Opinion
Crónicas de mis Recuerdos

Interesante diálogo de cantina: ¿el machismo es pura utopía?

.

/ Don Chano y don Juan, en una mesa de cantina en el centro de la ciudad de Chihuahua.
/ Durante siglos, la mujer ha sido destinada a las labores de casa y a la procreación de hijos, sin embargo, los tiempos han cambiado y ahora ellas han trascendido en todos los campos de la actividad humana.
/ En el pasaje de la caída, ¿Quién dominó a quién?

Oscar A. Viramontes Olivas

domingo, 09 enero 2022 | 05:00

En una ocasión, dos parroquianos don Chano y don Juan de allá del barrio delPacífico, estaban platicando en una mesa de la cantina “El Caballo Blanco” de la Juárez y Octavaen el mero centro de la ciudad de Chihuahua, desaparecida hace algunos años atrásdebido a que su terreno sería destinado a formar parte de la Ciudad Judicial. Los dos simpáticos personajes, empezaron a discutir cuál era en realidad el papel de la mujer en la sociedad, empezando desde la casa, hasta los puestos más ejecutivos.

Ante el calor de las copas, uno de ellos tenía muy en claro que hoy en día el género femenino había conquistado muchos peldaños en la sociedad y el otro recordaba como a lo largo de la historia, las criaturitas de Dios habían sido maltratadas y marginadas por una cultura mal practicada por los varones, pues estos a lo largo del tiempo, habían generado una costumbre que los identificaba como “machos” y que, por este mote, estos se habían creído superiores a todo. Es así que la charla empieza precisamente tratando de hacer comparaciones entre estos dos sexos, hombre y mujer, buscando llegar a un acuerdo si el ser macho es una realidad, o tan solo era un mito que se había conservado desde la creación del hombre sobre la faz de la tierra.

Entonces se comentaba: “Es un hecho que la participación diaria de la mujer en la sociedad, obliga a plantearnos interrogantes del por qué los varones tachamos de inútiles a nuestras bellas féminas, dando pie a un fenómeno sufrido por ellas durante muchos años: el "machismo", palabra mágica que ha llevado al traste la vida de muchas familias en un sin número de sociedades y más,cuando se habla de nuestro país; el hecho de tratar un tema un tanto “escabroso” a acerca de quién es el sexo débil o quién se supone que es el fuerte, nos conduce a entablar un verdadero debate sobre el tema; el enfoque, pienso yo –dice don Chano- se encamina a exponer desde un punto de vista muy particular, que la mujer sí bien, es un ser “frágil” se ha convertido en unapersona que está trascendiendo y despertando del largo letargo que había tenido a lo largo de los siglos. 

“Muchos varones dirán –comenta don Juan- que el hecho de enaltecerlas por encima del género masculino, se trata de un estado de sumisión en la que me encuentro actualmente. La verdad no lo veo así, sino que es parte de una realidad a todas luces y que es evidente en cada hogar aún y cuando todavía, existan personas irracionales que traten a las damas como animales. Sí, los denominados “machos” que más que usar el cerebro, se encargan de aprovecharse de su fuerza física para tomar ventajassobre las féminas. Sin embargo, este periodo de vejación contra ellas está poco a poco cambiando de tono, pues las adoradas mujeres están demostrando que también tienen fortalezas y muchas por encima de los varones”. Es así que nuestros amigos parroquianos al calor de las tequilas, siguieron tocando algunos aspectos que a juicio de ellos consideraron importantes y superiores algunas de las características que puede tener un hombre y más cuando se autodenomina “macho”, que, a final de cuentas, forma parte de una ironía.

“Las diferencias que puedo encontrar entre el hombre y la mujer -comenta sonriente don Juan- están legadas por el estilo de vida de nuestros ancestros, los cazadores-recolectores del Pleistoceno; el hombre siempre se dedicó a cazar y traer comida a la familia, desarrollando una gran orientación para localizar a sus presas y traerlas a casa mediante “mapas”. Se sentía valorado por su trabajo y no necesitaba anunciar sus relaciones con los demás. Él era el buscador de comida; en cambio, la mujer aseguraba la evolución de la especie cuidando a los bebés, controlando los alrededores de la cueva, desarrollando una gran orientación en las distancias cortas mediante los puntos de referencia.

