Opinion

Imposible No Entender

.

Arturo Limón D.

domingo, 13 noviembre 2022 | 05:00

La de hoy ha sido bautizada por la senadora morenista Citlalli Hernández como;  "la marcha del viejo régimen"

Imposible no sumar aquí mi punto de vista al ya tormentoso avatar de la vorágine electoral que hoy hace confluir la realidad nacional en una marcha, para mal, porque dejará en evidencia la diatriba, el encono y esperamos que no, la violencia física que dará constancia una vez más que continúa ese largo trance que pone en crisis a la NACION, SÍ, A NUESTRA NACIÓN AUN  EN DISPUTA

RAÍCES

El Salinato definió desde su arribo al poder mediante aquel fraude del ya lejano pero presente 1988 que gobernaría de menos 36 años, para ello  una vez robada la Presidencia al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, convalidado su triunfo con las llamadas "ardillas" a la sazón líderes encumbrados del PAN que solían estar en los ya idos Pinos para generar las "concertacesiones" de la cuales el primer beneficiario fue Ernesto Ruffo Appel nacido en San Diego California quien gobernó Baja California norte antes de que Salinas cumpliese un año de gobernante, y mientras Diego Fernández espetaba voz en cuello que las boletas electorales "había que quemarlas, son solo papeles" decía el vociferante sujeto al que una década después haría enmudecer Andrés Manuel López Obrador, al disputar ambos el gobierno de la Hoy Ciudad de México.

HISTORIA ES MEMORIA

Vale recordar porque eso nos impide el olvidar, sí, es necesario preguntarnos y analizar a  fondo ¿DE DÓNDE VIENE, QUE ES Y A DÓNDE VA EL INE?

¿DE DÓNDE VIENE?

Viene de las componendas que se dieron para establecer mecanismos, de control partidista gubernamental a través de interpósitas personas que representaban CUOTAS DE PODER  que en las diversas épocas han tenido los claroscuros propios de una mafia en el poder, o alguien puede disculpar a  Luis Carlos Ugalde Ramírez,  a quien después del 2006 en cualquier espacio público como fue en el caso que refiero sucedido en el Colegio de Veracruz, cuando le llamaban Rata cuando pretendía a través de un libro explicar lo sucedido en la escandalosa elección que hizo al espurio  Felpe Calderón asumirse como presidente "haiga sido como haiga sido" a decir de sus propias palabras, ese IFE era fraudulento.  

 ¿QUÉ ES HOY?

Una contradicción, porque anula en Guerrero a un candidato al que se descalifica sin mostrar los elementos de prueba  los cuales tenía derecho, me refiero al denostado pero no cabalmente enjuiciado Salgado Macedonio y al candidato de Michoacán por no comprobar una  cantidad que de irrisoria ni la recuerdo, en tanto sus ojos se cierran o voltean hacia otro lado ante los espectaculares de cualquiera que tiene dinero para pagarlos y padrinos para soportar los gastos de una campaña que los haría gobernar como es el caso de Samuel García en Nuevo León.

Baste decir que en los casos de Guerrero y Michoacán no pudieron NI CON EL ÁRBITRO PARCIAL vencer y en Nuevo León no han podido ni con mafia convencer.

 ¿HACIA DÓNDE VA?

SANEAMIENTO  es la palabra o que no sería adecuado que esa caterva de presupuestívoros como alguien llamara en el pasado a los que son insaciables al consumir esos presupuestos ENORMES que se dan  a los partidos, mismos  que exceden a los programas sociales, o dejaremos de ver a esos dóciles diputados plurinominales cuyo MÉRITO SUELE SER LA DOCILIDAD MÁS QUE LA CAPACIDAD.

Y qué decir de esas oficinas de lujo, me refiero a los institutos electorales estatales en donde se trabaja cada tres o cuatro años porque no hay elecciones de manera permanente, ¡BASTA YA, ES UN DISPENDIO QUE AMERITA FRENO!

Esa es la propuesta, lo demás SON CUENTOS Y SI QUIEREN DOS AHÍ LES VAN DE UN MISMO AUTOR EL BRILLANTE ESCRITOR GUATEMALTECO AUGUSTO MONTERROSO. . .

El primero más que alusivo a la marcha de hoy se titula;  El Camaleón que finalmente no sabía de qué color ponerse.

"En un país muy remoto, en plena Selva, se presentó hace muchos años un tiempo malo en el que el Camaleón, a quien le había dado por la política, entró en un estado de total desconcierto, pues los otros animales, asesorados por la Zorra, se habían enterado de sus artimañas y empezaron a contrarrestarlas llevando día y noche en los bolsillos juegos de diversos vidrios de colores para combatir su ambigüedad e hipocresía, de manera que cuando él estaba morado y por cualquier circunstancia del momento necesitaba volverse, digamos, azul, sacaban rápidamente un cristal rojo a través del cual lo veían, y para ellos continuaba siendo el mismo Camaleón morado, aunque se condujera como Camaleón azul; y cuando estaba rojo y por motivaciones especiales se volvía anaranjado, usaban el cristal correspondiente y lo seguían viendo tal cual.

Esto sólo en cuanto a los colores primarios, pues el método se generalizó tanto que con el tiempo no había ya quien no llevara consigo un equipo completo de cristales para aquellos casos en que el mañoso se tornaba simplemente grisáceo, o verdiazul, o de cualquier color más o menos indefinido, para dar el cual eran necesarias tres, cuatro o cinco superposiciones de cristales.

Pero lo bueno fue que el Camaleón, considerando que todos eran de su condición, adoptó también el sistema.

Entonces era cosa de verlos a todos en las calles sacando y alternando cristales a medida que cambiaban de colores, según el clima político o las opiniones políticas prevalecientes ese día de la semana o a esa hora del día o de la noche.

Como es fácil comprender, esto se convirtió en una especie de peligrosa confusión de las lenguas; pero pronto los más listos se dieron cuenta de que aquello sería la ruina general si no se reglamentaba de alguna manera, a menos de que todos estuvieran dispuestos a ser cegados y perdidos definitivamente por los dioses, y restablecieron el orden.

Además de lo estatuido por el Reglamento que se redactó con ese fin, el derecho consuetudinario fijó por su parte reglas de refinada urbanidad, según las cuales, si alguno carecía de un vidrio de determinado color urgente para disfrazarse o para descubrir el verdadero color de alguien, podía recurrir inclusive a sus propios enemigos para que se lo prestaran, de acuerdo con su necesidad del momento, como sucedía entre las naciones más civilizadas.

Sólo el León que por entonces era el Presidente de la Selva se reía de unos y de otros, aunque a veces socarronamente jugaba también un poco a lo suyo, por divertirse.

De esa época viene el dicho de que todo Camaleón es según el color del cristal con que se mira".

Así que habrá que ver de qué color será la "marcha del viejo régimen" hoy, aunque podrimos tener la misma sorpresa que nos da el segundo cuento brevísimo, el más brevísimo como espero sea la marcha.

Y dice así;

 "Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí"

Y NOSOTROS TENDREMOS LA FORTUNA DE VERLO MARCHAR HOY

CUANDO SE ENLACEN CON FERVOR MADRAZO Y  CALDERÓN.