Opinion

Lo bueno y lo malo del año nuevo

.

José Díaz López

sábado, 01 enero 2022 | 05:00

A la lista de los buenos deseos de nuevo año, agregamos paralelamente la lista de las buenas nuevas y malas en la política. El nuevo año entró con toda la fuerza de impulso de la humanidad para recuperar la normalidad antes del Covid. Y definitivamente las ciencias como siempre, alienta la llegada del nuevo año con las noticias, de que todo indica hasta nuevo aviso, este año podría ser el de dejar atrás la peligrosidad del virus que frenó el desarrollo humano en todos sentidos, excepto en la ciencia, por el Covid. 

En efecto, pese a que en nuestro estado en la última semana han sucedido casi 20 fallecimientos diarios por ese virus, lo cierto también es que son de personas que no se habían vacunado. La vacuna contra el Covid definitivamente sí funciona. La variante de Ómicron no es tan letal como su causahabiente.

En donde sí hay problemas, como siempre, es en los actores y acciones en la política. 

En efecto, la potencial construcción de diversos edificios de departamentos y oficinas, en terrenos de la presa El Rejón, cimbró la relación entre la gobernadora y el presidente municipal Bonilla. Aunque posteriormente en un twitter, Maru Campos trató de evitar que los malos entendidos entre ella y Bonilla  se siguieran extendiendo y profundizando, las declaraciones de ella desautorizando al edil local por autorizar la construcción de las torres en la presa de El Rejón, ya estaban dichas.  

El sentido común nos lleva a realizar diversas reflexiones en torno a la construcción de las torres de departamentos y oficinas, supuestamente, a construirse en El Rejón. Indudablemente que el proyecto ahí está en la Presidencia Municipal; “alguien” del más alto nivel en la Presidencia  permitió que los constructores publicitaran, y lo siguen haciendo, de que dicha construcción sí va a continuar. En el escándalo está envuelto, una vez más el coordinador del gabinete municipal quien se ha distinguido por ser quién dé la cara por los generadores reales de varios escándalos por la construcción de las gasolineras del Platanito, la del Cerro Grande, el proyecto de electrificación de la Cd. de Chihuahua etc. 

Seguramente, “alguien” de alta jerarquía como la de este funcionario, impulsa por razones absurdas cuánto extrañas, este nuevo y absurdo proyecto de construcción. El cual fue calificado por la gobernadora, como “muy poco inteligente” en base a la ubicación y las restricciones legales, que existen en torno a dicha presa, que desde ahora afirmamos y defendemos, que pertenece a la ciudad y no a los grandes constructores que se la quieren apropiar confabulados con funcionarios  municipales.

Otra mala noticia será pagar en enero impuestos de todos los colores. Pago de predial, pagos de impuestos municipales, pagos de impuestos estatales, placas, licencias de manejar, revalidación vehicular, etcétera. Como lo hemos dicho antes, quienes idearon y ejecutaron la imposición del alza de esos impuestos no tuvieron en cuenta la crisis económica de las familias, de la cual no hemos salido y autorizaron absurdamente una gran lista de alza y nuevos impuestos, con el tecnocrático nombre de “actualizaciones”.

No todo son malas noticias en la política. El Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal, en una resolución histórica para el desarrollo de nuestra democracia, obligó al INE a continuar organizando el ejercicio plebiscitario denominado Revocación de Mandato para el mes de marzo. Como todos sabemos Lorenzo Córdova y Ciro Murayama organizaron la rebeldía al mandato constitucional contra el ejercicio revocatorio. Y por muy poquito se libraron de ir a prisión, por desacatar a la norma general. Sin embargo apenitas “la libraron”, debido a que el Poder Legislativo federal se desistió de llevarlos a juicio y optó por dejar las cosas en paz. 

Y la buena noticia política es que la Revocación de Mandato SÍ se va a realizar pese a todos los problemas, siendo ese el sentido principal de la resolución dictada por el TEPJF esta semana en ese tema.

La buena nueva es que los ciudadanos tenemos a nuestra disposición un instrumento democrático, la institución legal y pacífica para revocarle el mandato a cualquier gobernante corrupto y que no dé los resultados que se esperaban de ellos. Antes de esta institución legal, en la Constitución sólo existía el derecho a la Revolución, con el consiguiente derramamiento de sangre para sacar del poder a los gobernantes que en lugar de beneficiar, perjudican y lesionan los intereses de quienes los eligieron. 

Por fortuna la Revocación de Mandato se va a inaugurar ¡YA! 

Lo principal es que iniciamos este año con la gran esperanza, de que sea decisivo para acabar con la letalidad en la pandemia. Y que las buenas noticias en la política, superen a las malas. Lo cual es una utopía, teniendo enfrente ya la obligación del pago de impuestos con una inflación descontrolada, que hace más pesada la cuesta de enero. 

¡Pero la vida es hermosa siempre con Salud para todos!

¡FELIZ AÑO NUEVO!