Opinion

México desnudo

.

Teporaca Romero del Hierro

domingo, 18 julio 2021 | 05:00

“En Chihuahua, las agresiones sexuales, violencia intrafamiliar, secuestros, trata y feminicidios, se ubican en el top ten nacional, legislador@s, activistas y periodistas han denunciado con pruebas en mano, la falta de compromiso del mandatario estatal”

El México desnudo, el pobre, enfermo y violento, exhibe sin filtro, cómo la discriminación y la brutalidad contra las mujeres siguen siendo un callejón sin salida, datos oficiales revelan que, este 2021, es uno de los años más peligrosos para las mujeres y las niñas, las violencias de género han rebasado topes históricos, los feminicidios incrementaron 7. 1%, respecto al mismo periodo del año anterior, el estrés post-pandemia recrudeció el maltrato, resultado de los efectos secundarios del colapso económico, desencadenó desempleo creciente, pobreza laboral (ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria),  falta de recursos suficientes para sobrevivir.

Aunado al encierro obligatorio, para quienes tienen la fortuna de conservar su empleo, la mayoría trabaja desde sus hogares (home office); otros, sufren el calvario del desempleo, sea por despido o porque sus negocios por falta de liquidez bajan cortina, perdiendo en un abrir y cerrar de ojos todo su patrimonio, donde por cierto, el gobierno no ha reaccionado con apoyos extraordinarios para salvar la economía; no ha generado las condiciones necesarias para atraer inversiones y detonar el empleo requerido ante tal adversidad. Por ello, el confinamiento multiplicó la violencia de género.

El encierro, obligo a convivir bajo fallas de comunicación familiar, estrés por desempleo, adicciones, falta de valores, maltrato doméstico, registrado con mayor rigor desde la llegada del Covid. Como corolario informativo, todo esto, aunado a lo anterior, descrito en párrafos anteriores, desencadenaron separaciones y divorcios, incrementándose sin precedente.

Entidades como Morelos, Sonora, San Luis Potosí, Jalisco, Quintana Roo, Colima, Sinaloa y Chiapas, concentran el 57.4 % de los feminicidios, así lo confirmó durante una de las “Mañaneras”, la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez. De enero a mayo del presente año se han cometido 423 feminicidios en México.

La funcionaria comentó que a partir de esta administración, los homicidios de mujeres se investigan como feminicidio, cosa que antes no ocurría y se “minimizó” dicho delito. “En el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tenemos el compromiso de clasificar adecuadamente los feminicidios, sin importar que esa suma implique un aumento en las estadísticas”. Lo cierto es que la realidad supera el discurso oficial, audios y videos exhiben la falta de perspectiva de género de funcionarios y funcionarias que desde el inicio de la investigación, y ante evidencias claras de tipificarse como feminicidios, responden a la ligera y en automático, que las mujeres ejecutadas era un ajuste de cuentas entre grupos del crimen organizado.  

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación; Fabiola Alanís Sámano, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim); Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres); así como Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública, presentaron el informe de acciones para combatir las violencias hacia las mujeres; mayo representó el tercer mes con más feminicidios con un total de 98 víctimas de feminicidio, por debajo de los 100 registrados en diciembre de 2018 y los 99 ocurridos en marzo pasado. El gobierno mexicano reconoció que la violencia de género en el país, un delito que sigue al alza.

Señalaron que se instaló un gabinete de género para avanzar en la agenda de los derechos de las mujeres y existen 100 integrantes de la Guardia Nacional listos para ayudar a las fiscalías estatales quienes se han especializado en violencia de género y feminicidio. Al respecto, el presidente aceptó que “ha habido un incremento en feminicidios, lamentablemente, y en violencia familiar…Estamos ocupándonos de eso”.

Sánchez Cordero, resaltó la creación del grupo institucional contra la violencia, dijo: “Trabajamos todos los días para atender las dinámicas de violencia contra las mujeres mediante estrategias de atención y prevención”.Indicó que el reto de erradicar la violencia contra las mujeres “es enorme”, sin embargo, dijo que igual de enormes son las acciones que se llevan a cabo y para ello los tres niveles de Gobierno deben estar coordinados.

Ejemplo, en Chihuahua, las agresiones sexuales, violencia intrafamiliar, secuestros, trata y feminicidios, se ubican en el top ten nacional, legislador@s, activistas y periodistas han denunciado con pruebas en mano, la falta de compromiso del mandatario estatal y su gabinete en la materia, datos afirman que no solo estancó la ruta del progreso de la igualdad de género, si no que se retrocedió, la atención a víctimas fue bajo un perfil de discrecionalidad de intereses oficiales. Creyeron que las estatuillas y las placas de reconocimiento en fechas emblemáticas como el 8 de marzo, desvirtuarían el contexto de violencia, lo cierto, es que en Chihuahua, la muerte y los golpes tienen permiso. Hoy, seguimos sin declaratoria de Alerta de género.

La titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, indicó que buscan escuchar y atender a todas las mujeres y en un recorrido por el país encontraron que las tres principales preocupaciones de las mexicanas son: erradicar la violencia, tener autonomía económica y la distribución del trabajo en el hogar. Rubros lejanos de alcanzar. 

El secuestro, es otro delito que ha repuntado en los últimos meses, Tamaulipas, Jalisco y Nuevo León, concentran el 50% de las mujeres que han desaparecido en la última década en México. Trabajos de investigación periodística arrojaron que poco más de 14 mil mujeres que están desaparecidas en todo el país, es decir, diariamente, desaparecen 4 mujeres. Del total, casi 6 mil son menores de edad, 1.5 al día. La mayoría de las madres o padres de las víctimas coinciden que grupos delictivos de trata son los promotores de tales desapariciones. 

México sigue sin respetarnos, niega estructural y socialmente el derecho a vivir libres de violencia, hoy los colectivos, las mujeres empoderadas en todas las áreas públicas y privadas, las mujeres de a pie, se hacen escuchar, sin importar que las califiquen de violentas, que distorsionen el sentido de sus consignas. Los números son fríos, las mujeres representamos más de la mitad del padrón electoral, en los comicios de junio pasado, 7 mujeres ganaron  gubernaturas, de 15 en juego. 

Sin importar, que las palabras pierdan su fuerza debido a que es un tema recurrente, jocoso y/o aburrido para much@s, desde este espacio o cualquier otro, seguiremos insistiendo hasta que los gobiernos realmente atiendan con realidades la agenda de género. La impunidad empodera a los agresores en este país, como reza el verso de la canción “Welcome to el callejón sin salida” del cantautor español, Enrique Bunbury, “…Welcome to el callejón sin salida, welcome, de aquí nadie sale con vida”. Sumemos Voces. #Ni una menos.