolonia, la de París, la de Oxford y la de Montpellier. Las de Bolonia y París fueron los dos arquetipos. Todas las demás universidades medievales se formaron bajo su influencia o por maestros o estudiantes que se separaron de ellas. En el siglo XIII apareció una centena de universidades, hacia el final de la Edad Media había ochenta”

REALIDAD ACTUAL

Al día de hoy se estima que son un total de más de 25000 en el planeta y de ellas 2000 aproximadamente son de Estados Unidos en la categoría de 4 años todas impulsan un sistema privado economicista en donde los joven excepción parcial de los becados   y sus padres o tutores tienen que pagar matriculas costosas que les dejan casi endeudados de por vida  este dato es esencial si consideramos que países como Chile que asumieron desde 1973 el modelo de privatización educativa que hoy desean liquidar y en México con el asalto del modelo neoliberal desde la década de los años 80 un estudiante promedio gasta en su matrícula y soporte el equivalente a 900.000.00 si novecientos mil peso para cursar una carrera universidad privada  y al derredor de 20.000 si es en institución pública.

Este lesivo contraste para ser universitario, es el que ha abierto el debate si hemos de seguir permitiendo que se privatice la educación o hemos de hacer una enérgica defensa de la educación pública, para que no sea solo privilegio de unos pocos sino oportunidad de los más.   

Cierro este apartado comentando que para todos es sabido que el eje de la relación de una región, reino  o nación suelen ser sus casas de estudios  en donde resulta esencial mantener la dualidad que le dio origen institucional a las universidades que es la de aprendizaje y enseñanza que cobran en la Universidad la hermosa síntesis del saber, si la de generar y recrear el conocimiento,  difundiéndolo como lo hace el agua al extender sus ondas para alcanzar la oquedad más lejana del estaque  donde puede habitar la ignorancia. 

Así describo la tarea universitaria, como la creación, (investigación) la discusión (la docencia) difusión (la extensión)  del saber para crecer, todos.

Es nuestra responsabilidad y desafío mantener vivas y abiertas a para eso todos, maestros alumnos trabajadores,  las universidades evitando y combatiendo abiertamente las estratagemas como las intentadas por Javier Corral al querer modificar en la navidad del 2017 a contrapelo de nuestros intereses como trabajadores  la ley de nuestra universidad para transferir los de todos a las manos de unos cuantos en una rectoría como la actual que aún sigue operando sin eficiencia institucional  en la  UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL DEL ESTADO DE CHIHUAHUA (UPNECH).

En esa ocasión ganamos por el sabio ejercicio comisión de Educación del Congreso del Estado y los trabajadores que nos sumamos a la defensa misma  que impidió llegase su propuesta a consolidarse.  Es necesaria esta y muchas reflexiones para mejorar esa universidad  que es para nosotros el árbol,  de un gran bosque que es la UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL (UPN) que entró ya en debate sobre la búsqueda de su Autonomía, como UNIVERSIDAD AUTONOMA PEDAGOGICA NACIONAL, en esta dinámica de los tiempos,   veremos y diremos, como dice mi apreciado amigo el Sr. Pizarro.

UN PIZARRON DE NOMBRE ZOCALO

 No quiero dejar de señalar que además de su manejo acertado en  la entrevista con sus homólogos de la región de Norteamérica, donde lo que parece una idea utópica, me refiero al programa del presidente de México,  SEMABRANDO VIDA se asumirá con el nombre de SEMBRANDO OPORTUNIDADES,  para la región sur sureste de México y Centroamérica, buscando favorecer el arraigo de los que ahí habitan, es un buena idea que al parecer le ha llegado su tiempo y ya que hablamos del tiempo, diré que bien por hacer de la Plaza dela Constitución, mejor conocida como el Zócalo capitalino, un gran pizarrón ayer 20 de noviembre,  para dibujar vivencialmente, la Epopeya Patria del aniversario 111  de nuestra Revolución Mexicana tan dejada  en el olvido por los desmemoriadores neoliberales,  no cabe duda que ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, ES UN PRESIDENTE PEDAGOGO, QUE SIGUE DANDO CLASES Y UN BUEN DISCURSOO AUN EN DIA FERIADOS.

Bien por cultivar la historia, que es la memoria de los mexicanos, este  el Zócalo fue ayer, como nuestras universidades, un crisol de ideas porque una rebelión comienza por ahí, por REVOLUCIONAR LAS IDEAS, ENHORABUENA!!!!!.