Opinion

Lo que se ve no se duda: ¡Corral ya quiere salir corriendo!

.

José Díaz López

sábado, 20 marzo 2021 | 05:00

Como decía el filósofo de Juárez “lo que se ve no se duda”: el gobernador Corral está haciendo todo lo que pida y necesite Maru Campos para salir del atolladero judicial en que la metió la adicción de no conectar la lengua con la razón, sin ver a  futuro. 

Por eso es muy malo hablar sin atar la lengua a la inteligencia, pues cuando se intenta desenredar la horca formada por las palabras sin rienda,  resulta imposible salir de los problemas sin lesionarse y sin verse como sin vergüenza en la faena de enderezar las cosas.

De ahí que en cada intento “fallido” de las audiencias penales, se nota no solamente apagado el ánimo vengativo existente en la conformación de las carpetas, sino que ahora tienen que echarse para atrás poco a poco, pero despacito, para no dejarse ver tan obvio el gobernador a las órdenes de Maru Campos. 

“Lo que se ve no se duda” el gobernador ha puesto pies en polvorosa de las carpetas de la “nómina secreta de César Duarte”, prefiere, hasta nuevo aviso, dejar embarcados y la responsabilidad que pueda surgir por no recuperar los casi mil millones de pesos robados del erario estatal, a los integradores de las carpetas, mientras él se dedica a posicionar a sus testaferros en los partidos políticos donde tiene aún injerencia. 

Por eso ahora vemos a Riggs en MC de candidato a la presidencia municipal y a Víctor Quintana de candidato a diputado en Morena y para en su momento, pues ese es su objetivo principal, disputar la presidencia nacional del PAN y llegar con fuerza a la disputa por la candidatura presidencial del PAN o de MC. 

Además existe la difundida y fundada sospecha de que Corral ya tiene asegurada una diputación  plurinominal. Y será por el partido que lo postule como candidato a la presidencia sin duda alguna. Por eso ya no le importaría tanto impulsar el desenlace de la disputa contra los saldos de César Duarte. Pero queda bien en el PAN y en MC.  

El gobernador juega todas sus cartas en los partidos más competitivos para no salir totalmente derrotado de esta elección y ante Maru Campos contra la cual ya le bajaron los ánimos rijosos a fuerza de “negociaciones” con las élites políticas que controlan al PAN y la élite empresarial.  

Corral fue derrotado siempre, por Maru Campos. Pero aún tiene oxígeno ganado por esa negociación, para volver más adelante, en otra oportunidad de esas que en política son como ruedas de la fortuna, para cobrar la negociación de sus pretensiones. En política todo es negociable. 

Por lo pronto “inteligentemente” para todos, ambos grupos el de Corral y de Maru Campos abrieron desde hace tiempo el espacio en los procesos penales, para dejar los juzgados y llevarlos al espacio mediático y ahí seguir inyectando hastío, desidia, desinterés, hartazgo, cansancio social, frustración social en la opinión pública, cada vez que se vuelva a escuchar que “¡ya tiene nueva fecha para audiencia!” “¡¡ya tiene nueva fecha para audiencia!!”, hasta llegar a ninguna audiencia. A que todos nos olvidemos del tema por cansancio cerebral.  

Lo anterior es una estrategia que se ha empleado muchas veces por los propagandistas y psiquiatras militares para provocar el cansancio, el hartazgo popular en temas como los de la “nómina secreta de César Duarte”. Y la “operación Justicia para Chihuahua”. Corral ya se fue, ya falló como gobernador y ahora está inmerso en otras hazañas demagógicas; llegar vivo a la disputa por la candidatura presidencial. 

¿Y con Maru Campos que decidió el gobernador Corral ?: ¡Hay que decida el pueblo en las elecciones! Ha de estar mascullando el gobernador Corral “quien quita y gane y su grupo me la perdone por aparentar que le despejé el camino en los juzgados”. 

Al ritmo que va esa estrategia del gobernador Corral, llegará el momento en que habremos de cooperar todos los chihuahuenses para juntarle el dinero, que ya devolvieron, a los acusados que se acogieron a los criterios de oportunidad. Aunque en realidad sí desaparecieron y repartió el “experto en desaparecer el dinero”, esos mil millones de pesos el exgobernador Duarte. 

A Corral le está siendo muy difícil quitarse la horca del cuello sin salir todo aruñado. 

Pero para el falso combatiente de la anticorrupción el objeto de la negociación vale la pena.