Opinion

La detención del fiscal que investigó a duartistas

.

José Luis Contreras

viernes, 25 noviembre 2022 | 05:00

Esta semana fue detenido el maestro de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Francisco González Arredondo, quien fue el responsable de las investigaciones contra políticos y exservidores públicos del sexenio de César Duarte Jáquez, preso por corrupción también, investigaciones que, como es de dominio público, abarcó a la gobernadora Maru Campos, vinculada a proceso y que antes de tomar posesión como gobernadora la Fiscalía se desistió de dicha investigación, así como del ahora presidente municipal de Juárez Cruz Pérez Cuéllar, del cual la investigación sigue vigente pero que no prosperó su procesamiento en un primer momento porque contaba con fuero constitucional como senador y no se le retiró el mismo, y ahora porque la Fiscalía General del Estado no ha insistido con el tema.

El tema es relevante y de resonancia nacional, no sólo porque se trata del principal exfuncionario corralista detenido por investigar a los duartistas, con un señalamiento de tortura psicológica que le hacen los propios investigados y por el cual la Fiscalía de Chihuahua lo acusa, también porque sobre dicha detención se ha pronunciado el exgobernador Javier Corral Jurado y el delegado de los programas del Bienestar Juan Carlos Loera de la Rosa, así como morenistas, señalando venganza política y personal por haber encabezado dicho servidor público las investigaciones de dichos políticos señalados en las investigaciones de corrupción en la época duartista.   

Dicho investigador ahora detenido, logró en su momento junto a su equipo de ministerios públicos procesar a varios exfuncionarios de primer nivel de César Duarte y ex políticos de alto nivel, entre los que se cuentan al expresidente municipal de Chihuahua Javier Garfio, el exsecretario de Educación, Ricardo Yáñez, el exdirector de Adquisiciones de la Secretaría de Hacienda de Chihuahua, Antonio Tarín, el exauditor Jesús Manuel Esparza, el exdiputado local de Movimiento Ciudadano, Fernando Reyes, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Educación Sección 8, Alejandro Villarreal, entre otros.

No sólo eso, sus investigaciones concluyeron también que en la corrupción duartista participaron personajes de relevancia nacional como el exlíder nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones y que involucraban a Peña Nieto, así como a otros priistas figuras nacionales, y por lo cual fue detenido Alejandro Gutiérrez, alias “La Coneja”, secretario general adjunto del PRI nacional en la administración de Beltrones, por desvíos de dinero del erario de Chihuahua usado en campañas políticas por el PRI nacional y que involucraban también a Luis Videgaray.

¿Quién tiene la razón? Depende de a quién se le crea, si a la Fiscalía de Maru o a la de Corral, que son los que, acusaron primero a los duartistas y ahora a los corralistas. 

Independientemente del resultado de la investigación, va a quedar la impresión, como señalaban los duartistas, que la Fiscalía sirve como instrumento político de castigo y venganza, por eso, urge que la Fiscalía General del Estado sea autónoma del gobernador o gobernadora en turno, con presupuesto propio y designación de su titular no ya del gobernante estatal en turno, sino por el Poder Legislativo a partir de una terna que sea enviada por las universidades, el poder judicial y las barras de abogados, para que, en casos donde estén involucrados políticos, la investigación se aparte de la intervención de dichos actores. Así como la Fiscalía Anticorrupción que es autónoma y que sus decisiones se quedan en dicho ámbito, tanto aciertos como errores, así debe ser la Fiscalía, o de lo contrario se continuará percibiendo a la Fiscalía como instrumento vengador del gobernante estatal en turno.