Opinion

La Suprema Corte y el derecho al aborto

.

Verónica Villegas Garza
sábado, 17 agosto 2019 | 05:00

Retomo una nota que pasó desapercibida estos días: La resolución inatacable de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que avala la Norma Oficial Mexicana (NOM) 046-SSA2-2005 que ordena a todos los hospitales públicos del país la interrupción de los embarazos producto de violación sin necesidad de que la víctima denuncie ante el Ministerio Público. 

Vamos por partes ¿Qué es una Norma Oficial Mexicana? Son regulaciones técnicas de observancia obligatoria expedidas por dependencias competentes, que tienen como finalidad establecer las características que deben reunir los procesos o servicios cuando estos puedan constituir un riesgo para la seguridad de las personas o dañar la salud humana. La NOM 046-SSA2-2005 expedida por la Secretaria de Salud busca prevenir la violencia familiar, sexual y contra las mujeres, establece como maltrato sexual “la acción mediante la cual se induce o se impone la realización de prácticas sexuales no deseadas o respecto a las cuales se tiene la imposibilidad para consentir” en los casos de violación sexual que son urgencias médicas y requieren atención inmediata la Norma en cuestión establece que las instituciones prestadoras de servicios de atención médica, deben ofrecer de inmediato y hasta en un máximo de 120 horas después de ocurrir el evento, la anticoncepción de emergencia, dando previamente la información completa sobre la utilización del método, a fin de que la mujer tome la decisión libre e informada. 

En caso de embarazo por violación, las instituciones de salud deben de prestar el servicio de interrupción voluntaria del embarazo. Para ello, y de acuerdo a la NOM-046-SSA2-2005, sólo es necesario presentar una solicitud por parte de la usuaria mayor de 12 años de edad, en donde, bajo protesta de decir verdad, manifieste que dicho embarazo es producto de violación sexual. En caso de que la usuaria sea menor de 12 la solicitud debe ser presentada por el padre, la madre o tutor. 

El Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Arturo Zaldívar aseguró, lo que ya todos sabíamos, pero nadie se atreve a decir en voz alta, que existen mujeres de cierto sector social que tienen los recursos para realizarse un aborto y por eso lo que ahora se busca es ver por las más desprotegidas: “Me parece que este tribunal en pleno tiene que mandar un mensaje muy claro de que se protegen los derechos de las mujeres y que esta Norma Oficial Mexicana viene, precisamente, a hacer mucho más laxo, mucho más fácil, mucho más sencillo el acceso a este derecho constitucional cuando las mujeres han sido violentadas de manera grave en su libertad sexual”, señaló el ministro presidente de la Corte. 

Dijo que, aunque siempre ha existido una contraofensiva de grupos conservadores y que se trata de un debate que divide a la sociedad porque influyen creencias religiosas, lo correcto es una democracia constitucional que defina los derechos de la mujer, resaltó que hay un falso debate pues todos están a favor de la vida, “pero los jueces estamos por no criminalizar a la mujer pobre, porque la niña rica siempre ha tenido más posibilidades, y nosotros tenemos la obligación con las niñas y mujeres, de defender sobre todo a las más pobres, a las indígenas, a las que no tienen a nadie que hable por ellas”.

Coincidiendo con palabras e Lydia Cacho: “Que la víctima denuncie es el primer paso y que la sociedad condene la violencia es el segundo”, mientras eso no pase, le dejo como conclusión estos datos para la reflexión personal de cada uno proporcionados por la oficina de ONU mujeres: Cada hora 62 mujeres viven violencia sexual en México, cada día son víctimas de delitos sexuales 1480 mujeres en alguna calle vacía, casa, oficina o trabajo en México y el 90 por ciento de los violadores en México saldrán impunes de alguna denuncia penal. 


@AprendizDeJedi