Opinion

La batalla apenas comienza

.

Javier Realyvázquez

domingo, 13 junio 2021 | 05:00

Morena puso candidatos y le valió…, o ganan a la buena o hay problemas, “porque la división es el error más serio que puede haber en el partido”, “debemos ir unidos en todas las candidaturas”, “no pueden seguir pensando que todos son López Obrador, que vamos a ganar por la fuerza que él tiene”.

Son algunas de las frases que me ha tocado escuchar de gente ligada a Morena durante toda la semana y que reflejan que aunque ganaron 10 gubernaturas les dolió el resultado electoral. 

Pero la frase que más he escuchado es la de “nos los vamos a chingar, porque si algo sabemos ser nosotros es ser oposición, también gobierno pero sabemos ser oposición y no les vamos a dejar pasar ninguna”, en franca a alusión por un lado a la derrota que tuvieron en el centro del país pero también a los lugares donde perdieron o bien donde ganó la alianza PAN-PRD-PRI.

Sí calaron los resultados del seis de junio y tan calaron que ya se están viendo acciones que tienen que ver con estas frases que no auguran nada bueno.

Maru Campos ya ganó y es la virtual gobernadora de Chihuahua, pero por lo que se ve, ahora tendrá que estar atenta a las acciones porque como bien dicen, esto apenas empieza.

Por ejemplo, bastó un solo comentario del sobrino del candidato a la gubernatura Juan Carlos Loera, para salir a señalar que en el IEE hubo “un fraude propiciado y descomunal, con el patrocinio de algunos empresarios corruptores”.

“Me dice mi sobrino, quien está en los cómputos: “es un desastre impresionante, el primer día nos citaron a las ocho para recontar e iniciaron veinte horas después”. Fue suficiente para intentar deslegitimar la elección ya en franca oposición aun y cuando tuvieron representantes en prácticamente todas las casillas.

Y no solo eso, sino que agregó “imagínense lo que ocurrió en los barrios y fraccionamientos con ciudadanos voluntarios y sin capacitación”. 

Acertadamente y ante las acusaciones del candidato de Morena, la maestra Claudia Arlett Espino, quien es presidente el Instituto Estatal Electoral salió a defender el proceso señalando que el bloqueo de asambleas y cortes de luz por parte de Morena lo que retrasó el cómputo.

El retraso “no era una cuestión de la Institución; me cortaron la luz en la Asamblea de Chihuahua y no fue casualidad; me cortaron la luz en las instalaciones de Juárez, nos cortaron con eso horas preciosas de tiempo porque tardé tres horas como Institución en poder restablecer la luz”.

También denunció la toma de instalaciones, en referencia a las protestas de morenistas y simpatizantes de Juan Carlos Loera: “Me tomaron espacios donde había mesas de recuento, me quitaron 40 mesas de recuento, imagine lo que es eso para un cómputo”.

La gente debe entender, -es otra de las frases- que las candidaturas no es lo importante si no es el proceso de transformación del país, no es el hueso, esto es una revolución, un compromiso de transformación.

“No nos van a ganar en el 2024 porque le gente sigue creyendo en la transformación por eso hay que servir con lealtad al movimiento, vamos a dar una bronca dura en la capital y el estado, nos van a hacer los mandados porque los que llegaron son de papel”, parafraseando otros comentarios o amenazas que se vierten.

Las frases y las acciones como oposición ahí están, ya se creía que el proceso terminó el pasado seis de junio con el triunfo del PAN en Chihuahua, pero no ha terminado, más bien apenas empezó lo que a decir también de muchos, es la verdadera batalla.

Ojala Maru Campos, Marco Bonilla y los diputados tanto locales como federales y todos los que de alguna manera ayudaron a lograr el triunfo del PAN, no pierdan de vista que si bien se ganó, todavía falta mucho por hacer y si no lo creen, escuchen las frases de las figuras más representativas y de quien sigue en campaña política todos los días.