Opinion
Álter Ego

Manual del dictador naciente

.

Rafael Soto Baylón

miércoles, 30 septiembre 2020 | 05:00

a: llegarás al poder de manera legítima. Ya no son los tiempos de Lenin, Franco, los Castro o Pinochet que lo detentaron cabalgando sobre miles de cadáveres. La democracia es el mejor sistema de gobierno pero también puede ser su verdugo si se la usa bien.

b: Busque el apoyo de partidos políticos aunque sus ideologías sean contradictorias. Obtenga la mayoría en ambas cámaras y así podrá realizar los cambios constitucionales que le aseguren un gobierno totalitario. Haga hasta lo imposible porque a mitad del sexenio se alcance el mayor número de diputados y senadores afines a su estilo personal de gobernar.

c: una vez en la primera magistratura, utilice todos los medios para promover diariamente sus acciones de gobierno. Esto tendrá un impacto psicológico para que los ciudadanos se acostumbren a verlo diariamente y así se prepararán tanto a su presencia e imagen que se les hará raro no verlo.

d: desde la comodidad de su atril en sus monólogos, dedíquese a descalificar a todo gobierno anterior al suyo. Siga el ejemplo de Joseph Goebbles –ministro de propaganda de Hitler- quien puso en práctica la filosofía de que “Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá”

e: repita hasta el cansancio los mismos conceptos (conservador, neoliberal, individualista, mafia del poder, corruptos, chayoteros, cuarta transformación, honestidad, rectitud, capacidad) unos para descalificar a los adversarios y otros para apoyar su política. Sus críticos tratarán de desvirtuarlos pero mientras más se repitan más se aceptarán. 

f: militarice el país. Los únicos que le arrebatarían el poder son los castrenses. Coloque en puestos claves a incondicionales y deles autoridad suficiente pero jamás a su nivel. Las fuerzas armadas están acostumbradas a mandar y a obedecer. Entrégueles la seguridad interna del país con funciones de policías preventivos, policiacos y de investigación. Deje en sus manos las fronteras, territorios federales, presas, puertos, aduanas. Promesas de impunidad le garantizarán su incondicional apoyo.

g: mediante programas sociales entregue dádivas a los más pobres. Su voto será trascendental para lograr el triunfo de su partido político y para promover, mediante consultas ciudadanas, sus metas. Póngase la careta de demócrata. Y si el pueblo bueno y sabio decide que usted se sacrifique viviendo en Palacio Nacional más de seis años, quién es usted para desobedecerlo.

h: convénzase de que usted es hoy el mejor presidente y lo será de toda la historia. La megalomanía en este caso le será infinitamente útil. Si ya la tiene lo suficientemente grande, rodéese de quienes se la ensanchen diariamente. 

i: en los sistemas democráticos existen instituciones que son independientes del poder presidencial. Aquellas y las libertades de expresión son sus peores enemigos. Por ello quienes no estén bajo sus órdenes critíquelas por inservibles, inútiles, costosas, por ser enemigas de la nación y sobre todo porque sirven a intereses de como decía Luis Echeverría, “emisarios del pasado”. Cuando tenga en sus manos ambas cámaras podrá nombrar a sumisos en el Instituto Nacional Electoral, en el Supremo Tribunal de Justicia y en las comisiones análogas quienes deberán estar a sus órdenes. Y pronto la censura será oficial.

j: provoque confrontaciones entre sus ciudadanos. Hágalos pelear por cuestiones religiosas, ideológicas, partidistas pero no intervenga directamente. Mientras los ciudadanos más se enfrenten mejor para usted. En temas controversiales finja demencia. Muestre un rostro de ingenuo, inocente, romántico e iluso. Póngase el disfraz de oveja y por debajo afile bien los dientes. 

k: diga constantemente su verdad, la verdad oficial, enséñele al pueblo que usted lo sabe todo y solo usted lo sabe. Una imagen de misticismo le hará la imagen de iluminado por el todopoderoso.

Y j: sonría siempre: que si le informan que hasta este momento hay 60, 70, 80 o 100 mil muertos por covid, sonría. Que si el día anterior 3,. 40, 60 o 100 personas fallecieron en masacres, sonría. Que si el PIB caerá n puntos el próximo año, sonría. Su sonrisa demostrará el interés que tiene por el país.

Y cuando estos preceptos se cumplan, estará en el poder por siempre y para siempre.

Mi álter ego apoya incondicionalmente a los productores chihuahuenses. Está convencido de que debemos proteger nuestra agua. Pero por favor liberen las vías férreas. Están pagando justos porque a los pecadores no les interesa esa medida de presión en lo absoluto. Sólo están afectando la economía del estado y del país  ante la suma indiferencia de los auténticos responsables del conflicto.