Opinion

Los golpistas

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 04 julio 2021 | 05:00

“López-Gatell, le urge leer ha Curzio Malaparte, su libro “Técnica  del Golpe de Estado”, ahí no menciona a los padres de niños con cáncer como golpistas, creo que vio una película de la pantera rosa pasado de copas, delira”.

Aunque usted no lo crea, en México, desde la llegada de la 4T, las y los niños con cáncer junto con sus familias, viven el calvario del desabasto de medicamentos para paliar la enfermedad; la insensibilidad gubernamental queda más que manifiesta, Jack Palance, conductor de aquel programa televisivo Ripley´s, quien narraba sucesos raros, excéntricos, dudosos que rebasan los límites de la realidad, relataría este hecho como inconcebible, inhumano, quien obstaculiza el derecho a evitar el dolor evitable, de VIVIR, no tiene nombre. 

La respuesta del gobierno ha sido nula, descalifica irresponsablemente a quienes demandan la atención de la autoridad para atender a sus hijos e hijas. La declaración del subsecretario de prevención y promoción de la salud, Hugo López-Gatell fue sumamente irresponsable, dijo: “son las mismas 20 personas desde que empezó el sexenio. Son grupos fomentados y fabricados. Desconozco si están en una nómina o les dan otro tipo de prebendas o quizá los medicamentos”, primeramente, el funcionario desnuda su falta de ética profesional, quien por cierto desde la llegada del Covid-19 quedó atrapado en su laberinto de verdades a medias, de desdichos recurrentes, jugando con las vacunas como prebenda electoral; se atrevió a denostar a los padres de familia, que navegan inquebrantablemente sobre las aguas del miedo y la impotencia, darían cualquier cosa por ser ell@s quienes estén en el lugar de sus hij@s. 

El drama, imágenes y videos de niñ@s pidiendo ayuda para seguir con su tratamiento, testimonios de especialistas amenazados por exigir insumos para poder trabajar, manifestaciones de padres y madres prácticamente en todas las entidades del país se viralizan a nivel mundial. Amparos ganados por cientos de niñ@s, obligan al Estado mexicano a garantizarles su derecho a la salud; otros interpuestos por médicos, como los más de 300 de la Agrupación Mexicana de Oncohematología Pediátrica (AMOHP), quienes argumentan que el desabasto “pone en riesgo la vida de niñas, niños y adolescentes diagnosticados con cáncer y (...) se convierte en automático en una condena catastrófica”.

En los últimos dos años, algunos funcionarios federales y locales (caso Chihuahua) han minimizado el problema, engañado a la población sobre su gravedad, ocultado información, justifican su irresponsabilidad dando explicaciones sin lógica (como la del desabasto mundial), vendiendo espejitos como si fuera campaña, promesas del corazón, aludieron que el abasto está garantizado, acusando de malas intenciones a quienes han cuestionado o criticado sus acciones. Incluso el presidente de la República declaró que padres y madres han sido manipulad@s por partidos políticos y farmacéuticas que buscan sabotear su lucha contra la corrupción en la venta y distribución de medicamentos. 

Familiares de niñ@s enfermos de cáncer y organizaciones civiles convocaron el 30 de junio, a un paro nacional ante el desabasto de medicamentos oncológicos en el país. Con el hashtag #HazParo se lanzó el llamado a celebrar una manifestación pacífica. Los padres han señalado que pese a las promesas del presidente y funcionarios, con quienes se han reunido al menos 20 veces, no se ha garantizado el abasto de medicamentos en lo que va de la actual administración. 

El 27 de junio, la Asociación de Padres de Familia con Niños Enfermos A.C. denunció públicamente que funcionarios del gobierno se comprometieron a que el 26 del mismo mes, llegarían los medicamento provenientes de Corea del Sur, lo cual no ocurrió. Publicaron en comunicado: "...No ha llegado medicamento a ninguno de los hospitales en donde se requiere y tampoco tenemos noticias al respecto, por parte de los funcionarios quienes se comprometieron ante nosotros". 

En la convocatoria, compartida por la asociación Nariz Roja, se exhorta a los asistentes a las protestas a vestir de color negro para simbolizar el luto por las víctimas mortales por la situación de salud en el país, por lo que se señala, la consigna será “Gobierno Federal, queremos vivir“. Los organizadores invitaron a los ciudadanos a compartir esta convocatoria a través de redes sociales y en grupos de WhatsApp.  

La Comisión Nacional de Derechos Humanos demandó a la Secretaria de Salud y a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) garantizar el abasto del medicamento metotrexato, que se usa en el tratamiento contra el cáncer. El lunes pasado, padres de niños con cáncer bloquearon el acceso a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para denunciar la falta de medicamentos y quimioterapias en hospitales como el Infantil de México “Federico Gómez”. 

Circuló en redes sociales un video donde un menor que es atendido en ese mismo hospital, solicita ayuda al presidente, textual: "Le pido, señor presidente, que nos ayude con las quimioterapias en el Hospital infantil Federico Gómez, no me quiero morir, yo estoy luchando cada día contra esta enfermedad para salir victorioso, le pido que nos ayude, señor presidente". 

La polémica se agravó, cuando el titular de la Secretaría de Salud, Dr. Jorge Alcocer, minimizó el desabasto e incluso dijo que si no se suministran las dosis a los pacientes, no pasa nada pues los pacientes pueden esperar ya que no se trata de emergencias médicas.

Ante el desconcierto, padres de familia denunciaron ante la Fiscalía General de la República (FGR) al subsecretario López Gatell por genocidio, discriminación y omitir garantizar el abasto de medicamentos para los menores, luego de que el servidor público señalara que las protestas por falta de medicamentos han sido retomadas por grupos con visión “golpista”.

La condena pública no se hizo esperar, AMLO tuvo que salir a la defensa, deslindándose de los dichos, “Mi respeto a las madres a los padres de los niños con cáncer, decirles que estamos haciendo todo siempre para que no les falten los medicamentos, enfrentando todos los obstáculos, y que vamos a cumplir, estamos haciendo gestiones especiales... nuestra embajadora en Japón, ayer logró, de que un laboratorio, por tratarse de nuestro país, elaborara uno de los medicamentos que requerimos para el tratamiento de cáncer infantil”. 

Tras el tercer informe de gobierno, el ejecutivo federal sigue mostrando la apuesta de su administración, bajo la insignia del insulto, la condena pública para quienes opinan distinto, en los enemigos públicos concurren los clasemedieros, aspiracionistas, arribistas, golpistas, conservadores corruptos que le apuestan al progreso del país, sinónimo de fatalidad para quienes ocupan hoy Palacio Nacional. Somos un país de caricatura de humor negro, un pueblo pobre, violento, inculto, adicto, con más deuda, sin infraestructura, corrupto, feminicida, enfermo, antidemocrático, sin respeto a sus derechos humanos. 

La ineficacia sigue galopando bajo argumentos de odio, parafraseando “por el bien de los pobres”, sensato es erradicar la desigualdad bajo modelos económicos pujantes, de coordinación ciudadana, donde tod@s le apostemos a la prosperidad, a la salud. López-Gatell, le urge leer ha Curzio Malaparte, su libro “Técnica  del Golpe de Estado”, ahí no menciona a los padres de niños con cáncer como golpistas, creo que vio una película de la pantera rosa pasado de copas, delira. Sumemos Voces.