Opinion

Las candidatas a Gobernador

.

Gerardo Cortinas Murra

lunes, 09 noviembre 2020 | 05:00

La polémica generada por el acuerdo del Consejo General del INE (Consejo) para obligar a los partidos políticos nacionales a postular, cuando menos, a 7 mujeres candidatas en las 15 entidades federativas en las que se renovará al titular del Poder Ejecutivo estatal el próximo año, pone en entredicho no sólo la imparcialidad del INE, sino además, la llamada reforma constitucional de la ‘Paridad en Todo’.

Veamos cuáles fueron los argumentos que el Consejo ponderó para arribar al absurdo político-electoral de exigir a los partidos políticos nacionales postular a 7 candidatas en los próximos comicios locales del 2021:

1. “Así, tratándose de cargos de elección popular corresponde al INE como máxima autoridad administrativa en materia electoral implementar las medidas para lograr el tránsito al modelo de paridad de género en la integración de los órganos del Estado y su consecuente impacto en el ejercicio paritario del poder público…”

2. “En el supuesto de que el principio de paridad se aplique considerando solamente las 15 entidades que tendrán elecciones en 2021, entonces cada partido político debe registrar a mujeres como candidatas al menos en 7 entidades federativas y en el resto podrán postular hombres”.

3. “Toda vez que, al tratarse de cargos unipersonales que se disputarán en 15 entidades federativas y que los Organismos Públicos Locales no cuentan con la atribución que les permita garantizar la postulación paritaria de mujeres en diversas entidades federativas, el Consejo es el único que cuenta con la facultad implícita para garantizar el cumplimiento del principio constitucional de paridad en su dimensión horizontal para la postulación paritaria de mujeres en las entidades federativas en las que se renovará la gubernatura”.

4. “Es de considerarse que, el establecimiento de mecanismos que garanticen la paridad en la postulación de las candidaturas a las gubernaturas es un caso excepcional y novedoso, sobre el cual no existen precedentes en la historia electoral, por lo que, dada su relevancia, se justifica que sea la máxima autoridad electoral la que se pronuncie al efecto”.

5. “Con el propósito de que los criterios que se adopten tiendan a lograr la mayor paridad posible entre los géneros, este Consejo en atención a que en 2021 solamente se renovarán las titularidades de los Poderes Ejecutivos en 15 entidades federativas, estima oportuno exigir que cada partido político nacional registre mujeres como candidatas en por lo menos 7 entidades”. 

6. “Para la postulación de candidaturas a gubernaturas en las 15 entidades federativas, los partidos políticos nacionales y locales deberán postular al menos a 7 mujeres como candidatas a gubernaturas, para lo cual se considerarán tanto las candidaturas que postulen en lo individual como en coalición o en candidatura común”.

Hasta aquí, los argumentos del INE. Usted  amable lector, podrá apreciar a simple vista que los ‘criterios’ del Consejo se limitan a ordenar a los partidos políticos que postulen a, cuando menos, a 7 mujeres candidatas a gobernador.

Yo me pregunto: ¿Cuáles son los mecanismos que garantizarán la paridad de género en la postulación de las candidaturas a las gubernaturas? ¿Por qué el Consejo no expidió los criterios a los que habrán de sujetarse los partidos políticos para postular a candidatas a gobernador? 

El Consejo llega al extremo de establecer que “cada partido político nacional y local determinará y hará públicos los criterios aplicables para garantizar la paridad de género en  la selección de sus candidaturas a las 15 gubernaturas, a más tardar el 15 de diciembre de 2020”.

El absurdo político-electoral es mayúsculo: el Consejo le exige a los partidos políticos que postulen a, cuando menos, 7 candidatas a gobernador; pero a la vez, les ordena que sean los propios partidos políticos los que emitan -antes del inicio de las precampañas- los criterios de paridad en la selección de candidatos(as) a gobernador. ¡Increíble…!