Opinion
Crónicas de mis Recuerdos

Los Festejos de Independencia en Chihuahua (1908)

.

/ Don Enrique C. Creel, gobernador del estado de Chihuahua en el periodo 1904-1906 y 1907-1910 (Foto: Mediateca INAH).
/ Momentos en que era inaugurada la Penitenciaria del Estado de Chihuahua por el entonces gobernador Enrique C. Creel en septiembre de 1908 con un costo de más de $600 mil pesos (Foto: Fototeca-INAH-Chihuahua).
/ En las fiestas de Independencia de 1908, sería inaugurada la primera estación formal de bomberos (Foto: Fototeca-INAH-Chihuahua).

Oscar A. Viramontes Olivas

viernes, 02 octubre 2020 | 05:00

Me llamó la atención al sacar de los Archivos Perdidos de las Crónicas Urbanas de Chihuahua, un documento muy interesante, algo polvoso, pero cuando lo empecé a sacudir, me di cuenta que era un verdadero tesoro, ¿Por qué? Porque se trataba de una información en donde se presentaba el programa de las fiestas de Independencia que los chihuahuenses celebrarían en septiembre de 1908, previo al Centenario de ese mismo acontecimiento que se llevaría a cabo en 1910 en todo el país, sin embargo lo interesante de esto es que se palpaba el patriotismo de los mexicanos ante estos acontecimientos, fue entonces que se daría a conocer el programa general de las actividades que se llevarían a cabo desde el día 15 al 16 de septiembre en todo lo que era el centro de la ciudad.

Para el día 15 de septiembre empezarían las actividades a partir de las nueve de la mañana con la inauguración del Rastro municipal de la ciudad, cuyo costo ascendería a $60,000, de ahí, una hora después a las 10:00 am, se iniciaría una importante procesión cívica con los alumnos de todas las escuelas ofíciales y particulares que tenían que reunirse en el Paseo Bolívar y 5ª  con trajes alusivos a la fecha y así, desfilar por la avenida Vicente Guerrero hacia la Plaza Hidalgo; de ahí, llegarían a la calle de “La Libertad” (como se llamaba antiguamente) hasta la Plaza de Armas, donde harían una parada para continuar hacia la   avenida Ocampo y tomar rumbo hacia el sur, hasta llegar al Parque Lerdo de Tejada y tomar el Paseo Bolívar, terminando en el Jardín 25 de Marzo. 

Lo interesante del desfile es que en donde se detenían los contingentes, se pronunciaron algunos discursos patrióticos por parte de profesores de algunas primarias, lo que motivo a los centenares de gentes que se habían concentrado a los lados de los contingentes. Al terminar cientos de chiquitines se dispersaron reuniéndose con sus papás al igual de las familias ahí reunidas se abalanzaron a comprar paletas o alguna agua fresca para mitigar el calor que se estaba presentando ese día.

A las 11:00 de la mañana se inauguraría el servicio del primer Cuartel de Bomberos que tendría la ciudad de Chihuahua y donde se haría entrega de equipo especial y algunos vehículos para que los traga humos tuvieran las herramientas necesarias para combatir los incendios. Este cuartel estaría ubicado a espaldas de la Comisaría de Policía localizado en la calle Manuel Doblado, entre Independencia y calle Segunda (hoy fachada del Banamex) y los bomberos, por la calle Ángel Trías. Así mismo, el programa daría más sorpresas para los chihuahuenses ya que por la tarde a eso de las 17:00 horas, se llevaría a cabo la inauguración de la Penitenciaría del Estado, cuya avenida llevaría el mismo nombre y que después cambiaria a 20 de Noviembre. El costo de la magnífica obra que ayudaría a poner orden en el combate al crimen para que los delincuentes tuvieran un lugar definitivo para purgar sus condenas. Este edificio llegaría a costar la importante cifra de más de $600.000. El evento fue tan importante que se dieron cita cientos de personas y en presencia del gobernador del estado don Enrique C. Creel, donde daría un importante discurso resaltando la importancia de la obra. 

