Opinion

Los efectos del Covid ¿estamos superando la recesión económica?

.

Serafín Peralta Martínez

jueves, 22 abril 2021 | 05:00

El 2020 fue para México y todos los países en el mundo un año muy difícil, por los efectos e impactos que el Covid dejó en las empresas y en la pérdida de empleos.

Lo verdaderamente sorprendente, fue el desplome de las actividades económicas, que al final de ese año, no tuvieron crecimiento sino decrementos o desplome de las actividades productivas.

En todos los países en el mundo, las economías entraron en una fase de recesión y estancamiento sin precedentes.

Sólo para darnos una idea de la magnitud que generaba el Covid en la economía, en junio de 2020, ya los efectos eran sin control y de desastre total. En E.U., se tenían acumuladas solicitudes de apoyo por desempleo, por el orden de 42 millones de personas, y la tasa de desempleo era 14% y se vaticinaba que podría llegar al 20%.

En México, la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) revelaba que de las más de 12 millones de personas que habrían dejado de laborar, 8 millones, 100 mil, correspondían a trabajadores de micronegocios, empresas que emplean a menos de 10 personas.

El desastre económico y la pérdida de inversiones, de quiebras y cierre de empresas que caracterizaron el 2020, como el año de la pandemia del coronavirus, tuvo sus efectos con el desplome de las economías.

Según información del Fondo Monetario Internacional, todas las economías, excepto China que creció al 2%, tuvieron en 2020, no un crecimiento, sino decrementos o caídas cuantiosas en la actividad económica. Por ejemplo, de las economías que siempre se han caracterizado por su alto desarrollo o economías de primer mundo como Reino Unido, su economía se desplomó en -10%; España -11.1%; Italia -9.2%; Francia -9%; Canadá -5.5%; Estados Unidos -3.4%, Rusia -3%. Otras economías llamadas economías emergentes o en desarrollo como la India -7%; Brasil -4.5%; Sudáfrica -7.5% y México -8.5%.

En la gran mayoría de estos países, sus gobiernos implementaron programas de ayuda emergentes para resarcir la pérdida de empleo, por el cierre de empresas y por la falta de oferta de bienes y servicios. Las empresas grandes, medianas o pequeñas no podían producir. 

En el caso de México, el comercio informal o de ambulantaje, fue prohibido u obligado a cerrar, y esta actividad del empleo informal, que se genera precisamente por falta de oportunidades y de la contratación por parte de las empresas como un empleo fijo, se ha acentuado aún más, generando más desigualdad y más pobreza.

El informe que da a conocer el Banco Mundial, señala que 100 millones de personas se sumaron a la pobreza en 2020 y, como aún no terminan los efectos del Covid, porque el proceso de vacunación es lento, en 2021, el número de pobres afectados por el hambre crónica habrá aumentado 130 millones de personas.

¿Vamos saliendo de la pandemia económica y de la recesión?

Todavía está muy lejos el final del túnel, pero ya hay indicios de que con la vacunación que se ha iniciado en nuestro país, que, según las autoridades de salud, a la fecha se ha inmunizado a 5 millones 186 mil 751 ciudadanos, empiecen también a liberarse las restricciones para que la actividad económica y el empleo inicien a enderezar su caída.

La economía mexicana todavía está débil y para darle fortaleza, se requiere de inversión para recuperar empleos. La actividad económica se empieza a ver con cierto dinamismo que hace pensar en una recuperación gradual, poco a poco, de empleos. De acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), que publica el INEGI, al mes de marzo de 2021, la economía habría mostrado un leve 0.7% de crecimiento.

Sin embargo, el esfuerzo que hace el sector productivo, no se está viendo acompañado de estrategias del gobierno federal ni local, por lo que deberán de voltear a ver al mercado laboral demandante de más y mejores empleos.