Opinion
Álter Ego

La niñez de la 4T

.

Rafael Soto Baylón

miércoles, 05 mayo 2021 | 05:00

Los infantes piden regalos el día de su cumpleaños, santo (si son creyentes y si no también), Navidad, día de Reyes, cuando empieza la escuela, si obtienen buenas calificaciones, cuando termina el ciclo escolar y por supuesto el Día del Niño.

¿Y qué piden? Tengo experiencia. Soy padre de dos hijos (ahora ya adultos) y me pedían bicicletas, trenecitos, muñecas, pala mecánica, un perrito, taladro, casita, películas infantiles,  pelotas,  raquetas, un rancho, Nintendo, televisiones, libros, juegos de ciencia, instrumentos musicales, árboles y plantas, juegos de mesa, cámaras fotográficas, teléfonos celulares, carritos, disfraces de súper héroes y ¡Uff! mi memoria no da para más. 

Y a ahorrar porque verles las caras de felicidad no tiene precio. Y claro también tenían que ganárselos portándose bien, estudiando, consiguiendo buenas notas, con disciplina y sobre todo siendo lo que eran en aquella época: infantes. 

Fueron –desde la óptica lopezobradorista- criados en el error del ambiente conservador, neoliberal e individualista. Pero los de la Cuarta Transformación aún militaban en el PRI y el actual presidente  aún no renunciaba a la entonces aplanadora y por supuesto la idea de transformar por cuarta vez al país tal vez sólo existía en sus sueños. También aclaro que eran lectores asiduos de periódicos y estaban informados del entorno político y social. Hijos de tigre…

Según el candidato de Morena a la gubernatura del estado de Chihuahua los niños han dejado los burgueses y anacrónicos presentes porque la New Age nos ilumina con divinas rosas que aparecen física y simbólicamente por doquier. Comentó el aspirante en un artículo titulado “Las causas de las niñas y los niños”, que visitó el poblado de Guachochi. En “El Lugar de las Garzas” el aspirante morenista dijo haberse entrevistado con los niños y las niñas y les preguntó qué le pedirían a Papi Gobierno. Y las respuestas lo dejaron atónico, igual que a quien suscribe.

Entre muchísimas cosas expone que le pidieron:  “ayudar a los animales y a las personas que están siendo maltratadas”, “que los hombres ya no sean malos con las mujeres”, “que haya un teatro”, “que haya una tienda donde puedan comprar comida”, “un museo”, “ayuda para las niñas y niños que cantan”, “semáforos”, “más escuelas y maestros", "vivienda para las personas indígenas”, “cobijas para que las y los niños no tengan frío”, “que todos tengamos agua”, “que haya muchas vacunas”, “que los niños puedan votar”, “regresar a la escuela”, “que se acabe el coronavirus”, “que se acabe la violación a las mujeres”, “que ya no haya papás amenazadores”, “aquí hay corrupción y quiero que se acabe” (El alcalde es priista), “que aprendamos a jugar fútbol y fútbol americano”, etc.

Disculpe candidato pero es difícil creerle. No sé las edades de los infantes, pero es  raro que los muy niños tengan tan exagerada conciencia social y deseen lo que querrían adultos bien informados. Sí le creemos que en esa población un gran número de personas, en especial mujeres, son violentadas y los papás que maltratan a sus hijos e hijas abundan. Son tan sabios que odian la corrupción y quieren votar por usted (Los ancianos -en cambio- pidieron dulces, pelotas, juguetes, campos deportivos, lápices, cuadernos, ropa y bicicletas). Caramba o son niños de altísimo nivel socio cultural económico y político (¿le pidieron que no vaciara las presas de la entidad?) o es lo que a vuestra merced le gustaría oír. Me suena más a emular a las Juventudes Comunistas o a las Juventudes Hitlerianas. ¡Cuidado!

Mi álter ego apoya la postura de Catón. También llamaré a no votar por Morena. Ojalá la historia califique a AMLO como el mejor presidente de México, pero para que lo sea él necesita que en nuestro país haya una real división de poderes. Votar por Morena y aliados es votar por un presidente arbitrario. Y en México ningún dictador ha salido bien librado. Ayudemos a López Obrador no votando por sus incondicionales.

Te Puede Interesar