Finalmente para concluir estos tan importantes eventos del 15 de septiembre de 1908 en Chihuahua,  se reunirían para las 20:30 horas en Palacio de Gobierno, la comitiva oficial que debería acompañar al Gobernador constitucional a la velada patriótica que comenzaría a las nueve de la noche en el Teatro de los Héroes y que paralelo a esto, habría una serenata esplendida en la Plaza Hidalgo de las 20:00 a las 23:00 horas, la cual, estaría abierta para todo el público y para darle más emotividad, la plaza estaría convenientemente adornada e iluminada profusamente, complementado este escenario con un espectáculo de globos aerostáticos que se elevarían sobre cielo chihuahuense y junto a una oleada de estupendo fuegos artificiales multicolores, que se quemarían vistosos sobre la gran masa de gente que se había dado cita a tan vistoso y emotivo evento; así mismo, para las 23:05 horas, el gobernador don Enrique C. Creel acompañado de General en jefe de la Segunda Zona Militar; del Presidente de la H. Legislatura y del Supremo Tribunal de Justicia; el Secretario general del despacho del H. Ayuntamiento; el Jefe Político del distrito, agentes consulares, jefes, oficiales francos, empleados superiores del Estado, de la federación y del municipio, la Junta patriótica y particulares que concurrían, empuñaron una insignia de la patria y desde el balcón central del Palacio de Gobierno, vitorearían a México y su Independencia en conmemoración del heroico grito de Dolores. En ese momento las campanas serían echadas a vuelo; las salvas atronarían el espacio; la banda de música tocaría el Himno Nacional y las otras bandas de clarines y tambores, recorrerían las calles, batiendo marchas y ejecutando toques marciales.  Al terminar todos los eventos del día 15, el gobierno pondría a disposición el servicio de tranvía eléctrico para todas las personas que así lo necesitaran y trasladarse a los diferentes barrios de la ciudad.

Para el día 16 de septiembre al amanecer se empezarían a dar los repiques, salvas y dianas de costumbre; a las 10:00 de la mañana, habría una procesión cívica presidida por el gobernador y formada por funcionarios del Estado, federación y municipio; corporaciones, gremios y particulares, recorrerían las calles La Libertad, Ocampo, Aldama, Vicente Guerrero hasta llegar frente al Instituto Científico y Literario y la calle 11, deteniéndose frente al Palacio para pasar enseguida al monumento de los Héroes en la Plaza Hidalgo y ahí, se darían algunos discursos y ofrecimiento de coronas. Terminado el acto anterior, las personas que así lo desearan pasarían a la Torre que sirvió de prisión a Hidalgo y dejarían sus nombres en el álbum que allí existe. A las doce del día, las salvas y repiques se repetirían por toda la ciudad y ya para las tres de la tarde una gran comitiva se dirigiría a la Presa Chuvíscar la cual, sería inaugurada por el gobernador y cuyo costo, pasaría del millón de pesos. Esta presa volvería a ser inaugurada por el presidente Porfirio Díaz Morí al siguiente año.   Por ultimo a las seis de la tarde en el Paseo Bolívar habría diversos juegos deportivos, que serían presididos por distinguidas señoritas, las que otorgarían premios a los ganadores de las competencias. A las nueve de la noche, se efectuaría en el Teatro de los Héroes una función gratuita por la Compañía de la Maza; de las nueve a las doce, habría serenata en el Parque Lerdo y en la Plaza de la Constitución. 

Finalmente los responsables de que se llevara todos estos eventos a la perfección, se nombran a continuación: Agustín Moye, Alberto Gutiérrez Palacios. Alberto Valdez Llano, Albino Mireles, Antonio Ramos Cadena, Carlos A. Nieto, Carlos Encobar, Eduardo Bárcenas, Eduardo C. Cuilty, Eduardo Llano, Federico Moye, Francisco Terrazas, Isaac Aceves, Jesús L. Terrazas, Jesús M. Dozal, José María Sánchez, Juan G. Holguín B, Luis F. Hernández, Luis G. Echeagaray, Luis Terrazas, Manuel Aguilar Sáenz, Pedro Olivares (Jr.), Pedro S. Recio, Servando I. Esquivel, Severo I. Aguirre, Víctor A. Caballero

Las Fiestas de Independencia de 1908 en Chihuahua, forma parte de los Archivos Perdidos de las Crónicas de Mis Recuerdos. Si usted desea adquirir los libros sobre Crónicas Urbanas de Chihuahua: tomos I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII y IX, pueden llamar al cel. 614 148 85 03 y con gusto se los llevamos a domicilio o bien, adquiéralo en Librería Kosmos (Josué Neri Santos No. 111); La Luz del Día (Blas Cano De Los Ríos 401, San Felipe) y Bodega de Libros.

Fuentes

El Correo de Chihuahua, Silvestre Terrazas, 1908.

Fotos: Mediateca INAH y Fototeca INAH-Chihuahua.

violioscar@gmail.com

Maestro-investigador-FCA-UACh