“Con este fin, las mujeres desarrollaron la percepción de los pequeños cambios en la conducta de los niños y adultos, lo que ahora conocemos como el sexto sentido; ellas son las defensoras del hogar, las luchadoras que entregan su pasión por la familia, mientras que nosotros los varones siempre hemos tenido en que distraernos más, porque el hecho de estar únicamente en el hogar, sería un verdadero infierno para nosotros, la verdad a mi no me gusta estar enclaustrado en cuatro paredes, por eso estoy contigo, mi buen amigo Chano disfrutando unos tragos en el “Caballo Blanco”, ¿no crees?.

“Con este preámbulo, nos pusimos a filosofar entre copa y copa, tomando en cuenta que a lo largo de la existencia del ser humano, siempre ha prevalecido en la mayoría de las culturas la idea de la supremacía del varón sobre la mujer, pues el mismo Dios hizo creer a esta creatura que podía dominar a todas las especies, tanto vegetales como animales, incluyendo a las féminas; le hizo sentir que poseía todas las actitudes y dominios sexuales y físicas; que su condición corporal y mental, estaban por encima del “pobre” y frágil ser. Todas estas conductas que tomó el varón a lo largo del tiempo, claro con el aval del Todopoderoso, se convirtieron en vejaciones, ofensas, represiones en contra de estas hermosas creaturas de la naturaleza, las mujeres. Lo anterior se vio evidente con la discriminación en el ámbito religioso, tanto en el mundo musulmán, cristianismo y el judaísmo, expresiones que se encuentran en los libros sagrados de las tres religiones más grandes del mundo, tal es el caso de la esposa de Noé, las hijas de Lot, interpretadas como un indicio de posesión y donde la mujer tenía que ser sometida al varón (1a Pedro, 3:1).

“Todos sabemos el famoso pasaje de Adán y Eva cuando estaban desnudos en el paraíso (Génesis, capítulo 2 y 3) y el Señor del Cielo, buscando probar la fidelidad de ambos, les advirtió que no comieran de las manzanas del “árbol de la ciencia”, del bien y del mal, por lo que, si lo hacían, corrían el riesgo de perder sus “bonos” ante Él. Satanás convertido en serpiente, se aprovechó de la situación y, para darle al traste al plan de Dios, su rival, motivó al par de tórtolos a que mordieran del rico y sabroso fruto, sobre todo a Eva.La que tomó la iniciativa fue la inocente Eva y al ver que estaba muy sabrosa, le dijo a su compañero: “Mira hermoso, la manzana está muy rica, dale una mordidita”. Pero el obediente Adán, replicó: “¡No, nunca!, está prohibido por Dios”. Pero la “insistencia” de la mujer (qué no fue mucha) hizo que cayera redondito sin más preámbulos, ya que la delicada mujer se puso a dar unos cuantos pasos de baile, de esos que estimulan la imaginación de cualquiera y esto bastó para que el “macho” de Adán, cayera redondito.Lo sucedido en este pasaje bíblico en el que supuestamente el hombre tenía la autoridad y supremacía sobre la mujer, se vio disminuida por la seducción y sicología de Eva. El precio que pagó la parejita, fue la expulsión del Paraíso y por tal motivo, la humanidad se condenaba a sufrir las consecuencias del castigo Divino, pues el dominio de la mujer dejó en evidencia la debilidad del hombre ¿qué pasó? ¿fue tan solo un resbalón? o ¿falló la supremacía masculina? Lo sucedido en ese interesante pasaje, es solo una mínima parte en donde la mujer, “un mal necesario” como lo dicen aquellos que se sienten muy hombres, muy machos” y la verdad es un ser maravilloso”…Esta crónica continuará.

El contenido de esta crónica es con fines de investigación, sin ánimo de lucro, por lo que no viola derechos de propiedad intelectual ni derechos conexos. “Interesante Diálogo de Cantina: ¿el Machismo pura Utopía?,forma parte de los Archivos Perdidos de las Crónicas de mis Recuerdos. Si desea la colección de libros “Los Archivos Perdidos de las Crónicas Urbanas de Chihuahua”, tomos del I al XII adquiéralos en Librería Kosmos (Josué Neri Santos No. 111) y Bodega de Libros. Si usted está interesado en los libros, mande un whatsaap al 614 148 85 03 y con gusto le brindamos información.

violioscar@gmail.com

.