Opinion

La canasta básica, un mito

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 12 junio 2022 | 05:00

“Las palabras pierden su valor cuando son pronunciadas en forma reiterada en el discurso”.

México y su realidad, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en su informe publicado el lunes pasado, prevé que de seguir en la constante inflacionaria, 2.5 millones de nuevos pobres engrosarán los cinturones del subdesarrollo al finalizar el 2022. Aún y cuando las instancias oficiales se empeñen en aludir que tienen otros datos, la realidad no miente, el populismo crudo exhibe el fracaso de la política económica nacional, el desempleo creciente, la falta de inversión, la pésima estrategia para paliar los efectos de una pandemia sanitaria que llegó para quedarse y la dádiva electorera gubernamental, empobrecen aún más a los pobres de este país, de los 30 millones de votantes que en 2018 le dieron el triunfo abrumador al hoy presidente, la gran mayoría se ubican en los polígonos más vulnerables; de hecho, según análisis, quienes votaron en los últimos comicios locales del pasado 5 de junio, donde se disputaron 6 gubernaturas, los segmentos de mayor desigualdad depositaron de nueva cuenta la confianza en el partido del presidente.

Pobreza extrema significa hambre, no se requiere ser economista o financiero para darnos cuenta que en nuestro país, la situación es sumamente preocupante, la clase aspiracionista según el mote oficial para quienes pertenecen a la clase media, que lucha diariamente por no desaparecer, y la baja que lucha por no descender al último escalafón, la pobreza extrema.

La Cepal, en su informe Repercusiones en América Latina y el Caribe de la guerra en Ucrania: ¿cómo enfrentar esta nueva crisis?, estima que México tendrá una tasa de crecimiento de 1.7 por ciento (se mantiene igual que el cálculo de abril), muy por debajo de las proyecciones de crecimiento de Panamá y de Republica Dominicana, que serán de 6.3 y 5.3 por ciento, respectivamente.

Respecto al impacto de la inflación y la caída del crecimiento, dicha Comisión destaca que habrá un fuerte retroceso en la lucha contra la pobreza en cuatro países: Colombia, México, Paraguay y Brasil. El segundo caso más grave será el mexicano. 

Ciertamente con la pandemia se disparó la pobreza y la pobreza extrema en Latinoamérica, siendo México, junto con Guatemala, Honduras, Ecuador y Bolivia, uno de los países con mayor rezago económico, resultado del manejo irresponsable de la pandemia, la cual sigue acechante. 

México por desgracia, sigue sin rumbo claro, sin resolver los temas prioritarios de la agenda pública, seguimos inmersos en los dimes y diretes de quienes le apuestan a la politiquería electorera rumbo al 2024, abandonando a su suerte a las instituciones, inconcebible que el mandatario y su gabinete en vez de atender señalamientos reales, prefieren desviar la atención inmiscuyéndose entre otros asuntos, en la autonomía del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, reformas políticas para desaparecer el INE y limpiar el Congreso de la Unión. Insisto con esta frase, como dijo Gloria Álvarez, politóloga guatemalteca: “El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica”, soy una ferviente aspiracionaista que anhela al igual que much@s, progreso y educación para tod@s. Sumemos Voces de conciencia.