Opinion

Modesto y muy sentido homenaje

“… y toda religión arranca históricamente del culto a los muertos, es decir, a la inmortalidad” . Unamuno

Isaías Orozco Gómez

lunes, 02 noviembre 2020 | 05:00

Una distinguida licenciada en derecho y muy respetable y apreciada amiga, me acaba de enviar la lista de doctores, médicas y médicos chihuahuenses caídos en el cumplimiento de su deber como consecuencia de la muy humana atención, brindada a personas contagiadas del Covid-19. 

Al leer tal mensaje, sentí la interior y fuerte necesidad de dedicar mi trabajo de hoy lunes 2 de noviembre, en homenaje al personal médico mencionado y obviamente al resto de la diversa plantilla de empleados del sector de la salud, público y privado: enfermeros, camilleros, conductores de las ambulancias, intendentes, personal administrativo y  personal de aseo, debido a que todos ellos, están expuestos a infectarse de tan lacerante virus; transcribiendo la lista en referencia.

Previamente, estimados lectores, les comparto mi inmediata respuesta enviada a la precitada licenciada: Muy apreciada licenciada y buena amiga, qué difícil resulta la realidad de la pérdida de vidas de doctores y doctoras, de médicas y médicos, así como de tantos seres humanos, en momentos de contingencia sanitaria, tan riesgosos; y que en la mayoría de los casos, no se realizó el habitual velorio y sepelio. Q.D.E.P.  Por otra parte, este 1 y 2 de noviembre, en que se sigue la milenaria tradición de nuestras etnias originarias, quizá haya mayor tristeza en el Alma. Un sentido y respetuoso abrazo.  

“Balance del mes de OCTUBRE: Dr. José Luis Priego Modesto. Dr. Felipe Venegas (cirujano). Dr. Oscar Zambrano (ginecólogo). Dr. Jaime Montelongo (inmunólogo). Dr. Rodolfo Gómez Verdín (oftalmólogo). Dr. Fernando Madrigal Lozano (pediatra). Luis Raúl Mar (enfermero). Dr. Manuel Ojeda (neurólogo). 

“INTERNADOS [deseando su pronta y total recuperación]: Dr. Andrés Guangorena (radiólogo). Dr. Homero Garza (pediatra), grave. Dr. Pedro Leal Solís (cirujano). Dr. Jaime Chávez Garza (ginecólogo). Dr. Hermes Magaña (ortopedista).

“RECUPERACIÓN EN DOMICILIO: Dr. Jesús Wong (cardiólogo). Dr. Antonio Delgado (internista).

“RECUPERADOS: Dr. Jaime Arturo Escárcega (ginecólogo). Dr. Gilberto Guevara. Dr. Armando Delgado Kalisch.  Dr. Alberto Ladrón de Guevara.

“DOCTORES CHIHUAHUENSES CAIDOS EN LA PANDEMIA COVID-19: Dr. Iván Tomás López de Santiago (neurólogo) en CDMX. Dr. Jesús Raúl Perea González, UMF 33 IMSS. Dr. Hugo Eleuterio Beltrán Rosas, Medicina Interna ISSSTE. Dra. Hilda Rosa Martínez González, Medicina Interna, Hospital Central. Dr. Jesús Enrique Grajeda Herrera (urólogo) Secretario de Salud del Estado de Chihuahua. Dr. Mario Mora Ortiz, HGR. Dr. Jesús Natividad Payán Holguín, UMF 44 IMSS. Dr. Tomás Iván Santiesteban, P.C.E. Dr. Oscar Zambrano Hernández (ginecólogo) IMSS. Dr. Jorge Duque Rodríguez (hematólogo) P.C.E. 

“Dr. Jesús Manuel Morales Rubio (pediatra), Cd. Delicias. Dr. José Luis Priego Modesto. Dr. José Jaime Montelongo Gómez (alergólogo e inmunólogo). Dr. Fernando Madrigal Lozano (pediatra) IMSS. Dr. Manuel Ochoa Molinares (epidemiólogo) IMSS, Delicias. Dr., Felipe de Jesús Venegas Hermosillo (cirujano de tórax y cardiovascular) Hospital Los Ángeles. Dr. Manuel Ojeda Chavarría (neurocirujano) IMSS. Dr. Pablo Federico Castro (toxicólogo) P.C.E. Cd. Juárez.

“MÉDICOS CHIHUAHUENSES FALLECIDOS EN 2020 (NO COVID-19): Dra. Antonia Elvira Payán Holguín, IMSS-Chihuahua. Dra. María Concepción Mar Corona, P.C.E. Dra. Lilia Arana Martínez. Dr. Francisco Guadalupe García Peltier.”

En tal orden de ideas: ¡Vaya nuestra total solidaridad para los familiares de los difuntos en referencia y para todos aquellos chihuahuenses y mexicanos, que partieron a la ETERNIDAD víctimas de tan lacerante pandemia!

Con motivo del “Día de Muertos” a cuyos panteones no debe acudirse, hoy por hoy, por razones obvias, agregaríamos que: “La idea de la muerte puede provocar ansiedad. Significa la pérdida irremediable de la individualidad, la aniquilación del sí; nos angustia tanto más cuanto que es la conciencia de una nada inconcebible. Sin embargo, el horror de la muerte está en función del valor que se dé a la vida; en algunos casos, éste puede reducirse a cero y la muerte llegar a ser deseable […] Si la muerte de una persona es sentida generalmente, por sus deudos, como una pérdida irreparable, existen ciertas sociedades en que es ocasión de gozo: los miembros de estas sociedades están persuadidos de que existe otra vida, después de la muerte, más feliz que la actual.” (“Diccionario de psicología”, Larousse, 1969).

Que: “los aztecas creían en la inmortalidad del alma. Creían que las almas al salir del cuerpo, bajaban a una región tenebrosa en que eran sometidos a una especie de juicio. Sólo después de haberse purificado tomaban el camino del Tlalocán, especie de paraíso, donde se incorporaban entre los astros. Para explicarse la ETERNIDAD [Cenmancanjelistli] habían supuesto que estaba dividida en cuatro ciclos, y que al terminar cada uno de ellos, el género humano debía ser arrojado de la tierra por medio de una revolución de todos los elementos.”(Diego Barros Arana, “Historia de América”, Editorial Futuro, Buenos Aires, 1962).