Opinion

Judiciosa decisión

"La pregunta más básica no es qué es mejor sino quién decidirá que es mejor". Thomas Sowell

Sergio Sarmiento
jueves, 07 noviembre 2019 | 05:00

Ciudad de México.- El Senado ha empezado el proceso para seleccionar a dos integrantes del Consejo de la Judicatura Federal (CSJ). La gran duda es si Morena, el partido del gobierno, considerará las opiniones de los partidos de oposición o si impondrá su mayoría.          

El Consejo es un órgano poco conocido por el público, pero crucial en la administración de justicia. Designa a jueces y magistrados, administra los recursos de los tribunales, y vela por la disciplina y honestidad de todo el sistema. Fue creado y estructurado con la intención de dar independencia al poder judicial. Por eso es importante saber si será capturado por la Cuarta Transformación, como ha ocurrido con otras instituciones que deberían ser autónomas.           

La conformación del CJF es curiosa porque es producto, precisamente, de un intento de darle independencia y diversidad. Tiene siete integrantes y lo preside, ex officio, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El pleno de la Corte nombra a tres de los consejeros de entre magistrados y jueces de distrito, que son los representantes del servicio judicial de carrera. El Senado nombra a otros dos y el presidente de la república a uno más. Todos, menos el presidente de la Corte, tienen mandatos de cinco años.    

En este momento el Senado está preparando la terna de la que saldrán sus dos consejeros. Han comparecido esta semana un centenar de aspirantes que tuvieron cinco minutos cada uno para defender sus candidaturas. La comisión dictaminadora presentará una terna la semana que viene de la que el pleno seleccionará a dos consejeros.      

La decisión puede tomarse por mayoría simple, eso dice la ley, pero en el afán de construir un CJF libre de influencias políticas se ha buscado tradicionalmente una mayoría calificada que tome en cuenta los puntos de vista de la oposición. Si la mayoría de Morena, encabezada por Ricardo Monreal, fuerza una elección por mayoría simple, estará mandando un mensaje negativo. Ratificará que Morena sigue tratando de reconstruir un régimen de partido único.          

El presidente López Obrador nombró a un subgobernador independiente en el Banco de México, Jonathan Heath, aunque también a otro alineado con su gobierno, Gerardo Esquivel. A la Suprema Corte de Justicia mandó a dos ministros muy cercanos a él, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Yasmín Esquivel Mossa. Para otros organismos autónomos, como la Comisión Reguladora de Energía o la de Hidrocarburos, ha propuesto candidatos poco calificados, aunque leales. Habrá que ver ahora lo que su partido en el Senado propone y permite en la Judicatura.        

Será muy importante que el Senado escoja a tres candidatos realmente calificados, pero además independientes. Debe evitar, por otra parte, el mayoriteo. La mayoría calificada puede no ser un requisito de ley, pero resulta indispensable para mantener la legitimidad del CJF.           

Durante años la izquierda exigió que los gobiernos del PRI y del PAN buscaran consensos con las oposiciones para designar ministros de la SCJN y consejeros del CJF por mayoría calificada. Era una posición correcta. Hoy la exigencia se revierte. Morena tiene la mayoría para hacer lo que quiera con las designaciones de los nuevos consejeros; pero en vez de imponer su mayoría, debería buscar consensos con la oposición. Al final, a todos nos beneficiará tener un Consejo de la Judicatura que sea no solo técnicamente capaz sino independiente de otros poderes del Estado y del partido en el poder.   


CNDH 

No estoy de acuerdo con AMLO. El presidente de la CNDH no tiene por qué haber sido víctima de algún abuso: su trabajo es eminentemente jurídico. AMLO quiere imponer a Rosario Piedra, la hija de Rosario Ibarra, muy cercana a él. Yo pienso que lo mejor es tener una CNDH independiente.   Twitter: @SergioSarmiento