Opinion

La estrategia de seguridad, a la escucha de la realidad

.

Maru Campos

domingo, 19 junio 2022 | 05:00

A lo largo de mi participación en la vida pública, he palpado el constante cambio de la realidad en la que vivimos, producto de diversos factores y particularidades de las diferentes regiones y municipios que componen nuestro Estado, así como de las personas que vivimos en él. Nuestra manera de hacer política encuentra en esas personas que viven la realidad, el más grande impulso para seguir trabajando, son la causa, el centro y el fin de nuestra administración; y son también quiénes, a través de sus necesidades nos exigen mantener siempre abiertas nuestras posibilidades de cambio cuando así sea necesario.

Como gobierno, asumimos la irrenunciable responsabilidad de escuchar a todas las personas para atender su realidad a través de nuestras acciones, y gracias a esta disposición, hemos logrado adaptar nuestras decisiones a la realidad, particularmente, en nuestro primer y más importante objetivo: garantizar que los chihuahuenses puedan vivir, crecer y trabajar en paz. Estoy convencida de que la actitud de escuchar a la circunstancias es el camino correcto para lograr acciones más asertivas que nos ayuden alcanzar nuestros objetivos y hacerles frente a los retos en materia de seguridad que enfrentamos todos los días.

La realidad en materia de seguridad continúa siendo muy retadora, y nos ha puesto a prueba a todos, por lo que hemos generado con mucha voluntad y coordinación, estrategias contundentes de la mano de los gobiernos municipales y el gobierno federal. Sin embargo, también comprendemos que es imprescindible adecuar la línea de acción siempre que la realidad así lo exija; por ejemplo, en la construcción de la Torre Centinela en el centro de Ciudad Juárez, cambiamos el lugar donde sería construida porque la realidad de los juarenses de la zona así lo demandaba. Como Estado reconocemos y asumimos todos los cambios que sean necesarios en las estrategias de seguridad, para garantizar que todos puedan vivir en paz.

Y así lo estamos haciendo tanto en Ciudad Juárez, como en ciudad Cuauhtémoc, trazando nuevamente una estrategia conjunta, porque el reto de la inseguridad es grande, y para enfrentarlo necesitamos una estrategia en constante adaptación, siempre a la escucha de la realidad. Ante los terribles sucesos cometidos en días recientes: Desplegamos un operativo especial en ambas ciudades con refuerzos de elementos de la policía estatal y un patrullaje aéreo de manera permanente por medio de helicópteros, reforzado con patrullaje en zonas concurridas y familiares; con estas acciones afirmamos que aunque cambiemos las estrategias, nuestra voluntad continúa firme en la lucha contra los generadores de violencia.

Construir un Chihuahua de paz es posible, pero necesita de la suma de los esfuerzos de todos los chihuahuenses: familias, maestros, jóvenes, mujeres, empresarios, emprendedores, asumiendo la corresponsabilidad que a cada uno le toca para alcanzar el Chihuahua que queremos y merecemos.

Nosotros nos mantendremos abiertos a nuevos caminos y posibilidades de cambio, para mejorar las estrategias siempre que sea necesario. Seguimos en la construcción de ese Chihuahua que queremos y merecemos, con resultados contundentes y precisos. Nos mantendremos siempre a la escucha de la realidad y al diálogo sincero con las personas, así como la coordinación responsable con los diferentes niveles de gobierno, siempre bajo la misma voluntad de cambiarle la vida a los chihuahuenses. Que los retos presentes no nos hagan perder el ánimo, porque mientras haya vida y voluntad, seguirá ardiendo la esperanza por construir una mejor realidad, que sí es posible.